Ricky Martin se preocupa por el futuro de sus hijos



Como dijo varias veces, Ricky Martin está comprometido con ser “el mejor papá del mundo”. Y eso incluye ayudar a sus cuatro hijos a alcanzar sus sueños.

El cantante, padre de los gemelos Matteo y Valentino, de 12 años, Lucía, de casi dos, y Renn, de 11 meses, le explicó a Extra, programa de televisión estadounidense, que ayudará a sus hijos a seguir sus deseos en lo que decidan emprender.

“A Matteo le gustan más las artes, y Valentino se va a pasar su vida frente a la pantalla porque quiere ser el mejor youtuber del mundo”, contó Ricky.

Y agregó: “Cuando yo tenía 12 años, le dije a mi padre que quería ser artista y él me apoyó y estoy tan agradecido por eso… Por estar conmigo en este viaje. Así que yo tengo que hacer lo mismo”.

Además, el intérprete señaló que usará su experiencia para facilitarles el camino.

Ricky, con Jwan Yosef y los gemelos.

Martin ya habló varias veces de su paternidad y de cómo ha logrado combinar su carrera con sus deberes de padre. Si hace falta, sus hijos lo acompañan en algunas giras internacionales.

“Mucha gente dice los chicos pequeños necesitan estabilidad. Yo pienso que nosotros somos su estabilidad. Si estamos cerca de ellos, ellos se sienten seguros y protegidos independientemente de la montaña rusa que estén viviendo. Están a nuestro lado. Ellos crecieron dentro de esta locura… Los vamos a proteger”, le había comentado Ricky a la revista People.

Con la ayuda de Valentino y Matteo, el intérprete de 48 años y su esposo, Jwan Yosef, de 36, han logrado mantener el equilibrio en casa, ya que Martin asegura que los gemelos son grandes niñeros.

“Se convirtieron en hermanos mayores automáticamente. Ven a un bebé y lo quieren proteger. Tenemos seguridad para las nenas”, dijo Martin entre risas.

Con cuatro hijos a su cargo, el artista no descarta la posibilidad de ampliar la familia y la adopción podría ser una buena alternativa para lograrlo.

“Por muchos años soñé en ser papá, y muchas, muchas, muchas veces pasé por este doloroso proceso de que soy gay, soy un hombre gay en el clóset, y no podré ser papá”, le había confesado a la revista Out.

“Obviamente la adopción es una chance y es hermosa, pero desafortunadamente para los hombres gay es muy difícil adoptar en otros países… Hay momentos en los que quiero diez hijos más, y luego se dan esas mañanas en las que todos están llorando y digo: ‘Ok, ya estamos bien con una familia de seis”.

La pareja de Ricky, Yosef, es un pintor y artista sueco nacido en Siria. Tuvieron sus hijos a través de embarazos subrogados.

Jwan y Ricky, de vacaciones en 2016, a poco de conocerse.

Yosef se crió en Suiza, donde su familia se exilió. Ahí se formó en arte y diseño en las mejores universidades.

La historia de amor comenzó en Instagram en 2016. La estrella pop es coleccionista de arte y le envió a Yosef unos mensajes consultando por unas obras. El artista plástico, con ascendencia kurda y armenia, le respondió y se inició un diálogo que duró seis meses por redes, sin escucharse la voz.

Ricky contó que, aunque una cosa llevó a la otra, sólo conversaban sobre arte, la vida y cuestiones existenciales “nada sexy, nada sexual. No es que me enviara fotos ni viceversa, lo juro”.

WD

Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *