Roxette: cómo aumentó increíblemente la escucha en plataformas tras la muerte de Marie Fredriksson



Este martes, la noticia de la muerte de Marie Fredriksson, cantante de Roxette, causó un fuerte impacto en todo el mundo.

Y, según se supo, sólo en los Estados Unidos aumentó en un 770% la “escucha” en plataformas digitales de las canciones del grupo sueco.

Así lo señala un relevamiento realizado por la encuestadora Nielsen Music, una de las líderes en este tipo de mediciones, que compara las búsquedas en las redes de la obra del grupo el 8 y 9 de diciembre, con las que se hicieron del 10 al 11, según explica la revista especializada Billboard.

A Marie le detectaron un tumor cerebral en 2002.

El detalle dice que al inicio de la semana pasada se registraron unas 514.000 transmisiones de audios y videos de la banda, contra los 4 millones ocurridos en las horas posteriores a la noticia de la muerte de a cantante.

Las canciones más escuchadas fueron It must have been love, con 1,4 millones; Listen to your heart, con 700 mil; y The look, con 464 mil.

Fredriksson murió a los 61 años, luego de una lucha de 17 años contra un tumor cerebral.

Su enfermedad fue descubierta el 11 de septiembre de 2002 cuando “comenzó el infierno”, según las propias palabras de la compositora.

Primero, Marie empezó a olvidarse las letras de sus propias canciones. Hasta que una mañana se desmayó en su casa y se encendieron las alarmas. Cuando se despertó estaba en un hospital y le dieron la noticia más dura: tenía cáncer cerebral.

En 2007, contra todos los pronósticos, había vuelto a los escenario.

“Nunca me di por vencida, y no me voy a rendir. Voy a seguir peleando hasta que no pueda más. Fue un milagro que sobreviviera. Si uno no pasó por esto, no puede entenderlo“, señaló Fredriksson en el libro Listen to My Heart -título en honor a uno de sus mayores éxitos musicales-, escrito por la periodista Helena von Zweigbergk. “Las dificultades de la vida no terminan nunca. No se puede vivir sin dolor”.

Per Gessle, su compañero en Roxette, la despidió así: “El tiempo pasa muy rápido. Parece que fue hace poco cuando Marie y yo nos sentamos en mi pequeño apartamento en Halmstad y compartimos sueños. ¡Y qué fantástico sueño tenemos para compartir! Gracias Marie, gracias por TODO (…) Las cosas nunca serán lo mismo”.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1