Se volvió a casar la viuda de Luciano Pavarotti: la historia de amor de Nicoletta Mantovani



Su historia de amor anterior fue “de película”, como ella misma la definió. Después de 39 años de matrimonio con su primera esposa, Adua, Luciano Pavarotti se enamoró perdidamente de una estudiante que asistía a la Universidad de Bolonia en los ’90.

Nicoletta Mantovani, por entonces una joven de poco más de 20 años que ayudaba al tenor en la organización de un evento.

Se llevaban 34 años. Pavarotti no dudó un segundo en invitarla pese a la diferencia de edad.

“Llevábamos poco tiempo trabajando juntos, cuando me dijo que me fuera con él unos días a Suiza. Le dije que no y me contestó: ‘Entonces ven al aeropuerto a despedirme’, y yo acepté. Un minuto después de verlo partir, tomé el siguiente vuelo para reunirme con él”, confesó por entonces Mantovani ante el grabador de The Sunday Times.

El día de la boda de Nicoletta y Luciano, en 2003.

A poco de iniciado el intenso romance, comenzó el calvario para ella. El mote de “cazafortunas” no demoró. “Él me advirtió de que todos pensarían que yo iba detrás de su dinero. Y me preguntó si estaba preparada para ser vista como una mala persona”.

“Todo el mundo quería que explicara qué era lo que tanto le gustaba de mí, y él respondía: ‘Si puedes explicar el amor, entonces no es amor'”, detalló Mantovani. “Él era mi ángel guardián, protegiéndome de todo lo que decía la gente”.

Poco después de cumplir un año junto al cantante, Mantovani fue diagnosticada con esclerosis múltiple. Los pronósticos eran desalentadores: los médicos aseguraban que era cuestión de tiempo que tuviera que utilizar una silla de ruedas para movilizarse.

Nicoletta Mantovani y el recuerdo permanente de su primer gran amor, Luciano. (AP)

“Le dije a Luciano que ya no podía seguir con él porque me iba a convertir en una carga enorme. Él me dijo: ‘Hasta ahora te amaba, pero a partir de ahora te adoro, y juntos vamos a sobrellevar esto'”, contó entonces.

A pesar de que los especialistas le aseguraron que no podría tener hijos, en 2003 fueron padres de mellizos: Riccardo y Alice. El niño, no pudo soportar el nacimiento prematuro y murió al poco tiempo. Tres meses después, Nicoletta y Luciano se casaron.

El 6 de septiembre de 2007, en Módena, Italia, el tenor murió. A 13 años de la triste noticia, Nicoletta logró encontrar el amor otra vez y no dudó en dar el “sí” por segunda vez.

La boda fue con el empresario italiano Alberto Tinarelli en una iglesia de Bolonia, ante 150 invitados.

Nicoletta Mantovani

La pareja no llevaba mucho tiempo de relación cuando el pasado agosto Mantovani anunció su boda a la revista italiana Chi.

“Una amiga en común nos presentó y fue amor de inmediato. Estamos muy felices. Alberto me hace revivir una gran alegría. El nuestro es un amor profundo, una verdadera magia”, explicó Mantovani sobre el flechazo.

“Pavarotti seguirá siendo una persona importante en mi vida siempre y continuaré conservando su memoria, como se merece un gran artista como él. Pero como Luciano siempre me recordaba, la vida hay que vivirla en cada momento al máximo, siempre tratando de tener una sonrisa”.

“No tenemos ninguna razón para casarnos más allá de un deseo loco de hacerlo. Decidimos hacerlo por la Iglesia, porque para mí, como creyente, era importante declarar nuestro amor ante el Señor”, afirmó “Nico”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1