Rod Stewart y uno de sus hijos, demandados por agresión en la noche de Año Nuevo



Rod Stewart no tuvo un buen comienzo de año. El rockero escocés y su hijo Sean, de 39 años, enfrentan cargos por “agresión” luego de participar en una pelea con un guardia de seguridad durante la noche de Año Nuevo en el exclusivo hotel The Breakers, en Palm Beach (Florida, Estados Unidos).

El guardia Jessie Dixon declaró a la policía que los Stewart y las personas que los acompañaban quisieron entrar a una fiesta privada a la que no habían sido invitados. Siempre según esta declaración, el grupo empezó a hacer ruido y armar una escena en la entrada del lugar, por lo que Dixon apoyó su mano en el pecho de Sean y le pidió que retrocediera.

Entonces el hijo del cantante empujó al guardia, y Rod le pegó una trompada en las costillas. Dos empleados de la fiesta privada que presenciaron la escena lo confirmaron a la policía. Por su parte, Sean explicó que lo alteró “el trato de Dixon” hacia su familia y él mismo. Y Rod dijo que el guardia se había puesto pendenciero.

Pero además de los dos testimonios contra padre e hijo, la policía accedió a imágenes de las cámaras de seguridad en las que se ve que ellos dos empezaron la agresión física. Dixon presentó cargos contra los Stewart, que ahora deberán sentarse en una audiencia ante la Justicia estadounidense el miércoles 5 de febrero.

El intérprete de Some Guys Have All the Luck y Da Ya Think I’m Sexy?, que el viernes cumplirá 75 años, pidió disculpas por su comportamiento en el incidente. Según el diario Miami Herald, no hay indicios de que él o su hijo estuvieran borrachos o drogados. El multimillonario Rod, que en 2016 fue ordenado caballero británico en el Palacio de Buckingham, tiene propiedades en Londres, Beverly Hills y Palm Beach.

Rod Stewart en 2018, en un momento de mayor calma y espiritualidad, en una audiencia con el papa Francisco en El Vaticano.

Salvo por algún episodio en alguna manifestación contraria al armamento nuclear en los ’60, esta leyenda del rock no tiene un frondoso historial de arrestos. En cambio, no es la primera vez que Sean -el tercero de los ocho hijos que tuvo con cinco mujeres diferentes- es noticia por un escándalo.

Fruto del primer matrimonio de Rod Stewart -con la modelo y actriz Alana Hamilton-, Sean hizo recientemente declaraciones públicas sobre su lucha contra la adicción a las drogas, en especial la heroína y distintos medicamentos. Fue acusado varias veces por participar en grescas y atacar gente en fiestas y clubes nocturnos de Los Ángeles.

Sean Stewart, de gorrito blanco, junto a algunos de sus hermanos y la actual mujer de su padre, Penny Lancaster, en 2005, cuando Rod recibió una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

Su último arresto data de hace cinco años, cuando trató de hacerse el gracioso en el aeropuerto internacional de Miami y le salió mal. El chiste fue meterse en un carrito de valijas y hacerlo rodar hasta una zona restringida para pasajeros. Tuvo que pagar una multa y se cerró el expediente.

Pero en 2002 no la sacó tan barata. En ese momento tenía 22 años y fue condenado a 90 días de cárcel por atacar a un adolescente de 19 en la puerta de un restorán de Malibú. En ese momento también le ordenaron hacer un tratamiento para manejar la ira, pero se ve que no funcionó porque cinco años más tarde volvió a ser acusado por agresión. Y dos veces.

Mirá también

En una de las demandas de 2007, un matrimonio acusó a Sean y sus amigos de pegarles y tirarles ladrillos a ellos y su automóvil. En la otra, la pandilla fue acusada de romperle la nariz a un hombre en la puerta de un boliche de Hollywood.

Sean está tratando de hacer algo vinculado al mundo de la moda, pero todavía no logró tener ninguna ocupación estable. Sus últimos intentos laborales fueron sendas participaciones en dos reality shows, ambos vinculados a su condición de heredero de una celebridad.

Mirá también

Uno de ellos, Sons of Hollywood (Hijos de Hollywood), seguía sus aventuras de niño rico junto a Randy Spelling, hijo del productor Aaron Spelling. El otro, Stewarts and Hamiltons, se enfocaba en su madre, Alana, y su primer marido, el actor George Hamilton, y su familia ensamblada. Duró sólo ocho capítulos.

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *