Coronavirus: en un operativo monumental, Gran Bretaña ya se prepara para comenzar a vacunar en diciembre



Gran Bretaña se prepara para comenzar a vacunar contra el coronavirus en diciembre, luego que los reguladores la aprueben al final de noviembre.

“Los reguladores podrían aprobar una vacuna unos días después de que se conozcan los resultados finales”, dijo el secretario de Salud británico, Matt Hancock. Insistió en que el NHS estaba listo para comenzar a vacunar el próximo mes. Pero advirtió que sería una “gigantesca operación logística” administrar millones de dosis rápidamente.

Los ministros están enormemente conmovidos por el anuncio de Pfizer de que, según los resultados preliminares, su vacuna parece tener un 90 por ciento de efectividad. Pero, al mismo tiempo, están tratando de moderar las esperanzas sobre la velocidad a la que se puede aplicar la vacuna.

Si bien algunas dosis podrían entregarse en los hogares de ancianos el próximo mes, Hancock dijo que esperaba que la mayoría de las vacunas se llevaran a cabo el próximo año.

“El NHS estaría trabajando siete días a la semana, ejecutando programas de vacunación”aseguró. Los centros de vacunación serán como ir a McDonald’s: un ”drive in” a los centros de vacunación para evitar contagios. Se considerarían una forma de dar a millones de personas dos dosis, con tres semanas de diferencia.

El anuncio se produjo cuando los últimos datos mostraron que el número de muertes registradas semanalmente en Gran Bretaña, que involucran a Covid-19, superó las 1.000 por primera vez desde junio. La Oficina de Estadísticas Nacionales dijo que se registraron 1.379 muertes en la semana que terminó el 30 de octubre.

Pfizer y su socio alemán Biontech, fundado por los investigadores turco alemanes Ozlem Tureci y Ugur Sahin, anticipan suministrar diez millones de dosis a Gran Bretaña para finales de año. Uno de los desafíos para el NHS será distribuirlos. Cada persona vacunada requiere dos dosis.

En Gran Bretaña mueren más de 1000 personas por semana por Covid. Foto: AFP

La vacuna Pfizer debe mantenerse a menos de 70 ° C bajo cero y no se puede sacar del almacenamiento en frío más de cuatro veces antes de inyectarla. Pero Hancock dijo que “durante las últimas 48 horas está bien tenerlo a una temperatura más alta, aunque todavía fría, de manera que los consultorios y clínicas de los médicos la puedan ofrecer ”.

Hancock dijo que había escrito a los médicos de cabecera británicos prometiéndoles un paquete de 150 millones de libras esterlinas para garantizar la entrega de la vacuna. “El NHS trabajará los siete días de la semana, por la noche, durante los días festivos para implementar esto”, dijo a Today en BBC Radio 4.

La vacunación implicaría una “combinación de hospitales y partes centrales del NHS (el servicio seguro de salud) , que tienen grandes sitios de vacunación”, que podrían extenderse a pabellones deportivos, estacionamientos, lugares que permitan el “drive in” en parking o grandes espacios, así como médicos de cabecera, farmacéuticos y llevar la vacuna a las personas en residencias de ancianos , que son los primeros en la lista de prioridades.

Hancock dijo a Sky News: “Le pregunté al NHS, el servicio de salud británico, que están apoyados por las fuerzas armadas en esto. Pero el NHS lidera mucho este esfuerzo para implementar la vacuna. Les pedí que estén listos desde principios de diciembre”, dijo .

Un plan que puede fallar

“Y, por supuesto, hay muchos obstáculos que aún deben superarse. No hemos visto todos los datos de seguridad. Obviamente eso es fundamental. No implementaremos una vacuna a menos que podamos confiar en su seguridad clínica. Pero también debemos estar preparados en caso de que una vacuna obtenga la licencia y supere todos esos obstáculos y esté lista para implementarla”, aclaró.

“Se esperan datos de seguridad para fin de mes”, declaró Hancock. “No autorizaremos una vacuna ,a menos que sea clínicamente segura, y no hemos visto los datos de seguridad finales. Entonces, ese es el mayor obstáculo por venir. Y si eso falla, no importa qué tan efectiva sea esta vacuna. No lo implementaremos”, aseguró.

Pero dijo que la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios estaba en estrecho contacto con Pfizer y otras empresas, que trabajaban en una vacuna, para asegurarse de que no tuvieran que esperar antes de mirar los datos y tomar una decisión.

“Eso significa que el regulador podrá emitir un juicio sobre si esto es clínicamente seguro, y no solo creer en la palabra de la empresa, sino hacerlo en cuestión de días, a partir de una solicitud de licencia formal. Porque ha estado haciendo ese trabajo en paralelo, en lugar de secuencialmente. Y eso mejorará radicalmente la velocidad a la que podemos hacer esto”, explicó didácticamente.

“Siempre hemos tenido claro que nuestra expectativa central para el lanzamiento de una vacuna en caso de que salga bien, la expectativa central de la mayor parte del lanzamiento y la implementación siempre ha sido en la primera parte de 2021 ” dijo el secretario de salud británico.

El papel del ejército

El Ejército participará activamente en la vacunación. Ya ha sido entrenado para ello. En estas horas está instalado en Liverpool, haciendo un testeo masivo a la población y se ha instalado en el estadio deportivo de Anfield.

Los vacunadores trabajarán a través de una lista de prioridades, que prevé vacunar al personal del NHS y al personal hospitalario junto con los residentes de hogares de ancianos mayores de 80 años, y luego reducir el rango de edad para llegar a los vulnerables de más de 65 años.

“Es un poco como abordar un avión cuando primero llaman a los pasajeros que quieren y, después, llaman a los pasajeros que quieren abordar”, clarificó.

El proyecto es que los médicos locales generalistas apliquen al menos 975 dosis a la semana, entre las 8 de la mañana a las 8 de la noche, siete días a la semana. Cada consultorio debe tener una heladera desde el 1 de diciembre con esa capacidad. Cada práctica va a recibir 12,50 libras por cada dosis aplicada. Lo que quiere decir que recibirán 25,16 libras esterlinas por cada paciente vacunado con las dos dosis, con diferencia de tres semanas cada una.

París, corresponsal

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *