Wesley Snipes y los rumores de que intentó estrangular al director de Blade: Trinity



En 2004, se estrenó la película Blade:Trinity, una historia de vampiros producida por Marvel. Y, por lo bajo, se dijo de todo sobre uno de los protagonistas, Wesley Snipes. Que se había portado “como un bicho raro” en el set de filmación, que trabajar con él “fue una pesadilla”, que había intentado “estrangular” al director, David Goyer.

En una entrevista concedida a The Guardian, el actor negó las acusaciones en su contra.

Según él, el principal creador de esas “leyendas” fue Patton Oswalt, quien interpreta a Hedges en Blade: Trinity.

“Claro, un tipo de la comedia, una autoridad absoluta para hablar de mí”, dijo Snipes con ironía.

Wesley Snipes, en “Blade Trinity”.

Ta como relató Oswalt, Snipes intentó estrangular a Goyer durante la producción. Y no fue lo único, ya que el mismo actor confirmó que Snipes se comportó de mala manera, y que ni siquiera les habló a sus compañeros de elenco.

Esta historia se ha adornado y cambiado a lo largo de los años. Incluso, hay declaraciones y artículos que hablan de alcoholismo y constantes cambios en el guión que llevaron a destruir el filme en su forma final.

“Dejame decirte una cosa. Si hubiera intentado estrangular a David Goyer, probablemente no me estarías hablando aquí y ahora. Un negro con músculos estrangulando al director de una película va a ir a la cárcel, te lo garantizo”, agregó Snipes en su charla con el diario inglés.

“Además, es absurdo. Les recuerdo que fui uno de los productores ejecutivos del proyecto. Tuve en mis manos la aprobación del director por contrato. Yo no era sólo el actor contratado. Tenía autoridad para decir, dictar, decidir. Este fue un concepto difícil de entender para mucha gente”, afirmó el actor y productor de la película.

Patton Oswalt, quien acusó a Snipes.

Snipes cree que muchos vieron con malos ojos que un negro tuviera tanto poder en el set.

“Esto es parte de los desafíos que nosotros, como afroamericanos, enfrentamos aquí en los Estados Unidos: estas microagresiones. ¡La presunción de que un hombre blanco puede hacer una declaración y esa declaración es la verdadera!”, argumentó.

Según él, Oswalt dijo algo a la prensa, y de forma automática, todo se dio por válido sin chequear nada.

Las otras versiones y desmentidas no tuvieron el mismo efecto, y eso, de una forma u otra, condenó a la película.

“¿Por qué la gente cree que su versión es verdadera? Porque están predispuestos a creer que el negro siempre es el problema. Y todo lo que se necesita es una persona, en este caso el señor Oswalt, a quien realmente no conozco en persona lo suficiente. Apenas puedo recordarlo en el set, pero es fascinante que su declaración por sí sola alcanzó para que la gente dijera: ‘Sí, Snipes tiene un problema'”, concluyó.

Por estos días, el actor está retomando su carrera. Trabajó con Eddie Murphy en Dolemite Is My Name y Coming 2 America. Y afirmó que sus años malos, en los que fue acusado de evasión de impuestos y otros fraudes fiscales, quedaron atrás. Pero tiene la espina clavada con Blade: Trinity, una producción que según él no salió bien y que fue injustamente criticada por comentarios racistas.

WD

Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *