Un año sin Marcos Mundstock, el gran amigo de las palabras


“Siendo Marcos una persona de tiempos lentos, me resultaba notable la velocidad vertiginosa que tenía durante las funciones para responder a cualquier hecho imprevisto que ocurriera en el escenario o en la sala, y siempre con enorme gracia”. La frase tiene una firma: Jorge Maronna, una de las personas que compartió con Marcos Mundstock varias décadas de escenarios y de amistad, desde que a fines de la década del sesenta fundaron el grupo Les Luthiers. Y así recuerda a su socio, el día en que se cumple un año de su partida.

Porque Mundstock fue, en las propias palabras de Maronna, un queridísimo amigo de toda la vida. “Además de extrañarlo en el teatro, añoro los incontables momentos divertidos y relajados que compartimos conversando, comiendo, paseando en los ratos libres de las giras”. Cuando Jorge habla de extrañarlo sobre el escenario es porque la vida artística de Les Luthiers continuó sin él. Ese fue el deseo de Mundstock, también lo fue de Daniel Rabinovich, fallecido en 2015, y es el de Carlos Nuñez Cortés, que hace algunos años, con 75 octubres sobre sus espaldas, decidió dar un paso al costado de las giras y los escenarios para seguir disfrutando de la vida de otra manera, sin la exigencia artística.

Es por eso que el grupo continúa con nuevas voces y nuevas caras, y con la guía de Maronna y de Carlos López Puccio, que siguen llevando el timón del proyecto. Si la pandemia lo permite, el año que viene podrán presentar un nuevo espectáculo (que es realmente nuevo, no es una antología). Mas tropiezos de Mastropiero estaba programado para abril del año pasado, pero el Covid-19 no lo permitió.

Será una novedad con el sello Les Luthiers que el grupo tiene gracias a cada uno de los integrantes que pasaron por allí. Marcos quizás haya sido el que más exposición ha tenido porque su voz fue el hilo conductor de la mayoría de los espectáculos del grupo. Una voz personal por su modo de decir, no tanto por el registro tan bajo de locución. Porque voces bajas hubo y habrá muchas, pero existen ciertos estilos que son inconfundibles. Así como el ciclo televisivo La aventura del hombre no hubiera sido lo mismo sin la voz irrepetible de Ernesto Frith, Les Luthiers no sería lo mismo sin la voz de Mundstock. Irrepetible, pero no irremplazable. Porque aunque él ya no esté y haya otras voces, el grupo tiene un ritmo y un modo de relato sin par que Mundstock dejó impregnado.

Les Luthiers, en Oviedo, antes de recibir el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2017Reuters – Reuters

“Marcos fue un humorista brillante, creador de magníficos textos en prosa, personajes inolvidables y magistrales letras de canciones -dice Maronna-. Fue también el actor más versátil de Les Luthiers, seguro y de gran presencia, y un locutor fuera de serie, con un hermoso timbre de voz y una manera inteligente y sensible de subrayar el sentido de los textos. Y siempre admiré su claridad de pensamiento, su honestidad y su sinceridad”.

Mundstock murió el 22 de abril de 2020, cuando la pandemia cambió el ritmo del planeta y la Argentina llevaba casi un mes de cuarentena y cierta sensación de letargo. Pero la noticia sacudió a los medios y al ambiente artístico, si bien ya se sabía que su estado de salud era delicado y que tiempo antes se le había detectado un tumor cerebral. Las repercusiones llegaron desde distintas partes del mundo. Las semblanzas sobre el personaje dieron cuenta de lo querido y admirado que era Marcos, y todo Les Luthiers.

En el texto, preciso, sensible y excelentemente bien documentado, que escribió Álex Grijelmo para el diario español El País, decía: “El buen humor está hoy desolado. Marcos Mundstock, el mayor ingenio de los juegos de palabras en lengua española, miembro del grupo Les Luthiers, ha fallecido este miércoles en Buenos Aires a los 77 años como consecuencia de una enfermedad que le fue descubierta en febrero de 2019. (…) Durante más de medio siglo, este descendiente de inmigrantes judíos procedentes de Polonia compuso malabarismos con el idioma español al elaborar los guiones de Les Luthiers, el grupo argentino que mezcla el humor culto con la música perfecta, y los instrumentos tradicionales con estrafalarios artilugios inventados. (…) Las palabras buscaban a Mundstock para que él las dotara de nuevos significados, sorprendentes y desternillantes, de modo que así pudieran ampliar sus propiedades y producir la risa del público. Se hicieron amigas suyas; y hoy deben de estar, por tanto, desconsoladas.”

MARCOS MUNDSTOCK DE LES LUTHIERS EN EL TEATRO COLISEO EL 28/6/96Patrick Liotta – Archivo

“Lo que quiero dejar aclarado es que para mí nadie muere, todos cambiamos de estado -dice el productor teatral Lino Patalano, que trabaja con Les Luthiers desde mediados de la década del noventa-. Creo que en ese cambio de estado la gente está con uno siempre. Por supuesto que de lo cotidiano uno extraña cosas. Extraño las charlas telefónicas con Marcos. Nos adoptamos mutuamente como hermanos. Y como los dos hablábamos italiano, el idioma se mezclaba todo el tiempo. Marcos estaba en todo, desde lo artístico a lo publicitario. En todo estaba”.

Marcos Mundstock y Lino Patalano

Pero si hay una anécdota que recuerda es la del momento que comenzó a trabajar con Les Luthiers. “Siempre admiré su organización y su modo de trabajo. Un día de 1996, Mundstock me dijo que tomáramos un café porque quería consultarme algo. Nos juntamos en el [teatro] Maipo y dijo que Les Luthiers quería que yo fuera su manager. Daniel [Rabinovich], que se encargaba de esa parte había tenido un infarto y por eso me llamaron. Y dije: bueno, vamos a jugar. Eso para mí era un posgrado. Fue todo tan espectacular que terminamos asociados”.

Marcos Mundstock participó del Congreso de la Lengua de manera virtual – Fuente: YouTube

Patalano también destaca las cualidades artísticas de Mundstock. Dice que fue irrepetible, como artistas de la talla de Niní Marshall: “El estilo, la voz, la presencia, los textos. Se juntaban todas esas cosas en una sola persona y eso es algo difícil de encontrar. Y creo que va a estar vigente siempre”.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *