Una niña llamada Daisy: Katy Perry y Orlando Bloom fueron padres y la cantante reencontró su sonrisa



Katy Perry dio a luz a una niñita llamada Daisy Dove Bloom. La buena nueva fue confirmada ni más ni menos que por su pareja Orlando Bloom, en un extenso posteo en su cuenta de Instagram.

Bloom, el actor británico de 43 años, compartió en sus redes la publicación de la organización benéfica Unicef, de la que la pareja es embajadora, confirmando la llegada de su hija, y lo hizo junto a una fotografía artística en blanco y negro, tomando la mano de la beba (la de Perry es la que tiene el delicado detalle de una flor en la uña del dedo gordo).

“¡Bienvenida al mundo, Daisy Dove Bloom! Nos sentimos honrados de presentar a la hija de los Embajadores de Buena Voluntad @KatyPerry y @OrlandoBloom”, comienza diciendo el posteo firmado por los padres flamantes.

Ver esta publicación en Instagram

#Repost @unicef ・・・ Welcome to the world, Daisy Dove Bloom! We are honoured to introduce Goodwill Ambassadors @KatyPerry and @OrlandoBloom’s new bundle of joy.⠀ ⠀ “We are floating with love and wonder from the safe and healthy arrival of our daughter,” Katy and Orlando told us.⠀ ⠀ “But we know we’re the lucky ones and not everyone can have a birthing experience as peaceful as ours was. Communities around the world are still experiencing a shortage of healthcare workers and every eleven seconds a pregnant woman or newborn dies, mostly from preventable causes. Since COVID-19 many more newborn lives are at risk because of the increased lack of access to water, soap, vaccines and medicines that prevent diseases. As parents to a newborn, this breaks our hearts, as we empathize with struggling parents now more than ever.⠀ ⠀ “As UNICEF Goodwill Ambassadors, we know UNICEF is there, on the ground, doing whatever it takes to make sure every expecting mother has access to a trained health worker and access to quality healthcare. In celebration of the heart we know our daughter already has, we have set up a donation page to celebrate DDB’s arrival. By supporting them, you are supporting a safe start to life and reimagining a healthier world for every child. We hope your ♥️ can bloom with generosity.⠀ ⠀ Gratefully-⠀ ⠀ Katy & Orlando.”⠀ ⠀ Please tap the link in our bio to support the most precious gift: a healthy child.

Una publicación compartida de Orlando Bloom (@orlandobloom) el 26 Ago, 2020 a las 9:31 PDT

“Estamos flotando con amor y maravillados por la llegada sana y salva de nuestra hija”. La publicación también hace referencia a una “buena experiencia” y a un “parto pacífico”.

Y agrega una líneas muy sentidas y muy actuales: “Sabemos que somos afortunados y que no todos pueden tener una experiencia de parto tan pacífica como la nuestra. Las comunidades de todo el mundo siguen experimentando una escasez de trabajadores de la salud y cada once segundos muere una mujer embarazada o un recién nacido, principalmente por causas prevenibles. Desde el COVID-19, muchas más vidas de recién nacidos están en riesgo debido a la mayor falta de acceso a agua, jabón, vacunas y medicamentos que previenen enfermedades. Como padres de un recién nacido, esto nos rompe el corazón, ya que empatizamos con los padres que luchan ahora más que nunca”.

Perry, de 35 años, contó por primera vez su embarazo al mundo en un video musical de su canción Never Worn White, en marzo, en la que la cantante habla de que ya está preparada para asumir determinados compromisos. “Quiero intentarlo contigo. No, nunca he vestido de blanco, pero estoy aquí esta noche, porque de verdad quiero decir sí quiero”.

Este año, la diva tuvo dos proyectos verdaderamente personales: Smile, su álbum nuevo, y un bebé recién nacido. El disco llegó a tres años del lamentable lanzamiento de Witness, álbum pretencioso, subestimado para algunos, pero para la mayoría un producto fallido que le hizo besar la lona en todos los charts. Es decir, un verdadero fracaso a nivel comercial donde a Perry se la notaba incómoda coqueteando con el hip-hop. Ese derrumbe de su carrera la llevó a dar entrevistas para confesar estar haber estado atravesando sus “tiempos más oscuros”.

“En 2017, 2018, pasé por una revisión de mi ego y realmente reprioricé lo que era importante y mi asociación con la validación, o mi relación con la validación. Simplemente ocurrió un cambio en mi vida y mi carrera. Ya no estaba llegando tan alto por mi propia cuenta como solía”, dijo Perry en una entrevista reciente.

La parejita feliz y solidaria. A tal punto, que UNICEF, organización de la cual ambos son embajadores, participó del anuncio del nacimiento de Daisy Dove Bloom. /Foto Chris Pizzello/Invision/AP

Y completó: “Como que había alcanzado la cima de la montaña. Había visto la vista. Me había acostumbrado a ella. Así que, claro, el universo decidió venir y decirme: ‘Muy bien cariño, vamos a resolver esto'”. la consecuencia, según contó la cantante, fue “un verdadero viaje emocional, psicológico y espiritual en esos años para encontrar” su sonrisa, “porque la había perdido”.

Por eso, Smile es la contracara en todo sentido: en su quinto álbum de estudio eligió darle salida a las ritmos urbanos y volvió a su trip dentro del pop más puro y duro. Basta de consideraciones sobre política, basta de compromiso social y basta de mensajes por elevación a vaya uno saber quién.

Ya embarazada de su primer hijo, quizás una de las mejores líneas de su álbum nuevo hagan referencia a este (re)nacimiento: “Mirame ahora/ Estoy en plena floración”.

“Todo este disco es mi viaje hacia la luz, con historias de resistencia, esperanza y amor”, anticipó la Perry, meses antes de ser mamá, y a poco de publicar su material más intimista.

Mirá también Mirá también

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2