Rimbombante show en el Palacio Tango



La compañía de Dolores de Amo, en el escenario de la sala Gardel, en Palacio Tango

Palacio Tango presenta Esquina Carlos Gardel World Tango Tour. Idea y libro, diseño de vestuario, puesta en escena y dirección: Dolores de Amo. Orquesta: Típica Di Salvo. Dirección musical: Virginia Di Salvo. Bailarines: Guido Palacios y Florencia Zárate Castilla, Fernando Rodríguez y Estefanía Gómez, Sebastián Álvarez y Victoria Saboudelli, Pocho Pizarro y Lourdes Claude, Quique López y Jimena Calarco, Andrés González y Melody Celatti. Cantantes: Ache Rey y Vanina Tagini. Coreografías: Guido Palacios y Florencia Zárate. Iluminación: Roberto Rosales. Videos: Kako Sánchez Brunel. Teatro: Carlos Gardel/Palacio Tango. Florida 165. Funciones: 11, 16, 19, 22, 24 y 31 de diciembre. Duración: 75 minutos. NUESTRA OPINIÓN: Muy bueno.

El espectáculo comienza en el hall de la Galería Güemes, donde aún permanecen los ornamentos propios de la Belle Époque, y prosigue en el lujoso hall del subsuelo, que conecta al teatro Astor Piazzolla con el Carlos Gardel, antigua casa de té y salón de fiesta de la clase alta, hoy escenario del Palacio Tango presenta Esquina Carlos Gardel World Tango Tour. El rimbombante nombre del show obedece a la gira que la compañía de Palacio Tango había iniciado en septiembre del año pasado en la Ópera de Mónaco y que luego, con la pandemia, quedó trunca. Y el agregado de Esquina Carlos Gardel responde a la procedencia de sus integrantes y de su productor Juan Fabbri, todos ex de la tanguería del Abasto.

Es la primera propuesta que ofrece un local de tango en tiempos de reaperturas y aforos. Se trata de un recorrido por los temas más emblemáticos del Zorzal Criollo, pero no sólo de eso, ya que también incluye partituras de la época dorada del género y un final a puro Piazzolla. En su mayor parte la propuesta es bailada y para ello la directora artística Dolores de Amo contó con seis parejas de excepción (sobre todo la conformada por Fernando Rodríguez y Estefanía Gómez, por su estilo preciso y refinado, campeona del Mundial de Tango 2019). A su turno, cada una cumple con profesionalismo y destreza su cometido: está la pareja graciosa, la sensual, la experimentada, la estilizada, la dramática y la pasional. Mención aparte para el gran Pocho Pizarro, que protagoniza un ménage à trois con dos escobas.

La orquesta (ubicada por cuestiones de protocolo en un balcón sobre el escenario), además de muy buena, tiene una peculiaridad: es dirigida por una mujer, la talentosa Virginia Di Salvo. El sexteto de piano, dos violines, dos bandoneones y un contrabajo se luce, fundamentalmente, en dos infaltables de Piazzolla: “Adios Nonino” y “Michelangelo 70”. En distintos momentos de la noche también existen espacios para las participaciones de dos buenos cantantes: Ache Rey (que interpreta “Mi Buenos Aires querido” y “El día que me quieras”) y Vanina Tagini (que acomete “Uno” y “Nostalgias”), cada uno con un estilo propio, él más bien clásico y ella, temperamental. A manera de bis, y a pura orquesta, el espectáculo concluye con el tango más emblemático del cancionero nacional: “La cumparsita”.

Volvió el tango a la galería Güemes

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *