Tras la renuncia de Tantanian, el Cervantes tendrá dos nuevos directores



El Ministro de Cultura Tristán Bauer designó como directores del Teatro Nacional Cervantes a Rubén D’Audia y a Sebastián Blutrach, que trabajarán en forma conjunta.

Luego de la renuncia, la semana pasada, de Alejandro Tantanian, la nueva dupla asumirá al frente del teatro nacional. Tantanian, dramaturgo, actor y director, estuvo casi tres años como director del teatro.

D’Audía, Licenciado en Educación, fue gerente general del portal Educ.ar entre 2011 y 2015 y además, formó parte de varios filmes: Cuánto vale una heladera (2017), participó de la dirección ejecutiva de Sin voz (2009), fue asistente de dirección en Mishiadura y metejón (2004) y Nunca estuviste tan adorable (2006), entre otras.

Mirá también

Por su parte, Blutrach es productor de larga trayectoria, dueño del Teatro Picadero y actualmente se desempeña como presidente de la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales (AADET) y viene de familia de productores vinculados al quehacer teatral en la Argentina y en España.

La idea es que la dupla funcione de manera conjunta y complementaria, ya que el productor teatral se desempeñará como número dos, asesorando artísticamente a D’Audia, formalmente el número uno.

“Hoy tuvimos reunión con el ministro de cultura, Tristán Bauer, y nos presentó al nuevo director del Teatro Nacional Cervantes, el señor Rubén D’Audia, con quién mañana (por el jueves) tendremos una reunión para empezar a tratar la problemática que nos tiene en cese de actividades desde noviembre de 2019”, se publicó este miércoles en un comunicado de la Junta Interna de ATE, que nuclea a los trabajadores del teatro.

Aunar la calidad artística de las propuestas que se presenten en el teatro con las responsabilidades gremiales será el gran desafío del nuevo binomio a cargo del Cervantes.

En enero de 2017, Alejandro Tantanian asumió el cargo de director que dejó hace seis días y su paso dejó conforme al sector artístico. Pero fue cuestionado por varios problemas de gestión, que se agudizaron los últimos meses del año pasado y que condujeron al cierre del teatro los últimos dos meses de 2019.

Un paro de los trabajadores del teatro obligó a suspender las funciones de varias obras y algunas de las que estaban en cartel se quedaron sin poder concluir sus temporadas. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *