Vivos, un festival de artes escénicas con espíritu solidario



Piano Piano, de Valencia, en el Festival Internacional de Teatro Vivo

“Algo que nace desde el espíritu solidario siempre es una buena idea”, dice Ricardo Behrens, el director de Vivos, Festival Internacional de Artes Escénicas a total beneficio de la Casa del Teatro de Argentina que tendrá lugar entre el jueves 17 y el domingo 20 de diciembre. En la programación del festival, que podrán ver exclusivamente en streaming aquellos que compren sus tickets en la página oficial, aparecen once obras, cuatro de ellas argentinas, “pero elegidas con un criterio federal”, según remarca el propio Behrens: “Privilegiamos a gente que trabaja en teatro en diferentes provincias argentinas y normalmente no tiene la oportunidad de mostrarse acá en Buenos Aires -agrega-. Y todos los espectáculos que convocamos tienen como factor común la excelencia. No hubo convocatoria previa y un jurado para elegir los materiales que se van enviando, como es habitual, porque tuvimos esta iniciativa y quisimos resolver todo lo más rápido posible, dada la urgencia por la que pasa hoy la Casa del Teatro. Nadie va a percibir un honorario, es un evento puramente solidario. Yo puse a disposición todos los contactos que tengo en distintos lugares del mundo y logré que se sumen compañías muy prestigiosas. Quedó armado un festival muy diverso, con muchas estéticas diferentes, que es algo que me interesaba especialmente”.

En ese mapa caracterizado por la variedad de oferta teatral de la que habla Behrens conviven el humor de Piano, Piano, donde el español Carlés Castillo encarna a una diva del canto lírico en un espectáculo cargado de humor absurdo, una versión de un clásico de Shakespeare (Rey Lear) de una compañía sanjuanina dirigida por Ariel Sampaolesi, un monólogo colombiano que tiene como el eje el tema del femicidio (Luciérnaga, escrito y dirigido por Adriana Muñoz Quijano y protagonizado por Sandra Lorena Zapata), una obra que actualiza las vivencias de la comunidad gay brasileña en los años 80, la época en la que explotó la pandemia de VIH/sida y la discriminación era moneda corriente (Hommens Pink, de Renato Turnes) y otra de danza contemporánea de autoría colectiva inspirada libremente en la novela El entenado, de Juan José Saer (la rosarina Cinco ficción física).

Las Lalas, de la Patagonia

“Son obras que tocan temas muy actuales, muy vigentes -asegura Behrens-. Y además hay un foco especialmente dirigido a la relación teatro/tecnología, que se transformó notoriamente a partir de la cuarentena. De hecho, en uno de los espectáculos -Todo por culpa de ella, producida por el Teatro del Galpón, de Uruguay- la protagonista es una mujer que crea un personaje en Internet para poder comunicarse con su hijo, con el que no logra establecer de otra manera un vínculo sano y fluido. Es una programación heterogénea, con buenas dosis de humor y de tragedia”.

Para organizar este evento solidario, Behrens trabajó codo a codo con Pedro Scarano, el actual CEO del Complejo Teatral Regina, donde funciona también la Casa del Teatro, y con la presidenta de esta institución fundada en 1938, Linda Peretz. En la Casa del Teatro, que ocupa un sector de un edificio de diez pisos diseñado por Alejandro Virasoro en Avenida Santa Fe 1243, se aloja actualmente a un grupo de 40 personas de edad avanzada que pertenecen a la comunidad artística y no tienen vivienda ni recursos suficientes para procurársela. También funciona en el lugar un museo y una biblioteca.

Según la perspectiva de Behrens, quien desde fines de los 80 viene acumulando experiencia en la Argentina y el exterior (trabajó en España, Colombia, Chile y Brasil) en torno a la investigación de la improvisación como proceso de búsqueda en el campo del teatro, el festival Vivos “tiene un nivel superlativo y es una oportunidad única para conocer producciones que de otro modo no llegarían a Buenos Aires”.

También vale la pena tener en cuenta los dos conversatorios programados en el marco del festival: uno en la apertura, con el crítico Jorge Dubatti, que tendrá como tema principal la adaptación del teatro al nuevo contexto provocado por la pandemia y la proliferación de nuevos formatos relacionados por el consumo cultural a distancia (el famoso “streaming”); y el otro en el cierre, que reunirá a programadores de festivales teatrales de México, Colombia, Brasil, Chile y España. “Es gente que casi no se conoce, así que Vivos estará tendiendo un puente entre todos ellos. El objetivo es que cuenten cómo es el panorama del teatro en cada uno de esos países y especialmente cómo se van acomodando a estos nuevos códigos que están apareciendo. Hay un género nuevo que no es teatro ni televisión ni cine. Sobre eso queremos reflexionar en conjunto con ellos”.

Homens Pink, de Brasil

Vivos. Festival Internacional de Artes Escénicas. Del 17 al 20 de diciembre. Entradas en http://www.vivos.ar/

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *