Vuelve el teatro: qué se puede ver este fin de semana en la ciudad



Vuelve a subir el telón. De a poco y con protocolos sanitarios, la actividad teatral regresa luego de ochos meses de teatros cerrados. Este viernes 13 de noviembre serán las primeras funciones, en el Multiteatro y el Broadway. Y mañana se sumará el Teatro San Martín.

Con el visto bueno de las autoridades sanitarias publicado en el Boletín Oficial, las actividades teatrales y musicales en las salas tradicionales podrán retomar su actividad. Pero deberán cumplir con los protocolos que establezca cada jurisdicción.

De esta manera, el viernes 13 subirán al escenario del Multiteatro, El acompañamiento, con Luis Brandoni y David Di Napoli. El clásico de Carlos Gorostiza también es dirigido por Brandoni.

Y en el Broadway estará la obra de Flavio Mendoza, Un estreno o un velorio, una comedia con el propio Mendoza junto a Carmen Barbieri, Georgina Barbarossa, Raúl Lavié y Nicolás Scarpino.

Las entradas se adquieren por Internet ya que, por ahora, las boleterías no estarán habilitadas. Ambas obras también tendrán funciones, sólo una por día, sábados y domingos.

Mañana sábado también se sumará a este regreso Happyland, en la Sala Casacuberta del Teatro San Martín. En la obra escrita por Gonzalo Demaría y dirigida por Alfredo Arias actúan Alejandra Radano, Josefina Scaglione, Carlos Casella, Marcos Montes, María Merlino y Adriana Pegueroles.

Happyland. El music Hall en torno a la figura de Isabel Perón, el sábado 14 en el San Martín. Foto / CTBA Carlos Furman

La función de Happyland, que se iba a grabar en una versión para streaming, por esta semana será sólo para invitados, como para ir rompiendo el hielo.

Un dato muy importante es que en todas las salas tanto comerciales como en las del teatro oficial, el aforo se reduce al 30 por ciento, para dejar espacio entre butacas como lo indica la distancia social.

En la Casacuberta, sólo habrá 130 butacas habilitadas y separadas en grupos de dos, con dos butacas entre medio y fila de por medio.

Por otra parte, algunas escenas de Happyland, se modifican por la proximidad entre los actores y actrices aunque eso no altera esencialmente la obra.

Lentamente, mientras las salas se van reacondicionando para recibir al público con las nuevas normas sanitarias, se anuncia que esta semana también volverán a los escenarios Julio Chávez y Alejandra Flechner con Después de nosotros, el miércoles 18 en el Paseo La Plaza, y el 21, en el Chacarerean, Mauricio Dayub con El Equilibrista el sábado 21.

🎭🎼 A medianoche. La publicación en el Boletín Oficial de la Nación habilitó la actividad teatral y musical con público en las salas de espectáculos del país, dejando de ser actividades clausuradas.Ahora dependerá de las normativas de cada jurisdicción. https://t.co/ADYvgkY1qH

— Multitabaris/Multiteatro Comafi (@multiteatro) November 13, 2020

La actividad teatral fue una de las más afectadas por la pandemia y sus consecuencias, debido a las restricciones impuestas por el aislamiento social.

En los últimos meses, mientras la mayoría de las actividades iban retomando algo de su normalidad, los artistas comenzaron a reclamar para poder regresar, de alguna manera, al trabajo. El lunes 9, incluso, se realizó una marcha donde artistas y trabajadores del teatro se dieron cita en la calle Corrientes para pedir por la reapertura de las salas.

En su cuenta de Twitter de Multiteatro, el productor Carlos Rottemberg, expresó el alivio por el retorno de la actividad. “A medianoche. La publicación en el Boletín Oficial de la Nación habilitó la actividad teatral y musical con público en las salas de espectáculos del país, dejando de ser actividades clausuradas.Ahora dependerá de las normativas de cada jurisdicción”.

Cientos de personas del ambiente artístico teatral y musical celebraron, antes de dormirse anoche, el levantamiento de la clausura que regía sobre estas actividades artísticas en las salas de espectáculos del país”, dice Rottemberg.

Y reflexiona sobre lo que seguirá luego de la reapertura. “Ante la pregunta recurrente sobre si es sustentable económicamente este regreso, con aforo limitado y demás costos para adaptarnos al protocolo sanitario, queda a la vista la realidad negativa que antecede a la respuesta”.

Y agrega: “Sin embargo, escuchar hasta el llanto mismo a actrices, actores, músicos, técnicos y más personas de la profesión en esta madrugada confirma, además de la angustia contenida en estos meses, que haber trabajado a conciencia, privilegiando lo sanitario, hoy nos premia en la cuota parte que nos toca a cada uno por el trabajo realizado. El desahogo de tanta gente justifica ampliamente la tarea realizada”.

Protesta de Actores en Av Corrientes y Libertad. Foto Germán García Adrasti

Luego de ocho meses exactos (desde el domingo 15 de marzo) que las salas del país quedaron vacías por las medidas de aislamiento social. Se sabía que, siendo de las primeras actividades consideradas no esenciales, que cerraban también serían de las últimas en retomar.

La espera se hizo larga y angustiante por la falta de ingresos para la enorme mayoría de los artistas y trabajadores del sector. Los productores también mostraron su preocupación a la vez que acataron las directivas sanitarias para resguarda la salud de espectadores, artistas y trabajadores.

“Ahora viene el encarar otro paso enorme: lograr ir moviendo esta rueda despacio, pero sostenidamente, poniendo ingenio en ir logrando hacer coincidir las necesidades de trabajadores y empresas para ensamblarlas con los posibles futuros espectadores”, dice Rottemberg.

El productor suma un dato importante, que es parte del fenómeno teatral de la Ciudad de Buenos Aires, el del teatro independiente que, por capacidad edilicia y por falta de recursos para reacondicionar los espacios, aún tiene un panorama complicado.

Desde el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires prometieron que les brindarán ayuda para poder reabrir y también habrá espacios públicos que les prestarán para no quedarse afuera de la actividad. 

Como explica Rottemberg: “No será tarea sencilla. El punto al que hay que prestarle más atención es al movimiento teatral independiente, el de las salas pequeñas, que si bien han participado en estas gestiones y consensos son quienes tienen menos plafón para su subsistencia”.

WD

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *