Una exactriz contó los episodios violentos que vivió con Marilyn Manson: “Quería quemarme viva”


El cantante Marilyn Manson estuvo en el ojo del huracán durante los últimos días por las graves acusaciones en su contra, relacionadas con abuso sexual y violencia contra la mujer. Ahora se suma un nuevo testimonio: Jenna Jameson estuvo con el cantante en 1997 y, según ella misma contó, lo dejó “antes de que pudiera hacer más daño”.

Vale resaltar que la actriz y activista Evan Rachel Wood acusó a Manson de “abusar horriblemente” de ella durante varios años. Tras esta declaración, otras mujeres rompieron el silencio y relataron los vejámenes vividos durante su tiempo de convivencia con el cantante –varias, incluso, trabajaban con él–. Una de las denuncias más impactantes la hizo la exactriz porno Jenna Jameson en una entrevista con el diario británico Daily Mail.

En 1997, Jameson era una de las personalidades más reconocidas del ámbito del entretenimiento para adultos. En ese entonces tuvo una relación efímera con Marilyn Manson, quien, por su parte, adquiría cada vez mayor popularidad en la música.

La corta duración de la pareja se debió, entre otras cosas, a las dificultades que la exactriz tuvo que pasar. ”Nuestra relación era extraña. No salimos mucho porque terminamos después de que él dijera con indiferencia que fantaseaba con quemarme viva”, afirmó al citado medio.

Pese a ello, Jameson aseguró que nada de lo ocurrido durante su relación sucedió fuera del mutuo consentimiento, situación que no se dio en la acusación hecha por Evan Rachel Wood, que destapó los otros testimonios contra Manson. Sin embargo, decidió romper con él antes de que los retorcidos pensamientos del cantante pasaran a mayores.

”Una vez que comenzó a hablarme violentamente pensé: ‘Adiós, Brian (nombre real de Manson)’”. Jameson, además, indicó que el cantante solía comportarse con cierta violencia durante la intimidad.

Jameson y Manson se conocieron durante el estreno de una película para adultos, en 1997. Según contó la exactriz en su autobiografía, se unió con el cantante en una relación extramatrimonial, ya que ella estaba “infelizmente casada” con Brad Armstrong, un productor de películas pornográficas, de quien finalmente se divorció en 2001. ”Dado que mi matrimonio con Armstrong fue sin amor y sin sexo, comencé a ver a Manson de forma intermitente”, indicó Jameson en su libro.

Marilyn Manson durante un concierto en Colombia, en 2007Guillermo Legaria. EFE

En una de las ocasiones en las que se vieron, según relató la exactriz, hubo una serie de excesos debido al consumo de estupefacientes, tranquilizantes y otro tipo de analgésicos. Sin embargo, lo que la inquietó en principio fue que Manson quisiera hacerle una especie de “mordedura vampírica” en la parte inferior del brazo. Tras esta extraña petición vino la agresividad y, luego, los pensamientos piromaníacos.

Hoy en día, Jenna Jameson vive en Hawái. Se retiró de la industria para adultos en 2008 y decidió hablar sobre Manson después de escuchar otros testimonios que vinculan al cantante con prácticas de violencia psicológica y abuso sexual.

Brian Hugh Warner, conocido en el ámbito musical como Marilyn Manson, fue acusado, el pasado lunes, de abuso sexual por parte de Evan Rachel Wood. A la voz de ella se sumaron otras como la de Ashley Walters (fue asistente de Manson), la de Sarah McNelly y la de Gabriella, ambas artistas.

Todas denunciaron comportamientos violentos por parte del artista, quien, días después, publicó un comunicado en sus redes sociales en el cual aseguró: “Obviamente, mi arte y mi vida fueron durante mucho tiempo imanes de controversia, pero estas afirmaciones recientes sobre mí son horribles distorsiones de la realidad. Mis relaciones íntimas siempre han sido totalmente consensuadas con parejas de ideas afines. Independientemente de cómo y por qué, otros ahora eligen tergiversar el pasado, esa es la verdad”.

LA NACION



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *