The Crazy Mozarts: payasos para hacer divertida la música clásica



Cuando se habla de música clásica, está en el imaginario de todos algo serio, formal, y para algunos que desconocen, hasta aburrido. Si se habla de circo, sin dudas vienen a la mente payasos, mucho color y rutinas alocadas. The Crazy Mozarts fusiona estos dos universos, que a simple vista poco tienen en común. “Hoy en día la riqueza está en como mezclás los ingredientes”, explica Sebastián Guz, clown de renombre internacional con más de 20 años de trayectoria en festivales de todo el mundo.

El guión sigue a dos payasos que quieren realizar un concierto de música clásica. Uno intenta que todo salga perfecto mientras que el otro no para de meterse en líos. Sin embargo, ante la adversidad, estos hermanos podrán ingeniárselas para que todo salga lo mejor posible.

Los dos protagonistas hablan sobre la importancia de la amistad y cómo superar adversidades. Se hace hincapié en la relación entre los personaje y cómo con paciencia pueden salir a flote.

Los protagonistas de The Crazy Mozarts, haciendo un número de malabares.

A diferencia del violín, la trompeta, la flauta y otros instrumentos, generalmente presentes en la música clásica, los protagonistas tocarán una batería con pelotas de rebote, los platillos con pelotitas de ping pong, un saxofón que hace levitar un planeta, y violines hechos con antorchas.

“Es un concierto hecho por payasos, donde se tocan instrumentos inverosímiles, no convencionales. Por lo general cuando se habla de música clásica se habla de gente seria, por como están vestidos, muy elegantes, la compostura, y justamente el payaso es una figura muy rica para romper e ir a lo opuesto”, dice Guz.

Entre piezas creadas por Mozart y algunas canciones escritas por Santiago Blomberg, se pueden apreciar típicos números circenses cómo una rutina de malabares con fuego o lanzamiento de pelotitas con la boca.

“Los payasos no sólo hacen reír, a veces detrás de sus bromas se esconden grandes verdades. El mundo necesita más humanidad y los payasos son un buen reflejo de nuestra existencia”, dice Guz.

The Crazy Mozarts estrenó en Francia e hizo gira por toda Europa.

Este género musical ha sido utilizado como recurso por varios dibujitos animados, entre ellos Tom y Jerry. “Es un buen imaginario para la comedia. La música y el despliegue de instrumentos es algo que atrae mucho a los chicos”, explica el intérprete de uno de los personajes principales.

Inspirada en las películas de Charles Chaplin y las aventuras de Mr. Bean, la obra no tiene texto. Para el actor y director ese es el mayor atractivo ya que la convierte en una historia de idioma universal. No importa la cultura o la edad, todos se ríen de las mismas cosas.

“La risa es una buena medicina. Le damos mucho valor a poder reír en familia. No hay muchos espectáculos donde todos se puedan divertir, es un gran valor que hay que defender. La risa une, cura. Nuestro trabajo también es eso, hacer soñar”, reflexiona Guz.

Desde que se estrenó en Francia en 2017, la compañía MundoCostrini, conformada por Romina Krause, Guz y Blomberg, llevó su show a varios lugares de Europa como Suiza, Alemania, Holanda, Portugal y también Israel.

Información

The Crazy Mozarts se presentará el sábado 14 de marzo en el Galpón de Guevara (Guevara 326), a las 20. Las entradas pueden conseguirse a través de Alternativa teatral a $400.

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *