Super Bowl: así fue el impactante show de The Weeknd


Como es habitual en cada edición del Super Bowl, el show de medio tiempo fue uno de los principales ingredientes de la velada y, durante este año, el responsable del espectáculo fue The Weeknd. En una edición atípica para el evento deportivo, el músico supo brindar un imponente musical, que se desplegó a lo largo de varios puntos del estadio Raymond James.

Luciendo su saco rojo, con camisa y pantalones negros, el show comenzó con el artista descendiendo de un auto de lujo, para luego sentarse frente a una silueta blanca, que -poco a poco- bajaba hacia un coro integrado por figuras similares. Las gradas se abrieron y de ellas apareció nuevamente The Weeknd, que comenzó su interpretación. Los fuegos artificiales se sucedieron, hasta que -luego de varios minutos de música- él ingresó hacia una suerte de salón espejado, en el que jugó con un efecto de cámara en mano.

The Weeknd salió nuevamente hacia el escenario y continúo su interpretación, rodeado por una orquesta. En ese momento, la acción se trasladó al campo de juego, donde se encontraban decenas de bailarines que también lucían el característico saco rojo y camisa negra. Pronto, apareció entre ellos el músico y cantó sus siguientes temas, integrándose a una gigantesca coreografía de la que participaron todos los presentes en el césped.

Con el objetivo de lograr su visión de lo que debía ser un mega show, el cantante invirtió siete millones de dólares de su propio bolsillo. Procurando mantener las distancias, y mediante una coreografía que presentó a músicos y bailarines enmascarados, The Wekknd superó la prueba de brindar un espectáculo a la altura del Super Bowl, pero adaptándolo a las medidas de distancia que se exigen por la actual pandemia del coronavirus.

LA NACIONMás información



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *