Streaming: One Night in Miami es potente retrato de una reunión cumbre



One Night in Miami es potente retrato de una reunión cumbre

One Night in Miami (EE.UU. / 2020). Dirección: Regina King. Guion: Kemp Powers. Fotografía: Tami Reiker. Elenco: Kingsley Ben-Adir, Eli Goree, Leslie Odom Jr., Aldis Hodge. Duración: 114 minutos. Disponible en: Amazon Prime Video. Nuestra opinión: muy buena.

One Night in Miami -dirigida por Regina King, la reconocida actriz de Ray y Watchmen, entre muchos otros títulos-, es un ejemplo exitoso del tipo de film que se podría calificar como “de actor”. En estas películas, que suelen estar basadas en obras de teatro y muchas de las cuales son dirigidas por actores, el trabajo de interpretación de los personajes es el plato fuerte y los diálogos son la forma de comunicación principal de las ideas sobre el mundo que la película plantea; las herramientas cinematográficas como la puesta en escena y el montaje quedan entonces en un plano secundario.

Para su ópera prima como directora, King eligió la obra homónima de Kemp Powers -quien también escribió el guion de la película- que imagina lo que sucedió la noche del 25 de febrero de 1964, en Miami, cuando Cassius Clay (quien pronto cambiaría su nombre a Muhammad Ali, tras convertirse a la religión musulmana), le ganó a Sonny Liston y se convirtió en el campeón mundial de pesos pesados. Luego de la pelea, el boxeador se juntó con sus amigos Malcolm X, Sam Cooke y el jugador de fútbol americano devenido actor, Jim Brown. Pero no se trató de una fiesta, al menos en el retrato que la película hace de ese encuentro: Malcolm X inicia una conversación con sus amigos sobre el papel que cada uno tiene en la lucha contra el poder de los blancos en los Estados Unidos, en un intercambio que pasará de un tono liviano y repleto de anécdotas personales hasta peleas al borde la violencia física.

Esa charla, signada por las tensiones entre las diferentes formas que tiene cada uno de los amigos de entender su lugar en la sociedad y en la historia, es el núcleo de la película, que le da al espectador el lugar de mosca en la pared de la habitación en la que transcurre casi toda la acción. El atractivo de One Night in Miami radica en el desarrollo de esta conversación, que revela la compleja amistad de estos hombres; los argumentos que esgrimen; las reflexiones sobre el interés propio y el bien colectivo; las ideas extremistas y hasta la responsabilidad que implica tener ciertos talentos.

Los diálogos tienden a lo didáctico y demasiado explícito, pero la escritura de Powers les infunde una fuerza que alcanza su mayor potencial gracias a las actuaciones del cuarteto protagonista. Entre ellos se destaca Kingsley Ben-Adir, quien tiene prácticamente asegurada una nominación al Oscar por su interpretación de Malcolm X. La determinación en su misión y la elocuencia son las piedras fundamentales del personaje, pero el actor británico logra también expresar sus contradicciones y sus miedos frente a las amenazas a las que él y su familia están expuestos (Malcolm X fue asesinado un año después). Leslie Odom Jr. se luce especialmente en un par de escenas musicales, en las que la potencia de la música de Cooke, combinada con la puesta en escena y el montaje, demuestran la capacidad de King para transmitir ideas y sentimientos a través del lenguaje cinematográfico, de una manera que resulta más poderosa, sutil y atractiva en la pantalla que la sucesión de parlamentos.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *