“Spielberg”, imperdible documental sobre el mago de Hollywood



Hacer zapping por el cable o las plataformas, ya lo hemos dicho, puede ofrecernos muchas frustraciones, pero -a veces- sorpresas agradables. En los últimos años me habían hablado muy bien de Spielberg, el documental de HBO estrenado en 2017 pero, vaya a saber por qué, nunca lo había visto.

Se trata, claramente, de un documental que cuenta con la aprobación del director de Tiburón, E.T. y La lista de Schindler. Pero que se preste a hablar a cámara en distintos momentos de su vida y su carrera -porque eso es lo que refleja el filme de Susan Lacy: entrelaza la vida y la carrera del cineasta- no significa que Spielberg no se muestre autocrítico.

Mito o realidad, un joven Spielberg se bajó de un tour por los estudios Universal, se escondió en el baño y se metió en los sets. Más mito que realidad, se dice que se instaló en una oficina, puso un cartel con su nombre y allí estuvo seis meses sin que nadie lo echara.

“Tiburón”. Se pasó del presupuesto y filmó más del doble de días de lo establecido. Fue su primer éxito. FOTO: CLARIN

Para quienes consideran al director de Jurassic Park una de las mentes más brillantes de Hollywood, que supo aunar -aunque lo criticaran con dureza y rudeza- espectáculo, entretenimiento, arte y drama en casi medio siglo de trayectoria, Spielberg es insoslayable.

Admito mi error en no haberlo visto antes. Está ahora disponible en HBO Go, y no tiene previsto rotaciones.

Steven Spielberg dirigiendo “E.T.”

La película dura casi dos horas y media y está llena de anécdotas contadas en primera persona y por familiares, colegas, técnicos, actores y críticos de cine -Spielberg hace referencia a cómo cierta crítica dijo que era “superficial” en sus comienzos, “y tenía razón -dice-. No había madurado”.

Video trailer de “Spielberg”

El documental sobre el cienasta

No es ése el único autoanálisis o reproche que Spielberg, hoy de 73 años, hace a cámara. De un extremo a otro, recuerda cuando renegó de su condición de creyente judío a cómo se pasó de presupuesto y casi triplicó los días de rodaje de Tiburón, de la que no tenía el guion terminado. Un guionista que trabajó con él lo trata de “sentimental”.

¿Es una ofensa o un elogio?

Marcando una escena a Liam Neeson en “La lista de Schindler”, ganadora del Oscar. FOTO: CLARIN

La película sigue casi cronológicamente los mojones en la vida de Spielberg -no le escapa al fracaso que fue 1941, posterior a Encuentros cercanos del tercer tipo y antes de Los cazadores del arca perdida-. Sus cortometrajes, cómo creaba sus efectos especiales y torturaba a sus tres hermanas, y en especial el vínculo con su padre.

No es nuevo que la relación padre/hijo es crucial en la mayoría de sus películas, pero aquí se subraya con fragmentos de escenas específicas, de E.T. a La guerra de los mundos, por solo nombrar un par de ejemplos.

Spielberg, Scorsese, De Palma, Lucas y Coppola: amigos son los amigos. FOTO: ARCHIVO CLARIN

Para los cinéfilos hay momentos ineludibles, referidos a la cofradía que formaron los “malcriados”, ese quinteto de amigos que integran, porque aún hoy lo son, Spielberg, George Lucas, Francis Ford Coppola, Martin Scorsese y Brian De Palma.

Al nacimiento de Indiana Jones -oferta de Lucas a Spielberg, que quería hacer una película al estilo de las de James Bond, y promesa de que si Los cazadores del arca perdida funcionaba, dirigiría dos más con Indy- se le suman datos reveladores, como que fue De Palma el que le sugirió a Lucas incluir el prólogo a Star Wars, con las letras amarillas ascendiendo en el espacio…

Incorregibles. George Lucas le hace cuernitos a Martin Scorsese, que acaba de ganar el Oscar por “Los infiltrados”. FOTO: ARCHIVO CLARIN

Si no se habla de ellas, sí hay imágenes de todas las películas que dirigió hasta el momento del estreno del documental (llega a El buen amigo gigante). Spielberg se define como un intuitivo antes que un intelectual, y asegura que cuando está por entrar en pánico por alguna razón en el set de rodaje, es cuando se le ocurren las mejores ideas.

Y Tom Hanks, y Daniel Day-Lewis, y sus directores de fotografía predilectos, su editor Michael Kamen, y hasta John Williams están allí para corroborarlo.

Con Kate Capshaw (luego su esposa), George Lucas y Harrison Ford en el rodaje de “Indiana Jones y el templo de la perdición”. FOTO: CLARIN

El talento, el ojo y las lentes como sus vehículos innatos para narrar, su rapidez para resolver problemas y su condición de niño que se niega a crecer, todo eso está en este filme imperdible.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1