Se estrena la temporada final de The Walking Dead y hay amenazas

Si bien la serie The Walking Dead ha sido un verdadero fenómeno de audiencias, especialmente entre 2014 y 2016, cuando fue la más vista por el público adulto, por encima, incluso de producciones emitidas en la televisión abierta, su undécima y última temporada en emisión (hoy, lunes, Fox estrena la segunda de las tres partes en que se divide la entrega final) no tiene aquellas convocatorias.

Pero sí sigue teniendo una importante masa de fieles seguidores que la hacen suficientemente rentable para ese universo que incluye Fear The Walking Dead, con ocho temporadas y The Walking Dead: World Beyond, con dos temporadas.

La máxima responsable de que la serie inspirada en los cómics creados por Robert Kirkman llegué a su final de manera de digna es la guionista Angela Kang, una californiana, de 45 años, responsable desde la novena temporada y que venía siendo del equipo de escritores desde la segunda temporada y quien reveló que varias personas del equipo, entre ellos actores y guionista, habían sufrido amenazas.

Desde ya que a las habituales emociones vinculadas al final de una serie hay que añadirle, en este caso, especialmente un factor adicional que es de los fanáticos y la imposibilidad de satisfacerlos a todos por igual.

"The Walking Dead" llega a su fin tras once temporadas.

“The Walking Dead” llega a su fin tras once temporadas.

Sean buenos, no amenacen

“Estamos muy agradecidos a nuestros fans, incluso si a veces se enojan por decisiones creativas. La indiferencia sería peor y no queremos decepcionarlos, pero a veces puede ser complicado”, señaló Kang durante una videollamada con el diario El País, de España.

“Algunos hemos sufrido amenazas, algunos actores y yo misma hemos visto nuestra privacidad invadida por algunos seguidores y, verdaderamente, da miedo”

Y continuó: “Pero si se trata sólo de que tengan fuertes opiniones sobre hacia dónde debería ir la historia, me alegra que estén tan involucrados. No queremos decepcionarlos, pero al mismo tiempo la gente tiene diferentes opiniones que, incluso, cambian con el tiempo”, añadió la guionista.

Kang puso como ejemplo que si hubiesen escuchado a los fans en la segunda temporada habrían tenido a matar a Carol (Melissa McBride), “pero no lo hicimos y se convirtió en uno de los personajes más queridos. Siempre intentamos tomar las mejores decisiones para la historia. Unas veces, los fans las apoyan y en otra no, pero nadie está haciendo las cosas para indisponerlos”, comentó Kang.

Una imagen "Fear The Walking Dead", un derivado de la serie madre.

Una imagen “Fear The Walking Dead”, un derivado de la serie madre.

Trabajo durante la pandemia

La guionista reveló que trabajaron duro durante la pandemia, con verdaderos desafíos y muchos cambios.

“Ha sido agotador, pero tenemos mucho cariño por esta serie y hay una gran tristeza al pensar que casi se ha acabado. En especial para los que llevamos involucrados con ella hace mucho tiempo hay muchas emociones ligadas a la serie. Varios de nosotros hemos tenido hijos que han crecido en este tiempo; yo di a luz en la tercera temporada”, reveló la escritora.

A Kang se le juntó no sólo la presión de llevar adelante el control de The Walking Dead, sino ahora ser la responsable de terminar con la serie y admite que le pesa. “Sí, siento la presión de los seguidores y también la del estudio y de la cadena, porque es una serie muy importante para ellos. Pero probablemente, ninguna presión es peor que la que me pongo a mí misma para intentar hacerlo bien”.

The Walking Dead se constituyó en un fenómeno de masas.

The Walking Dead se constituyó en un fenómeno de masas.

“Intento mantener la perspectiva, pero hay cosas de otra serie diferente que un montón de fans odiaron y a mí me encantó. Todo es muy subjetivo y nunca vas a dejar satisfecha al cien por ciento de la gente”, sugirió Kang a modo de defensa y, al parecer, recordando cómo los fans de otro gran fenómeno mundial, como lo fue Game of Thrones, se volvieron contra los guionistas en su última temporada.

The Walking Dead cambió mucho a lo largo de sus 11 temporadas. Desde su comienzo, cuando un hombre despierta en una cama de hospital para descubrir que fuera de su habitación se desató el apocalipsis zombi. Después vinieron otros grupos de sobrevivientes y vivencias tales como el hombre es el lobo del hombre y que el peor enemigo de los vivos no era aquel medio muerto sino los otros vivos.

“Ese ha sido en realidad siempre el tema que subyace en la serie, cómo los humanos pueden ser los monstruos y cada temporada ha tenido un sabor diferente. Por ejemplo, este bloque de capítulos tiene aspecto de thriller y toques de neo noir, además del terror y la acción de siempre”, concluyó Kang.

WD

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *