“Espero con ansias hablar con usted”, la invitación de Joe Biden a Donald Trump tras las denuncias de fraude



El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, le restó  importancia este martes a la negativa del mandatario Donald Trump de reconocer su victoria, y pronosticó que eso no tendrá muchas “consecuencias” en el éxito del proceso de transición.

Dijo que esperaba “con ansias” hablar con el mandatario republicano, quien aún no ha reconocido la victoria del demócrata. “Señor presidente, espero con ansias hablar con usted”, dijo que le diría a Trump.

“Simplemente creo que es embarazoso, francamente”, dijo Biden durante una rueda de prensa, cuando se le preguntó qué pensaba sobre la negativa de Trump a reconocer que perdió las elecciones del 3 de noviembre. “¿Cómo puedo decir esto con tacto?”, comentó. “Creo que no ayudará al legado del presidente”, ironizó.

Today, the Trump Administration is in court, attempting to eliminate the Affordable Care Act. Tune in as I discuss how my administration will expand access to quality, affordable health care. https://t.co/JB5uwBTKnd

— Joe Biden (@JoeBiden) November 10, 2020

Defensa al Obamacare

Biden defendió la ley de salud conocida como “Obamacare”, al mismo tiempo que la Corte Suprema escucha los argumentos del actual Ejecutivo para derogarla, en un nuevo round entre demócratas y republicanos tras la elección de la semana pasada.

En plena pandemia de coronavirus, la Corte comenzó a escuchar los argumentos de la Casa Blanca sobre la constitucionalidad de la ley ACA (Affordable Care Act), aprobada en 2010 y en virtud de la cual el Gobierno del entonces presidente Barack Obama buscó extender el seguro médico a personas que no podían pagarlo.

Desde que asumió el cargo, en 2017, Trump intentó destruir la ACA, primero erosionando una de sus disposiciones clave y luego buscando anularla por completo, respaldando una demanda en ese sentido de Texas y varios otros estados liderados por republicanos, precisó la agencia de noticias AFP.

Después de que tribunales y cortes de apelaciones se pusieran del lado de Texas, el caso fue apelado a principios de este año y llegó a la Corte Suprema, hoy con una mayoría conservadora tras el reperfilamiento ideológico que realizó Trump con sus tres designaciones respaldadas por el Senado.

Justamente todos los ojos estuvieron puestos este martes en la nueva integrante del tribunal, Amy Coney Barrett, cuyo nombramiento el republicano se apresuró a hacer aprobar en octubre, días antes de las elecciones, con el objetivo de que interviniera en caso de litigios electorales y en el caso de la ACA.

En la primera parte de la audiencia algunos jueces demostraron que las posiciones son variadas.

El juez conservador John Roberts -una figura que ha sabido sorprender y votar junto a sus pares más liberales- adelantó que el avance sobre la ley de salud parece buscar una reforma que no se consiguió en el Congreso, una denuncia que ya hicieron los demócratas.

“Francamente, creo que quieren que la corte haga eso y ese no es nuestro trabajo”, advirtió el magistrado, citado por el canal CNN.

Sin embargo, otro de los miembros conservadores, el juez Clarence Thomas, argumentó que aún si la obligación impuesta por la ley para contratar una cobertura médica ya no conlleva una sanción, igual podría generar un daño a los individuos.

Mientras avanza la audiencia de la corte, Biden dio un discurso para defender la ley ACA que él también impulsó en su momento como vicepresidente de Obama, aunque con una “opción pública” que permitiría a más personas optar por un seguro médico patrocinado por el Gobierno.

El “Bidencare”, tal como llamó durante su campaña, permitiría opciones más accesibles para los que no pueden pagar un seguro privado, incluyendo aquellos que tienen condiciones de salud preexistentes y reducir los costos de los medicamentos con una mayor regulación estatal y competencia de proveedores.

El discurso de Biden refleja la importancia que le está dando a la atención médica mientras se prepara para asumir el cargo en enero en medio de la peor pandemia en más de un siglo.

El lunes inició formalmente la transición nombrando a un comité de expertos contra el coronavirus en momentos en que Estados Unidos superó los 10 millones de casos y se afianza como el país más golpeado por la pandemia.

Más de 20 millones de estadounidenses están asegurados hoy por la ley,incluidos los adultos pobres que accedieron al programa Medicare, que normalmente está abierto solo para personas jubiladas mayores de 65 años; los jóvenes de 26 años o menos a los que la ACA cubre a través del seguro de sus padres; y personas cuyas condiciones médicas preexistentes llevaron a que se les negara un seguro médico comercial.

Fuente: agencias.

Mirá también Mirá también

AFG

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *