The Marvelous Mrs. Maisel 3: humor ingenioso, sátira y feminismo combinados en una fórmula infalible



La maravillosa Miriam Maisel sale de gira. Ahí la vemos en el hangar de una sede militar norteamericana, haciendo reír a los soldados al inicio de la tercera temporada. Es el primer monólogo desde que Shy Baldwin, la estrella de la canción romántica, le ofreció acompañarlo por Estados Unidos y Europa para que abra sus shows.

Cada vez más lejos de esa madre-ama de casa perfecta del sofisticado Upper West Side de Nueva York, escenario por excelencia en las dos temporadas iniciales, Mrs. Maisel (inspirada en Joan Rivers y Jean Caroll) parece destinada a convertirse en una estrella.

‘Midge’ (Rachel Brosnahan) pasará por Las Vegas, Los Angeles y Florida, con una breve parada en el nuevo bar de Joel Maisel (Michael Zegen), su ex esposo, quien se queda a cargo de los dos hijos de la pareja. Su confianza en el escenario va en aumento, pero le terminará jugando en contra en el último episodio de la entrega.

La genial Rachel Brosnahan compone a Midge Maisel, la comediante que en esta tercera entrega sale de gira.

Vale recordar que estamos en los inicios de la década del 60, una época en que las mujeres aspiraban básicamente a ser madres, vendedoras de cosméticos, secretarias o -en el mundo del espectáculo-, a cantar y bailar. Ella escapa a la media: intenta emprender la complicada ruta de la independencia y la autosuficiencia.

A través de las liberadoras rutinas de stand up de Midge, el feminismo continúa siendo el punto de vista central de estos nuevos ocho capítulos. Pero Miriam Maisel no es -aún del todo- una mujer empoderada y políticamente conciente de estar rompiendo estructuras hegemónicas para esos tiempos.

Sí entiende que su deseo es triunfar como comediante, y por eso ya no puede ser la misma que hace un año atrás, cuando su marido la engañó con su secretaria y su american way of life se hizo pedazos.

“Por primera vez en mi vida soy dueña de mi destino”, le dice a su invasiva madre, que considera a las mujeres humoristas como prostitutas. Es uno de los pocos diálogos ‘dramáticos’ de esta tercera parte.

Y allí reside la genialidad de la historia: no tomarse nada en serio, todo está cargado de una ironía ingeniosamente naive, rasgos distintivos de su protagonista, Brosnahan (a esta altura, resulta imposible imaginarse a otra actriz en este papel).

Mirá también

Hay una excepción dramática: breves menciones sobre la segregación racial y la dificultad de ser homosexual en esos años, encarnadas en Baldwin, cantante negro que, al parecer, está inspirado en Harry Belafonte, “el rey del Calipso”.

El otro gran acierto de The Marvelous Mrs. Maisel es el aporte clave de los roles ‘secundarios’, que en el caso de Susie (Alex Borstein), funciona casi como un coprotagónico. La hilarante representante de Midge empieza a entrar en las grandes ligas del espectáculo como manager de Sophie Lennon, enemiga de su clienta favorita.

También se destacan Abe (Tony Shalhoub) y Rose Weissman (Marin Hinkle), los padres de Miriam que atraviesan una crisis existencialista y empiezan a depender de otros –de sus consuegros y hasta de su propia hija- para mantener su elevado costo de vida.

Desde su debut en 2017, la música característica de los clubes de jazz, más la moda pin-up de la época son un aporte fundamental a la serie. En esta tercera parte se suma un evidente salto de calidad a nivel producción: se multiplican las locaciones y el despliegue de cámaras con largos planos secuencia y escenas coreografiadas que no escatiman en vestuario ni extras.

Mirá también

En el ‘debe’, podría argumentarse que luego de tres temporadas, la serie creada por Amy Sherman-Palladino (Gilmore Girls) no ha evolucionado demasiado en cuanto a trama.

Pero su fórmula, esa que le permitió ganar muchos premios (16 Emmy, 3 Globos de Oro), sigue sin agotar: humor ingenioso y satírico sobre dos temas sensibles como el feminismo y el judaísmo; una protagonista notable apoyada por un elenco donde nadie desentona; y un nivel de producción que se va nutriendo del éxito.

Ficha

Calificación: Muy buena

Comedia. Protagonistas: Rachel Brosnahan, Alex Borstein, Tony Shalhoub. Creadora: Amy Sherman-Palladino. Emisión: ocho capítulos disponibles en Amazon Prime Video.

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *