Succession: retrato de Logan Roy, el padre que nadie querría tener



En estos momentos de cuarentena obligatoria​ hay tiempo de sobra y las series son una opción muy válida. Por eso aquí va una recomendación: vean Succession. Está disponible en HBO GO y en Flow (Canal 1 de Cablevisión HD).

Y para aquellos que la vieron y están ansiosos por el estreno de la tercera temporada, bien vale repasar las dos primeras, poniendo el foco puntualmente en el personaje de Logan Roy, el patriarca de la familia protagonista, interpretado por Brian Cox.

El viejo Logan es el que maneja todos los hilos de su emporio empresarial Waystar/Royco, que abarca desde distintos medios de comunicación y entretenimiento hasta parques de diversiones y cruceros, pero también los de su familia, principalmente de sus cuatro hijos: Shiv (Sarah Snook), Kendall (Jeremy Strong), Roman (Kieran Culkin) y Connor (Alan Ruck), el mayor, que en la segunda temporada regala unos momentos memorables con su delirante sueño de presentarse como candidato a la presidencia de los Estados Unidos.

De fiesta. La boda de Shiv, en el capítulo final de la primera temporada de Succession. Sonrisas y traiciones. Foto: HBO.

En el arranque de Succession (van estrenados 20 capítulos -dos temporadas- de 50 minutos, aproximadamente, cada uno) nos encontramos con un Logan con problemas de salud, a punto de cumplir 80 años. Al tiempo que Kendall, el señalado natural para ocupar su lugar en la empresa, espera que él de un paso al costado.

Rápidamente vamos conociendo su historia: nació en Dundee, Escocia, vivió la extrema pobreza, viajó junto a su hermano mayor a los Estados Unidos y allí logró el sueño americano, consolidando su emporio. Eso, sumado a su delicado estado, hace que en un principio nos pongamos de su lado, en contraposición a sus hijos, todos “niños ricos” que siempre tuvieron todo y ahora no ven la hora de hincar el diente y quedarse con su lugar, algo que ellos consideran natural.

Logan Roy y su hijo, Kendall. En “Successión” (HBO).

Pero a medida que va recobrando fuerzas se empieza a mostrar tal cual es y nos vamos imaginando cómo logró llegar adonde llegó. Política, negocios y dramas personales de una familia verdaderamente disfuncional se hacen presentes, y la percepción sobre Logan Roy se va modificando. Todo con una puesta de cámara vibrante y mucho ritmo, una de las claves de la ficción comandada por el británico Jesse Armstrong.

“Todo lo que hago, lo hago por mis hijos”, dice él en una sesión de terapia familiar (que aceptó no por convicción, sino para limpiar un poco la imagen de la empresa) y sus hijos se ríen. A esa altura ya está muy en claro que su gran prioridad es su ambición laboral, muy por encima de lo familiar.

Logan Roy y su hija menor, Shiv (Sarah Snook). En “Succession” (HBO).

Falsas promesas, golpes bajos, fomentar la competencia y rivalidad entre hermanos, sacrificios mediáticos… todo vale para Logan en su búsqueda por mantener en fila a sus herederos y utilizarlos para su conveniencia. Mucho -muchísimo- dinero, pero nada de afecto.

Dos ejemplos de su crueldad: la vez que dijo que no iba a ir al casamiento de Shiv con Tom (quizás el personaje más patético de las series del momento) si ella no dejaba de trabajar con un político que estaba denunciando las prácticas monopólicas de su medios. O la vez que mandó a Kendall y Roman a visitar a su madre y ofrecerle plata para que cambiara su voto como accionista a su favor.

Brian Cox, en los Golden Globe Awards 2020, donde fue reconocido por su trabajo. REUTERS/Mario Anzuoni

Todas estas situaciones interpretadas magistralmente por Brian Cox, que fue reconocido -por primera vez- como mejor actor de serie dramática de televisión en los últimos Globo de Oro, donde la serie también ganó como Mejor Drama, por sobre competidoras de peso: Big Little Lies, The Crown, Killing Eve y The Morning Show.

El plan de HBO era estrenar la tercera temporada de Succession (una de las cartas más fuertes de la cadena en la actualidad) en el segundo semestre de 2020, también junto a la comedia Barry. Pero la pandemia de coronavirus (Covid-19) retrasó todos los planes. La incertidumbre reinante en estos tiempos hace que no se pueda especular con ninguna fecha aproximada para el regreso de Logan.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *