Tras “Pollitos en fuga”, la nueva aventura de “Shaun”, por Netflix



La Compañía Aardman Animation, que se especializa en técnicas de claymation y stop motion con sus personajes de plastilina, nos ha dado maravillas como Pollitos en fuga y la serie de Wallace & Gromit, que también tuvo su largometraje. Su nueva producción es Shaun, el cordero: La película: Granjagedón, en la que el personaje del título regresa tras su primera película, en 2015, que fue candidata al Oscar en su rubro, pero que ganó Intensa mente.

Shaun: Granjagedón fue candidata este año al BAFTA a la mejor película de animación, y si bien sigue siendo un prodigio el trabajo artesanal, el filme apunta decididamente a un público más infantil que las anteriores realizaciones de la compañía fundada en Bristol, Inglaterra, y que también -y tan bien- hizo Lo que el agua se llevó.

Shaun es un personaje creado por Nick Park -autor de la historia de esta nueva película-. Habita una granja en el bosque de Mossingham junto a otras ovejas, y el perro del granjero no le permite al rebaño hacer actividades recreativas porque, recordarán quienes vieron la primera película, hacen desastres.

Una noche llega un extraterrestre al bosque. Y cuando Shaun consigue escapar del granero donde el perro las encerró, el alien se mete en el delivery de 3 pizzas con pepperoni que Shaun encargó por computadora, claro.

Porque recuerden que los diálogos son “inentendibles”: no están traducidos del idioma en el que hablan humanos y animales.

Entre parodias u homenajes, hay algo de Mickey (el planeta del que proviene el extraterrestre es redondo y tiene dos lunas como orejitas), más de E.T., 2001: Odisea del espacio, Señales, Hombres de negro, The X Files y, sí, para los memoriosos, otra de Spielberg: Encuentros cercanos del tercer tipo.

Cambiando los M&M por porciones de pizza, Shaun, que es fácil de reconocer porque es el único cordero con lana en la cabeza, traba amistad con el visitante, e intentará ayudarlo a regresar a su hogar.

En la nave espacial. Tres de los protagonistas del filme de Aardman, la compañía que ya nos dio “Pollitos en fuga”.

Mientras agentes están tras el alien, el granjero –que no sabe nada de lo que ocurre en su tierra- sueña con aprovechar la euforia por los ovnis para crear un parque de diversiones, de ahí el título, comprar una nueva cortadora de trigo… que le rompieron Shaun y el visitante azul, quien repite “som som”.

¿Cómo es que llegó?

Divertida, pero con la aclaración de que es más simple que otras joyas de Aardman, la nueva aventura de Shaun es para disfrutar en familia y dejarse llevar.

“Shaun, el cordero: La película: Granjagedón”

Buena

Comedia animada. Reino Unido, EE.UU., Francia, 2019. 86’, ATP. De: Will Becher, Richard Phelan. Disponible en: Netflix.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *