Se cumplen 16 años de la muerte de Juan Castro



Juan Castro, recordado periodista, murió un 5 de marzo de 2004, a los 33 años, tras caerse del balcón de su departamento de Palermo: este jueves 5 de marzo se cumplen 16 años de su muerte. 

Junto a su hermano gemelo Mariano, nació en Parque Patricios el 13 de enero de 1971. Hasta los 19 años, cuando pudo independizarse, vivió junto a su familia en un monoblock.

En 1987 empezó a trabajar en radio, como asistente de producción en Feedback, el programa que Mario Pergolini y Ari Paluch conducían en Rock & Pop. También incursionó en el mundo del modelaje.

Uno de sus primeros golpes lo recibió a los 17 años, cuando su madre falleció de cáncer.

“Kaos” fue su último ciclo en la TV.

También con Pergolini, empezó a desempeñarse como productor de otro recordado programa: Malas compañías.

Después de recibirse en el Colegio Sarmiento, cursó la carrera de locución en el ISER y de Comunicación en la UBA.

Y llegó a la televisión. A fines de 1991 empezó a conducir Crema americana, por América TV. Su carrera siguió en Telefe Noticias, donde empezó a mostrar un estilo propio, atrevido, pero a la vez riguroso. Volvió a América, con Zoo, las fieras están sueltas. El ciclo se metía con temas sensibles, polémicos: sexo, drogas, marginalidad… Cosas que en la TV de aquellos años no eran comunes.

A fines de los ’90 volvió a la radio, con El mañanero, junto a Verónica Lozano.

Por aquellos días también admitió su homosexualidad en una entrevista que le concedió a la revista El planeta urbano, un acto de valentía en una época en la que era muy poco habitual “salir del closet”, más aún para gente que trabajaba en los medios. 

Empezó trabajando en radio con Mario Pergolini y Ari Paluch.

En marzo de 2002, en medio de la profunda crisis económica y social que se vivía en la Argentina, estrenó el que sería su último programa: Kaos en la ciudad, por la pantalla de El Trece, un ciclo con informes periodísticos extremos, en el que mejoró su estilo periodístico, con buenas mediciones de rating. 

Poco después, fue internado por un cuadro derivado de su adicción a la cocaína.

“Estuve dando un par de vueltas por el infierno y pensaba que podía salir de ahí cuando yo quería. Sin embargo, muchas veces me descubrí a mí mismo nuevamente envuelto en las llamas”, reconoció, luego, sobre sus problemas con las drogas.

Después de asumir que consumía diferentes sustancias, comentó: “Si hago un programa periodístico social y me encuentro con historias que tienen que ver con marginación o con gente que tiene problemas con las sustancias, me parece muy careta no hablar”.

Y avanzó: “¿Por qué no contarlo en un país en el que la gente está acostumbrada a que los temas de adicción son eternos, o generan el morbo de ver cómo está Charly, cómo está Maradona? No estoy tampoco del lado de los que dicen si sos un adicto, sos un adicto toda tu vida. Todavía no hubo caída, y espero que no la haya. Pero es una pelea diaria”.

“La droga entró en su vida en su adolescencia, quizá con una droga blanda como es la marihuana”, relató Mariano, el hermano gemelo de Juan.

Y agregó: “Yo viví en México 10 años, de 2001 a 2004 no venía mucho para acá. Él nos escuchaba, podíamos pelearnos, hablar, pero la droga no es algo sencillo, no es algo que podés dejar por voluntad, creo que muy poca gente puede hacer eso”, remarcó.

También se refirió a la “relación clandestina” que tuvo Juan con el cantante Ricky Martin: “Eran dos pibes, Juan nunca hizo alarde de eso. Era muy respetuoso de su vida privada. Tendrían 22/23 años. Había mucho tabú con ser gay, con poder mostrarse. Sin embargo, lo ves ahora a Ricky que está haciendo una gira exitosísima por Latinoamérica y las chicas van, no les importa su elección sexual”, señaló.

El martes 2 de marzo de 2004, cerca de las 18.50, Juan Castro cayó desde el balcón de su departamento en el primer piso de El Salvador 4753 en el barrio de Palermo. De las múltiples lesiones que sufrió, la más grave fue un traumatismo craneoencefálico. Ingresó en coma al Hospital Fernández, donde lo operaron de urgencia. Estuvo tres días internado en terapia intensiva y falleció a las 2.30 del 5 de marzo de 2004, debido a un paro cardíaco derivado de una falla multiorgánica provocada por una insuficiencia cardiorrespiratoria, producto de un virus intrahospitalario.

El mismo día de su caída se inició la investigación judicial para desentrañar el motivo de la muerte de Castro. La causa, luego de varios años de estar caratulada como “tentativa de suicidio”, cambió su carátula a “homicidio culposo” debido a pruebas aportadas por Luis Pavesio, última pareja del periodista, y por otras personas de su entorno. Fueron procesados el psiquiatra, la acompañante terapéutica y otros profesionales médicos que atendieron a Castro desde agosto de 2003 hasta su fallecimiento. En abril de 2010, un acuerdo entre la familia del periodista y los profesionales permitió que estos últimos no fueran a juicio oral y público a cambio de prestar servicios comunitarios.

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *