Tensión con Hamas: “Debemos estar listos y armados para defender nuestro hogar”, dijo el presidente de Israel



TEL AVIV.- En el tercer día de ataques cruzados, y con la mirada de las potencias mundiales encima, hoy continúan los enfrentamientos entre grupos armados palestinos liderados por Hamas e Israel, que ya provocaron la muerte de al menos 50 personas, dejaron más de 300 heridos y encendieron las alarmas sobre la llegada de una “guerra a gran escala”. En este contexto, el presidente israelí, Reuven Rivlin, llamó a los ciudadanos a armarse para proteger el país.

“Debemos estar listos y armados, fuertes y decididos, preparados para defender nuestro hogar. Superaremos este tiempo de prueba y saldremos llenos de confianza y fuerza. Este país nos pertenece a todos, y más que nada debemos ser leales a él y a sus leyes”, escribió en su cuenta oficial de Twitter.

Asimismo resaltó que los disturbios actuales son causados por “una turba árabe incitada y sedienta de sangre”, que hiere a personas, daña propiedades e incluso ataca los espacios sagrados judíos, algo que calificó como “imperdonable”.

Por último, indicó: “Estamos con las familias en duelo, abrazándolas cálidamente con consuelo en este momento difícil y orando por la recuperación completa de los heridos”.

Ayer el presidente también había empleado sus redes sociales para referirse a la escalada de tensión en Medio Oriente y había pedido a los líderes árabes que hicieran todo lo posible para calmar la situación. “El pueblo israelí, judíos y árabes por igual, necesita escuchar una condena enérgica y clara de la violencia, del daño a las sinagogas, de este estallido de desorden”.

Las declaraciones de hoy de Rivlin se dieron tras una noche en que desde Gaza se siguieron lanzando hacia Israel cohetes, que causaron desde el lunes daños considerables que no se veían desde la guerra de 2014, con casas, coches e instalaciones petrolíferas destrozadas.

Los ataques aéreos israelíes son, según el Ejército, una respuesta a los “más de mil cohetes” de grupos armados. Según cifras oficiales, hasta ahora los enfrentamientos dejaron al menos 43 muertos en Gaza, entre ellos 13 niños, a los que se suman dos palestinos fallecidos en Cisjordania y cinco israelíes.

Tensión en Medio OrienteYOUSSEF MASSOUD – AFP

En detalle, unos 850 cohetes cayeron en Israel o fueron interceptados por el sistema de defensa aérea Cúpula de Hierro, y otros 250 se estrellaron en la Franja de Gaza, de acuerdo con el portavoz del ejército israelí, Jonathan Conricus.

La tensión cobró más fuerza el lunes por la noche, cuando Hamas lanzó varios cohetes como gesto de “solidaridad” con los más de 700 palestinos heridos en los enfrentamientos recientes con la Policía israelí en la Explanada de las Mezquitas, el tercer lugar más sagrado del Islam, situado en Jerusalén Este y anexionada por Israel en 1967.

Frente a la escalada, la comunidad internacional hizo un llamamiento a la calma, pero los bandos no dieron por el momento signos de apaciguamiento. Ante este panorama, ayer el enviado de la ONU para Medio Oriente, Tor Wennesland, alertó que Israel y Hamas se encaminan hacia una “guerra a gran escala”.

“Una guerra en Gaza sería devastadora y la gente pagaría el precio” en este enclave palestino, donde viven dos millones de personas, y que ya sufre de la pobreza y de una tasa de desempleo que ronda el 50%, dijo el diplomático horas antes de que la aviación israelí volara un edificio de 12 plantas en el que tenían sus oficinas altos cargos de Hamas y luego otro edificio de nueve plantas, en el que había un canal de televisión local, viviendas y tiendas.

Tras los ataques nocturnos, Hamas lanzó una nueva andanada de cohetes, de nuevo contra la ciudad Tel Aviv, pero también contra “más objetivos”. “Todavía hay muchos objetivos en la mira. Esto es solo el comienzo”, advirtió el ministro de Defensa, Benny Gantz, que fue jefe del ejército durante el último conflicto en Gaza en 2014.

Por su parte el primer ministro, Benjamin Netanyahu, aseguró que Hamas “será golpeado de una manera que no se espera”, frase que encontró respuesta en el líder del grupo terrorista, Ismail Haniyeh, quien declaró: “Si [Israel] quiere una escalada, estamos preparados”.

Tensión en Medio OrienteMOHAMMED ABED – AFP

Ante la violencia, el Consejo de Seguridad de la ONU celebrará hoy otra reunión de emergencia a puerta cerrada, la segunda en tres días, según fuentes diplomáticas. La primera reunión del lunes concluyó sin declaración común debido a las reticencias de Estados Unidos a adoptar un texto “en este momento”.

Fuentes diplomáticas afirmaron que la ONU, con la ayuda de Catar y Egipto, inició una mediación con las partes “afectadas” para lograr una distensión. Pero el portavoz del Ejército israelí dijo ayer sobre la mediación: “No creo que mis comandantes estén al tanto de ella ni particularmente interesados”.

Por su parte hoy también se refirió a los enfrentamientos el primer ministro británico, Boris Johnson, quien pidió a israelíes y palestinos a dar un paso atrás en el conflicto. “Insto a Israel y a los palestinos a que den un paso atrás y a que ambas partes den muestras de moderación. El Reino Unido está profundamente preocupado por el aumento de la violencia y de las víctimas civiles, y queremos que se produzca una urgente disminución de las tensiones”, declaró.

En la misma línea se mostraron el presidente ruso, Vladimir Putin, y su par turco, Recep Tayyip Erdogan, que llamaron a la “desescalada” tras una conversación telefónica. Ambos mandatarios “expresaron su gran preocupación por los combates que continúan, el creciente número de muertos y heridos”, y “llamaron a las partes a una desescalada de la tensión”, indicó la presidencia rusa.

Boris Johnson anunció la creación de un grupo de trabajo para desarrollar antivirales contra el coronavirus.

Agencias AFP y DPA

LA NACIONConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *