Sergio Berni insistió en que seguirá en su cargo y aseguró que “en diciembre va a haber que hamacarse”

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, ratificó su continuidad en el cargo luego de las elecciones legislativas de este domingo 14 de noviembre y elogió al gobernador bonaerense, Axel Kicillof. Además, vaticinó un mes de diciembre tumultuoso en su territorio.

“Por cómo está la Provincia y con la lealtad que le debo a un gobernador que puso todo lo que había que poner para que el plan integral de seguridad funcione, no puedo dejarlo en el momento más difícil, con un diciembre que le puedo garantizar que va a haber que hamacarse”, explicó en diálogo con A24.

En ese sentido, advirtió requerirá un gran esfuerzo llevar adelante el Operativo Sol, que tiene como premisa garantizar la seguridad vial en las rutas costeras, de cara a la temporada de verano 2021-22.

Por otro lado, en respuesta al tuit en el que José Luis Espert pidió “cárcel o bala” para los delincuentes y “bala directamente” para los “terroristas que están incendiando todo el sur”, se mostró en contra de la pena de muerte, aunque aseguró que no le molestaría discutir su implementación.

“Yo soy católico y creo que la vida solo la puede quitar aquel que la da. Desde lo técnico y moral, no me temblaría el pulso en aplicarla. No me asustaría. Pero se corre el riesgo de ejecutar a alguien inocente, en la imperfección del sistema judicial”, destacó.

Axel Kicillof y el ministro de Seguridad, Sergio Berni, en el lanzamiento del Operativo Sol en Mar del Plata. Archivo

Axel Kicillof y el ministro de Seguridad, Sergio Berni, en el lanzamiento del Operativo Sol en Mar del Plata. Archivo

Asimismo, sostuvo que el decreto que Mauricio Macri firmó en 2016 para permitir derribar aviones sospechosos de narcotráfico fue “peor que la pena de muerte“, dado que no permitía la posibilidad de un juicio previo.

“Es peor que la pena de muerte tradicional que conocemos por ejemplo en Estados Unidos, donde hay un juicio y existe la posibilidad de defensa. Pero la ley de derribo es una pena de muerte sin ni siquiera defensa“, remarcó.

Además, sostuvo que se solo trató de una estrategia de marketing: “¿Cuántos aviones derribaron? Ninguno”.

Quejas por la liberación de presos

El líder de la cartera de Seguridad bonaerense dejó en claro en reiteradas oportunidades sus diferencias políticas con el Gobierno nacional. Entre las medidas que no comparte, se destaca la liberación de presos que ocurrió en pleno pico de la pandemia de coronavirus.

“Cuando vi que empezaban a liberar detenidos y que iban a soltar a varios que estaban en las comisarías, llamé a muchos jueces personalmente“, comenzó.

Luego, reconstruyó las conversaciones que tuvo: “Hablé con ellos y les dije: ‘yo estoy acá porque opté estar acá, y usted es juez porque optó estar ahí. Los que están en las comisarías están porque ellos lo eligieron; cometieron un delito. Si el coronavirus los toma en la comisaría, ellos son los responsables, no yo ni usted. Así que si van a largar los presos, yo los dejo en la puerta de cada una de sus casas (de los jueces)”.

Crimen en Ramos Mejía y accionar policial

Manifestación en Ramos Mejía por el asesinato de Roberto Sabo. Foto Juan Manuel Foglia .

Manifestación en Ramos Mejía por el asesinato de Roberto Sabo. Foto Juan Manuel Foglia .

Respecto del asesinato de Roberto Sabo en Ramos Mejía, destacó que en los 15 minutos antes de la tragedia, pasaron tres patrulleros por la puerta del kiosco, por lo que reflexionó que “la inseguridad no se combate con más o menos policías”.

“La policía forcejeó con el delincuente a la salida del kiosco. En el forcejeo, el policía sintió la caída de un arma. Se puso al resguardo y tras ingresar al kiosco, vio a la víctima cayendo. Luego persiguieron al delincuente y lo detuvieron”, valoró.

En tanto, justificó el accionar policial con gases lacrimógenos en medio de la multitudinaria manifestación en Avenida de Mayo: “El 99 por ciento de la gente de ahí iba en paz, por una manifestación espontánea, sentida y pacífica, pero siempre hay grupos de infiltrados que iban por el lío”.

La comisaría no se toca y esa fue mi orden. No se toca porque había muchos más detenidos de los que debería haber y si la incendiaban se calcinaban”, cerró.

DB

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *