Roberto Moldavsky, el que más hace reír en La Feliz



El humor sana. El humor garpa. Uno que lo sabe muy bien es Roberto Moldavsky. El humorista, instalado en la temporada veraniega de Mar del Plata, con su espectáculo Moldavsky reperfilado, está entre los primeros en las preferencias del público. Pero, para el actor, eso no es novedad. Desde que dejó de vender camperas en el Once para reconvertirse en comediante, su nombre se volvió referente del humor actual.

-¿Con qué creés que tiene que ver tu éxito, teniendo en cuenta que te instalaste como humorista hace relativamente poco tiempo?

-Evidentemente encontré un lugar vacío, me acomodé bien ahí y la gente responde de una manera que siempre supera las expectativas.

-¿De dónde sacás inspiración?

-Me nutro mucho de todo lo que pasa y veo alrededor. Estoy muy atento a renovar la mirada y eso me mantiene fresco. En el espectáculo tenemos una parte que es de observar al público con una cámara que lo va enfocando mientras se acomoda en la platea. La gente se ve en una pantalla y yo critico, comento, nos reímos de las familias, de las parejas, entonces ya entramos reídos al show. Así descubrimos todo lo que tenemos en común. Vienen muchas familias, es un gran momento de padres e hijos y no hay muchos espectáculos que unan a padres, hijos, abuelos y nietos. Y es muy loco, porque hay gente que viene a ver el show varias veces al año. Es como ver una peli que te gustó y querés que te haga reír de nuevo.

Roberto Moldavsky se presenta en el Teatro Mar del Plata. Foto: Florencia Colli.

-¿Lo sentís como un don el hecho de hacer reír?

-Hacer reír es fantástico. A mí me pasa con algunas cosas, como con El Zorro… Lo puedo ver diez veces y sé todo lo que va a pasar, nada me va a sorprender, pero me encanta.

-Cuando abordás muchos temas te involucrás, como generando empatía con el público…

-Sí, cuando hablo de la crisis es porque lo veo a mi alrededor. Vengo del mundo comercial que es una gran medida y sé lo que les pasa a mis amigos que no venden y eso me da un indicador, de la vida en pareja, del trabajo, de los hijos, de todo, del fútbol obvio, también. No pierdo la conexión. Mantengo el mismo grupo de gente, hago las mismas cosas de siempre, salvo laburar de esto. Los domingos, por ejemplo, son días de encuentro con mis amigos y estamos todo el día compartiendo cosas. Incluso, cuando hago funciones, almuerzo con ellos, trato de estar un buen rato, después voy al teatro y vuelvo para cenar.

Moldavsky presenta “Reperfilado”, este verano 2020. Aquí en el escenario con los músicos de La Valentín Gómez.

-La función es como un recreo.

-Sí. Ése es un lugar que, además de hacerme bien, me nutre de muchas cosas, es un cable a tierra.

-Tus espectáculos tienen mucha referencia a la política. Durante un tiempo, fue un tema que estuvo un poco relegado del humor. ¿Hay autocensura o un intento de ser demasiado políticamente correctos?

-Creo que tiene que ver con una trampa de la llamada grieta que nos están vendiendo en algún lugar y que dice que no se puede estar más o menos equidistante de los bloques. Yo me considero un tipo al que le interesa la política y hago humor político, por eso tengo el personaje que se llama “el candidato”. Lo que pasa es que tengo mis ideas bien claras. La trampa es considerarte un tibio. Y me río de todo aquello que me causa gracia. Y, si la mayoría es del Pro o es k, no me importa. No mido para quedar bien, me río de la política en general.

-¿Reírse para no llorar?

-Es que si lo tomás en serio es muy triste lo que nos vino pasando. El show tiene un mensaje claro que es ‘No puede ser que te tengas que pelear con las personas que no votan como vos’. Algunas grietas tienen un sentido, la más básica creo que es entre la gente que tiene buena leche y los que no la tienen, eso es insalvable. En otros temas hay mucha distancia marcada y puede resultar más polémico, como en el debate de la despenalización del aborto. Sé que no me voy a poner de acuerdo en ciertas cuestiones, pero tengo que poder seguir hablando y conviviendo con un amigo que no piensa como yo.

Después de actuar en Israel, España y Gran Bretaña, Moldavsky prepara otra gira para este año. Foto: Florencia Colli

-¿Es falta de diálogo y tolerancia?

-Tal vez hay gente a la que no le importa el otro y gente a la que sí, pero creo que de los dos lados de la llamada grieta hay gente a la que le puede importar el otro y ahí sí me identifico. No me interesa estar con gente a la que no le importa nada de lo que pasa alrededor. Lo difícil es el desafío que planteamos nosotros: darle a todo lo que se mueva.

-¿Te sentiste criticado o agredido alguna vez por hacer humor político?

-Tengo una anécdota que grafica muy bien esto. En un mismo día, un tipo desde otro auto me grita “dejá de hablar del presidente, respetá la investidura”. Y, al rato, en la calle, un pibe me grita “no te van a alcanzar los chistes porque volvemos igual”. Una cosa de locos. Pero, si me putean de los dos lados, algo estoy haciendo bien. Si hago chistes sobre la inflación yo no tengo la culpa de que haya inflación. Soy humorista y hago chistes sobre eso.

Mirá también

-¿El humor permite tomar distancia para soportar mejor la realidad?

-El humor es un gran atajo, no sólo en el teatro, en la vida también. El humor te ayuda a sobrellevar mejor lo que sea. Es sano reírse de tus propias falencias.

-Todo un tema la gente que no tiene sentido del humor…

-Es gente que la pasa muy mal, es como no tener un sentido básico, te quedas afuera de un montón de cosas y te perdés de un arma fantástica para tu vida. El humor sirve para todo: si estás mal, querés reírte. Si estás bien, querés reírte. Las camperas sólo las vendía en invierno, el humor se vende todo el año.

-Con algunos temas muy actuales, como el feminismo, algunos hombres se sienten un poco desorientados. ¿Qué te pasa a vos y cómo pensás el humor con respecto al tema?

-Yo soy producto de la sociedad machista y patriarcal, como todos. Apoyo la lucha, pero no me creo el tipo que le explica a las mujeres cómo funciona el feminismo ni me pongo en un lugar preponderante. Acompaño, y trato de modificar todo lo que puedo. Pero no puedo evitar contar en mis monólogos todo lo que viví. Si hablo de mi matrimonio, mi pareja funcionaba de determinada manera, no generalizo. Yo enfoco en lo que pasaba en mi matrimonio, lo hablo desde mi experiencia personal porque no voy a fingir una posición falsa. Estoy tratando de deconstruirme.

-No sucede de un día para otro.

-Para nada, lo intento y mi hija, que tiene 24 años, es una referencia para eso. Atravieso el momento de la mejor manera que puedo, sabiendo que traigo una educación que tengo que revisar. Sé que hay algunas posiciones más extremas en el feminismo, pero todo movimiento necesita de eso para lograr un cambio profundo. Si hay mucha moderación es difícil de lograr. Eso hasta que se logre un equilibrio. Creo que la lucha de las mujeres es realmente la movida de esta época.

Humor en Londres, con el Kun Agüero en la sala

Roberto Moldavsky. Del Once al mundo: en 2019 hizo gira por España, Israel y Gran Bretaña.

El año pasado, Roberto Moldavsky estuvo de gira por España, Gran Bretaña e Israel. “En España e Israel ya había estado, pero sumamos Dublin y Londres, con público de habla hispana”.

¿Qué será lo que les atrae de su estilo? “El humor es universal, lo ves con las películas con las que nos reímos todos. Tuve un encuentro con un humorista español que me dijo ‘No toques nada, venimos a ver a un humorista argentino’. Sí, hacemos leves modificaciones con el tema de la política, pero el resto es igual. En Israel, lo mismo, por la gran comunidad argentina. Pero lo de Gran Bretaña fue increíble. En Dublin fue soñado, estuvimos en un boliche lleno de gente”, recuerda. Y suma una anécdota especial cuando actuó en Londres.

“Es hermoso actuar para los argentinos en el exterior, es mágico, te están esperando. En ese show tuvimos de invitado al Kun Agüero que terminó el partido en Manchester, se bañó, se tomó el tren y vino a ver la obra Londres. Lo esperamos quince minutos porque hubo embotellamiento al bajar del tren y se le complicó”, cuenta. “Es bueno abrirse a otros públicos”, asegura y ya proyecta una nueva gira para este año.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *