Virginia Gallardo y su cirugía con Lotocki: “Pasaron once años y sigo teniendo dolores”


Luego de la muerte de Cristian Zárate a causa de una cirugía realizada el viernes pasado por Aníbal Lotocki, Virginia Gallardo recordó su experiencia cuando el cirujano le hizo una intervención estética en los glúteos. “Pasaron once años y todavía tengo dolores con los que voy a convivir toda mi vida”, dijo la panelista de Intrusos, por América.

Gallardo contó que cuando llegó de su Corrientes natal, en 2009, convivía con María José, actual mujer de Lotocki. “Ella es tan víctima como nosotras porque tiene muchas cirugías y está llena de metacril. Tengo muchos datos que aporté en la Justicia. Convivía con la persona que vino de Corrientes como yo para trabajar como secretaria de Lotocki. Vivía a pasitos de lo que era su clínica en ese momento, veía pasar a las pacientes mientras tomaba mate. No quería operarme y me convencieron después de insistir durante varios meses. Mi caso tiene que ver con el metacrilato que me colocó en el cuerpo. Me puso anestesia local, yo estaba despierta y al rato me fui a mi casa como si nada. A los seis meses empezaron los problemas. Después de la operación tuve una rotura parcial del tendón que me tuvo paralizada muchos meses. Era el 2010 y yo estaba en Bailando por un sueño y estaba muy activa. No podía moverme del dolor. Ningún médico me quería atender porque era algo desconocido. Esa intervención me arruinó”.

Por ese entonces, Virginia Gallardo estaba en pareja con Ricardo Fort. “Él estaba en contra de que me hiciera esa cirugía igual que mi familia. Recuerdo que no podía ni levantar la pierna, y apenas podía caminar. Siempre digo que me quedaron dos pelotas, casi como una humorada pero es verdad. A pesar del dolor seguía bailando y a los cinco meses de la cirugía me desgarré. Tuve todo tipo de tratamientos. Fui a la clínica para que me dijera qué me pasaba, pero me decía que era común, una pavada y me seguía inyectando cosas. Después me enteré que eran analgésicos para que me callara la boca. Pasaron once años y sigo teniendo dolores. Sé que voy a convivir con ese dolor toda mi vida”.

LA NACIONConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *