Tras el lanzamiento con Dave Grohl, Mick Jagger habló de la pandemia, el encierro y las teorías conspirativas


El mes pasado, Mick Jagger estaba sentado en su casa, viendo las novedades de la pandemia de coronavirus cuando se le ocurrió una idea para una nueva canción. Estuvo pensando en el tema durante todo el año pasado, tanto a nivel personal como global, y se dio cuenta que, mientras el mundo se ve afectado por los sucesos que marcaron estos meses, el regreso a la vida prepandémica avanza poco a poco. El resultado: “Eazy Sleazy”, una única canción grabada con Dave Grohl, que destaca las tragedias, los absurdos, las teorías conspirativas y la esperanza que Jagger empezó a sentir en los últimos meses.

“Shooting the vaccine/Bill Gates is in my bloodstream/It’s mind control (Darse la vacuna/Bill Gates está en mi torrente sanguíneo/Es control mental)”, canta Jagger en uno de los versos que el músico consideró “una burla a las teorías conspirativas”. “The Earth is flat and cold/It’s never warming up/The arctics turned to slush/The second coming’s late/There’s aliens in the deep state (La Tierra es plana y fría/Nunca se calentará/ Los árticos se derritieron/La segunda ola no llegará/Hay extraterrestres en lo profundo”. En otros versos, sin embargo, el líder de los Rolling Stones exuda optimismo por otros locos años veinte. “Todo se va a poner realmente extraño”, canta Jagger. “Va a ser un jardín de delicias terrenales”.

Después de escribir la música para esta canción poderosa y melódica, Jagger envió el demo a Grohl, quien dice que comenzó a trabajar en ella al día siguiente. “Es difícil expresar con palabras lo que significa para mí grabar esta canción con Sir Mick”, dice Grohl a ROLLING STONE. “Va más allá de un sueño hecho realidad”. El dúo intercambió varias partes el mes pasado, con Jagger en la voz y la guitarra y Grohl a cargo de la guitarra, la batería y el bajo.

Producida por Matt Clifford, colaborador musical de Jagger desde hace mucho tiempo, la canción es una versión más alentadora de “England Lost” y “Gotta Get a Grip”, dos temas con carga política que Jagger también lanzó como singulares en 2017. Jagger (quien, dicho sea de paso, está completamente vacunado) se puso al teléfono para hablar sobre “Eazy Sleazy”, anti-vacunas y la diferencia entre las administraciones de Trump y Biden.

RS- ¿Cómo surgió la canción?

MJ- Escribí la letra muy rápido. Sonaba realmente bien y pensé: “Tenés que publicarlo ahora porque no va a ser nada bueno en tres o seis meses”. Dije: “Me encantaría hacerlo con alguien realmente genial y que esté trabajando desde casa”. Sabía que Dave y Foo Fighters acababan de sacar un álbum, con lo que tendría el tiempo para hacerlo. Llamé a Dave y le dije: “Dave, ¿te interesaría?” Dijo [pone acento estadounidense]: “¡Sí, estoy realmente aburrido!” “Acabás de sacar un álbum”. “¡Estoy realmente aburrido! Quiero hacerlo. ¡Quiero trabajar!”. Le dije: “Bien, voy a mandar la canción”. Todo se hizo con bastante rapidez. A Dave le gusta porque es rockero. También me gusta ese sonido, asi que estuvo bueno.

RS- ¿Qué lo impulsó a escribir inicialmente la canción? ¿Hubo un evento en particular que vio o fue el sentimiento general durante el año pasado?

MJ- Escribí la mayor parte de la música primero con algunas de las letras y luego fui y llené los espacios en blanco. Pero sí, es una reflexión sobre el año pasado; las tensiones físicas y mentales que pesan sobre la sociedad. Todo el año, hemos estado haciendo esto y pasando por diferentes emociones, teniendo inicios y frenos en falso y aperturas y cierres. [Risas] A finales del verano pasado, todo parecía ir bien y la gente estaba saliendo y todo pintaba genial y luego, especialmente en Europa, todo se cerró de nuevo y no hubo ningún tipo de interacción social. Es mucho tiempo para que la gente tenga que soportar eso. [También] las profundas ramificaciones psicológicas que tiene en las personas y los niños que no van a la escuela y no socializan. No sabemos cuál va a ser el impacto [a largo plazo].

RS- ¿Y en lo personal? ¿Cuál fue su sentimiento general y su estado mental durante la pandemia?

MJ- Simplemente tratando de llevar los golpes. Lo primero fue pensar que todo iba a terminar en unas pocas semanas. Y luego te das cuenta de que será algo de largo plazo, así que decís: “Veo lo que va a pasar aquí: realmente no voy a poder hacer esto”. [Pasó de] “Tal vez sea un inconveniente” a “Se desató el infierno”. Entonces te sentís mal por tanta muerte acechando al mundo. Y, por supuesto, tampoco deseás ser parte de la estadística, por lo que también empezás a cuidarte.

La gente realmente está sufriendo en algunos lugares y no tiene las ventajas que tenemos nosotros. Entonces subís y bajás y tenés que adaptarte. Obviamente, tengo más suerte que la mayoría. Nunca había pasado tanto tiempo en el campo. Siempre tuve un lugar al que podía salir. La idea de estar encerrado en un piso de una ciudad sin poder salir -que era la realidad de muchos de mis amigos- debe haber sido realmente horrible. Extrañás ver gente; extrañás la conversación; extrañás la interacción; extrañás tocar música con la gente. Todo eso fue difícil. Pero no puedo decir que lo haya pasado mal. No era lo que quería, pero pude lidiar con eso porque tuve la suerte de poder tener estos lugares agradables para esconderme. Pero no todos los tienen.

RS- En el segundo verso se habla de bailes de TikTok, reuniones de Zoom, cocinar + grandes cantidades de comida, bebida y limpieza, parece reflejar lo que todos estuvieron haciendo encerrados y también burlarse de eso.

MJ- El primer verso trata sobre cómo el comienzo fue horrible y no podías creer que la gente estuviera muriendo. Fue impactante. La gente en el gobierno hablaba tonterías y cambiaba de opinión cada cinco minutos. En Inglaterra, fue todo un lío y bajo la administración de [Donald] Trump, se dijeron todo tipo de tonterías. ¿Recordás todas estas cosas que tenías que pensar? Las gráficas y los números. Luego llegamos a la situación en la que vivimos, así que ahora tenemos invitaciones para ver nuevas películas virtualmente: galerías de arte virtuales, estrenos de películas virtuales, conciertos virtuales.

Y después estuvieron las situaciones del tipo de “confinamiento prolongado”; ves a una chica linda, pero no podés correr ningún riesgo antes de la vacuna. Y luego todas las cosas tontas que podrías intentar hacer para pasar el tiempo porque sentís que tenés que “salir mejor de esto”. Todos intentaron hacer algo, ¿no es así? Cocinar y bailar y aprender mal otro idioma.

RS- ¿Usted mismo mejoró en algún aspecto durante la pandemia?

MJ- Realmente no, para ser honesto. No. Sería tan estúpido si dijera, [pone voz sarcástica] “Oh, sí. Mejoré. Fue un momento introspectivo para mí“. Es una locura; Quiero decir, se intenta aprender otro idioma y todo ese tipo de cosas.

RS- Cuando salieron “England Lost” y “Gotta Get a Grip” en 2017, usted habló sobre la “ansiedad [y] la falta de conocimiento de la cambiante situación política” y agregó: “Obviamente tenemos muchos problemas. Entonces, ¿soy políticamente optimista? … No.” ¿Se volvió más o menos optimista desde entonces?

MJ- En los Estados Unidos, parece haber algunas personas que quieren hacer las cosas bien y supongo que hay una gran oportunidad de salir de la pandemia y darse cuenta de lo que hay que hacer. No creo que lo haya hecho así la última administración, realmente te podías dar cuenta. Era como pasar de una semana a otra sin saber qué hacer. No había planes para nada. Y creo que al menos con esta administración, hay objetivos a largo plazo y cosas que deben arreglarse. No todas van a funcionar, pero al menos la gente lo está intentando. Soy mucho más optimista sobre Estados Unidos de lo que fui a esta altura del año pasado.

RS- Claro. En los últimos años, se mostró muy transparente respecto a su postura sobre Donald Trump.

MJ- ¡Nooo! No era para nada un fan. [Sube la voz] Y creo que simplemente lo arruinó todo. Solo estaba improvisando. Y no podés improvisar durante la pandemia. Eso no es lo que tenés que hacer. Trump al menos fue y apostó por todas estas vacunas, lo cual fue algo bueno. Y eso fue mucho dinero, y fue una buena apuesta. Y el gobierno dio un paso al frente tanto [en EE. UU. como en el Reino Unido] de muchas maneras. La diferencia fue que el Reino Unido, al principio, tuvo una implementación, que fue mucho mejor que la de EE. UU. La implementación en EE. UU. era simplemente inexistente al principio hasta que llegó la administración Biden. Pero, por supuesto, tenemos tantos otros problemas que la economía de estos dos países se ve muy afectada. Es un gran agujero del que salir.

RS- ¿Por qué decidió escribir sobre teorías conspirativas?

MJ- Simplemente parece ser que incluso las personas que conocés que son relativamente sensatas sobre muchas cosas tienen algo que no entienden. Tengo varios amigos y parientes y se dedican a estas cosas que simplemente no. No sé, son simplemente irracionales. Por supuesto, no tiene sentido hablar con esta gente al respecto. No lo entienden. Tienen lo que creen y creen en eso. Y no importa lo que digas, van a creer en eso. Y el pensamiento racional no funciona con ellos.

Incluso un país como Francia, que se enorgullecía de su racionalidad en el siglo XVIII, es el país más antivacunas de la democracia occidental. No es como si [las vacunas] fueran algo nuevo. Cuando era niño, que fue hace mucho tiempo, la gente moría de polio. Simplemente no estaban ahí al día siguiente. Y eso se erradicó mediante vacunas. Estos pobres niños estaban muertos o lisiados, y yo tenía muchos amigos así. ¿Preferiría tener una vacuna si tuviera un hijo o preferiría que sus piernas no funcionen? No podés discutir con estas personas. Así es como llegué a las teorías conspirativas; a través de los anti-vacunas. Incluso yo no lo mencioné en ese verso; probablemente debería haberlo hecho. [Risas]

RS- ¿Podemos retroceder un poco? ¿Dijo que tiene “amigos y parientes” que hablan con usted sobre teorías conspirativas?

MJ- AH, sí, hablé con anti-vacunas, sí.

RS- ¿En serio?

MJ- Si. Pero no se puede..

RS- Sin embargo, ¿cómo sucede eso? ¿En qué circunstancias habla Mick Jagger con los anti-vacunas? ¿Está respondiendo en Facebook?

MJ- No, no, solo por teléfono. Simplemente le digo a la gente: “¿Cuándo te vas a vacunar?”, así como pasando el tiempo. “No, no quiero recibirla”. “OK. ¿Por qué no? ¿Estás en la lista? “Mmm no, porque no estoy de acuerdo con eso”. Empecé a darme cuenta de que realmente había bastantes personas así. Tengo algunos de esos en mi círculo. Sin embargo, creo que en este caso, mucha gente al comienzo de este tipo de cosas, tal vez ni siquiera yo quisiera ser el primero en tomarlo. Después de un tiempo, algunas personas tal vez cambien de opinión sobre esto. Pero todos estos otros como, “Trump ganó las elecciones” y todas estas cosas, no me molesté en ponerlas en [la canción].

RS- Los versos de la canción representan situaciones deprimentes, pero el coro sigue siendo optimista.

MJ- Cada país es diferente, pero veo la cantidad de vacunas [aumentando] y los diferentes bloqueos y cambios de opinión y freno y cosas que se reanudan. Ahora parece haber una luz al final del túnel en muchos países. Pude ver esa luz, así que pensé en escribir una canción sobre todas las cosas que se experimentaron en el encierro y ahora espero que este sea el comienzo de una situación de un poco más de libertad.



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *