Se desmorona el patrimonio histórico de Irak de miles de años de antigüedad




11 de mayo de 202107:27Una de las iglesias más antiguas del mundo se desmorona bajo el sol calcinante del desierto de Irak, víctima de años de conflicto, negligencia estatal y el cambio climático, en un país con un rico patrimonio históricoMOHAMMED SAWAF – AFPAin Tamr es un de los patrimonios históricos más antiguos y en peor estadoMOHAMMED SAWAF – AFPEl alcalde de Ain Tamr, Raed Fadhel, dijo que el mantenimiento es un problema de presupuesto, por cuanto “requiere una enorme cantidad de dinero y recibimos escasos fondos del gobierno federal”MOHAMMED SAWAF – AFPVista del sitio arqueológico de Al-Aqiser en Ain Tamr cerca de Karbala en Irak, que incluye lo que se ha descrito como una de las iglesias cristianas orientales más antiguasMOHAMMED SAWAF – AFPTodo lo que queda de Al-Aqiser, que ha estado en Ain Tamr durante más de 1.500 años, son ladrillos desmoronados y paredes de tierra rojaMOHAMMED SAWAF – AFPLos sitios históricos en la provincia central de Kirkuk también están en deterioro, y “ni las autoridades ni organizaciones privadas hacen algo por el patrimonio”, dijo el residente Mohamed Toha.SHWAN NAWZAD – AFPLos mosaicos se desmoronan y las paredes están a punto de caer en la ciudadela de 3.000 años de antigüedad y en la “qishla”, una guarnición otomanaSHWAN NAWZAD – AFPAl igual que Nippur, el deterioro de la ciudadela podría significar que quede fuera de la lista tentativa de patrimonios históricos de la UNESCOSHWAN NAWZAD – AFPAutoridades locales dicen que las frecuentes lluvias intensas en la región montañosa son responsables del daño. Irak es uno de los países más vulnerables al cambio climático, según la ONUSHWAN NAWZAD – AFPLa expansión del desierto, que ya cubre 50% del país, amenaza la vida humana y animal y pone en riesgo a los sitios mesopotámicos y construcciones más recientesSHWAN NAWZAD – AFPEntre los años ’60 y ’80, las ruinas arqueológicas “estaban protegidas por un cinturón verde”, recordó Abdulá al-Jlihawi, de Diwaniya, pero los árboles fueron quemados o destruidos por los bombardeos de las guerras sucesivasSHWAN NAWZAD – AFPHace 7.000 años, Nippur, en el sur de Irak, era uno de los principales centros religiosos para los acadios y luego para los babiloniosHAIDAR INDHAR – AFPTras la caída de Sadam, gran parte del sitio fue saqueado por bandidos armados, y otros puntos fueron destruidos por los yihadistas que tomaron control de grandes porciones de Irak en 2014, hasta su derrota tres años despuésHAIDAR INDHAR – AFP”Invertir en estos sitios crearía empleos en nuestra provincia, que es pobre y tiene pocas oportunidades de inversión”, afirmó Shaalan, gobernador de Diwaniya, Zuhair al-ShaalanHAIDAR INDHAR – AFPEl gobernador de Diwaniya, Zuhair al-Shaalan, se enorgullece de los más de 2.000 sitios históricos en la provincia y piensa que pueden traer beneficios económicosHAIDAR INDHAR – AFPMás allá de la renovación y preservación, hay otras dificultades para recibir turistas, las carreteras no han sido pavimentadas desde los años 80 y el tendido eléctrico es de los 70HAIDAR INDHAR – AFPIrak, un país rico en petróleo, sufre con la escasez crónica de electricidad y agua, así como con el desempleo y la pobreza que se incrementó aún más por la pandemia del covid-19HAIDAR INDHAR – AFPSi no se toman medidas répidamente todo este petrimonio se perderáHAIDAR INDHAR – AFP

Fotos: Mohammed Sawaf, Shwan Nawzad y Haidar Indhar / AFP

Edición fotográfica: Fernanda Corbani

LA NACION



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *