Subastaron a Wilson, la pelota de vóley que acompañó a Tom Hanks en Náufrago: cuánto pagaron

La historia de amor entre Noland, el personaje que Tom Hanks encarna en Náufrago, el filme estrenado en el 2000 con dirección de Roger Zemeckis, y Wilson, la pelota de vóley que se convierte en su mejor compañero durante su larga estadía en la isla desierta a la que va a parar, es tal vez una de las más originales y conmovedoras de la historia del cine moderno.

La historia de Náufrago es la de Chuck Noland, un empleado de FedEx que tras haber salvado su vida de un accidente aéreo termina solo, en una isla tan paradisíaca como desierta. Frente a ese escenario de soledad, el hombre transforma una pelota de vóley en su compañero, amigo y confidente, al que bautiza Wilson, le dibuja una cara con su propia sangre y hace que le vayan creciendo el pelo.

De esa manera, estableciendo un diálogo por demás interesante, el protagonista busca esquivar la locura y le permite mantenerse más o menos en eje.

Tom Hanks, en uno de sus tantos trabajos consagratorios.

Tom Hanks, en uno de sus tantos trabajos consagratorios.

Un imán para los coleccionistas

Y como suele suceder con las películas que logran trascender su mero tiempo de exposición en los cines para convertirse en títulos siempre a mano para rescatar sus personajes como referencia para contar una y mil historias más allá de la original, Náufrago tiene, también, ese imán que atrapa a esa especie tan particular que integran los coleccionistas.

Pues bien, este martes 9 de noviembre, un coleccionista pagó la friolera de 311 mil dólares por Wilson, que fue subastado por la casa de remates y subastas Prop Store, con una expectativa inicial de obtener no más de alrededor de 80 mil dólares por su venta.

La descripción de la pieza decía: “La pelota de vóley de cuero blanco roto está muy ‘angustiada’, con algo de pintura para crear un aspecto desgastado y sucio. Hay una cara marrón oscura y roja en el frente, representando la huella de la mano ensangrentada de Chuck“.

Y sigue: “Cuenta con un par de ojos, nariz y boca descoloridos. En la parte superior se abre y se inserta una serie de tallos de tabaco para replicar la apariencia del cabello. Varios puntos están presentes en los bordes rasgados en la parte delantera de la bola alrededor de la abertura.”

Antes de abandonar la isla, Chuck deja su testimonio impreso en la piedra. Foto AP Photo/Dreamworks/20th Century Fox, Zade Rosenthal

Antes de abandonar la isla, Chuck deja su testimonio impreso en la piedra. Foto AP Photo/Dreamworks/20th Century Fox, Zade Rosenthal

Una de tres

Además, en referencia al momento en el que se utilizó la pelota en cuestión -fueron tres, las que se habrían usado a lo largo de la producción-, el post aclaraba: “Esta versión de Wilson fue colocada en el agua durante largos períodos durante el rodaje.”

En consecuencia, advertía que “la forma general de la bola se combinó ligeramente, y los detalles faciales se volvieron algo borrosos en comparación con las tomas anteriores en la película.”

Lo cierto es que esta versión de Wilson subastada por Prop Store, un sitio con sede en Londres y en Los Angeles fundado por Stephen Lane, un cinéfilo cuya pasión lo llevó a coleccionar elementos de sus películas favoritas hasta convertir su hobbie en una rendidora fuente de ingresos, no es la primera que llega a la instancia de subasta.

De hecho, en 2001, a poco del estreno de la película uno de los tres balones que protagonizaron el filme fue vendido por 17.800 dólares. Una clara evidencia de cómo aumentó la cotización de la memorabilia de Náufrago a través del paso del tiempo.

"Finch" es la nueva película protagonizada por Tom Hanks en Apple TV+

“Finch” es la nueva película protagonizada por Tom Hanks en Apple TV+

Por su actuación en el filme, Tom Hanks fue nominado al Mejor Actor en los Premios de la Academia de 2001, pero no le alcanzó para superar en la contienda al imponente Russell Crowe de Gladiador. Actualmente, el actor protagoniza la película de ciencia ficción Finch, donde interpreta a un ingeniero robótico en un páramo post-apocalíptico.

E.S.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *