Will Smith se perdió dar la bofetada intelectual

Lo que pasó con Will Smith fue una locura. El actor tuvo tiempo para pensar en lo que iba a hacer desde que se levantó de su butaca hasta que llegó a abofetear a Chris Rock. ¿Por qué no le dio una cachetada intelectual, respondiéndole cómoda y tranquilamente al comediante desde su butaca, “te voy a contar sobre la enfermedad de mi mujer”?

¿Qué hubieran hecho Ricardo Darín o Pablo Echarri en una situación similar, si atacaban verbalmente a Florencia Bas o Nancy Dupláa?

Menos mal que a Will Smith el Oscar por su actuación en Rey Richard se lo dieron después, porque si le pegaba con la estatuilla de 3 kilogramos…

La secuencia del bochornoso acto de Will Smith. Fotos Reuters

La secuencia del bochornoso acto de Will Smith. Fotos Reuters

Cuando ocurrió el hecho, los que cubríamos la ceremonia televisiva intercambiábamos pareceres. “Está guionado”, dijimos, porque en verdad, que un intérprete como Will Smith hiciera lo que hizo no se le podía ocurrir ni siquiera a los afiebrados guionistas de la ceremonia televisiva, que hubieran hecho cualquier cosa con tal de que el rating escalara y abandonara el oprobioso piso de la entrega de 2021, que había sido paupérrimo.

Pero no. Cuando gritó aquello de “Sacá el nombre de mi mujer de tu puta boca”, y lo repitió, comenzaron las dudas.

Jada Pinkett Smith, al llegar al Dolby Theater. Foto AP

Jada Pinkett Smith, al llegar al Dolby Theater. Foto AP

Yo pensé: claro, dejaron afuera de la entrega televisada los ocho rubros para darle más espacio a este sketch cómico.

Pero no.

Will Smith y su esposa Jada Pinkett Smith, en la fiesta de Vanity Fair post Oscar. Foto Reuters

Will Smith y su esposa Jada Pinkett Smith, en la fiesta de Vanity Fair post Oscar. Foto Reuters

Ciertamente, Smith hubiera quedado como el héroe de la gala, y no como el desenfrenado y prepotente justiciero que salió a defender el honor de su esposa a los golpes.

Imagínense si, con los micrófonos abiertos, el actor de Soy leyenda -que ahora quedó lejos de convertirse en una- se hubiera calmado y le hubiera dicho a Chris Rock y a los millones de televidentes en todo el mundo “Te voy a contar por qué mi esposa está calva, te voy a explicar en qué consiste la enfermedad que padece”, y acto seguido, lo hubiésemos escuchado con atención.

Y aplaudido.

Y Chris Rock se hubiera sentido pésimo.

Otras opciones

Otra opción que pudo manejar Smith, pero se ve que en los Estados Unidos no es tan común como en la Argentina, es haberle dicho, a los gritos también si quería, “te espero a la salida”. Hubiera estado igual de mal si lo golpeaba afuera del Dolby Theatre, pero a lo mejor, quién sabe, se atemperaban los ánimos y solo discutían.

Otra diferencia entre Hollywood y el conurbano bonaerense es que en el teatro Dolby no había guardias de seguridad cercando el escenario. A nadie se le hubiera ocurrido que un individuo subiría al mismo para pegarle a otro que estaba en situación indefensa.

En la Argentina, ya sabemos que hay gente corpulenta que es capaz de sacar a empujones al que se quiera acercar a su ídolo -dudo de que Will tenga a Chris como tal, pero bueno-. Cuestiones culturales.

Otro asunto es el escueto comunicado que difundió -dos horas después de ocurrido el hecho- la propia Academia de Hollywood.

“La Academia no aprueba la violencia de ninguna forma. Esta noche estamos encantados de celebrar a los ganadores de la 94.ª edición de los Premios de la Academia, que merecen este momento de reconocimiento por parte de sus compañeros y amantes del cine de todo el mundo”, se lee.

Son solamente nueve palabras referidas al escándalo. Nueve.

¿Me irá a decir algo? Chris Rock, segundos antes de recibir el derechazo de Smith. Foto EFE

¿Me irá a decir algo? Chris Rock, segundos antes de recibir el derechazo de Smith. Foto EFE

Will Smith se disculpó luego en su discurso de agradecimiento por el Oscar que ganó, por primera vez, por Rey Richard. Chris Rock dijo que no va a denunciarlo a la Policía de Los Angeles.

Sumado al tweet del hijo de Will Smith (“And That’s How We Do It”, o Así es como lo hacemos nosotros), no queda lugar para más palabras.

Ah, sí, que Jaden Smith actuó en la versión nueva de Karate Kid, producida por su padre Will.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *