Restricciones por el coronavirus: una por una, las medidas que estudia el Gobierno a partir del viernes



Con el sistema de salud al límite en muchas ciudades y una cantidad de contagios que no da respiro, el Gobierno analiza nuevas restricciones a la actividad que se incluirán en un nuevo decreto de necesidad y urgencia (DNU) que el presidente Alberto Fernández firmará entre el jueves y el viernes. Si bien descartó un retorno a la “fase 1″, de cuarentena dura, la Casa Rosada admite que la situación es “grave” y requiere fortalecer las medidas.

La situación de alerta no abarca solamente a la Ciudad y la provincia de Buenos Aires. En las últimas horas creció la inquietud en el Gobierno por lo que está sucediendo en algunas provincias como Santa Fe (con los hospitales desbordados), Córdoba y Mendoza. En el gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta también crece la inquietud por la suba de casos que se registró el fin de semana. El gobierno de Axel Kicillof presiona por un cierre más amplio, como única forma de achatar la curva de infecciones. Pero prefieren no hablar de cuarentena total. “La economía no lo soportaría”, señalan en La Plata.

Las medidas del Gobierno se fijarán siempre de acuerdo con las zonas epidemiológicas y sanitarias que definió en el último DNU, cuando dividió el país en cuatro niveles: bajo riesgo, medio riesgo, alto riesgo y alerta epidemiológica. Para ello usó dos parámetros: la razón y la incidencia de los contagios. El primer valor se obtiene al comparar los casos que hubo en los últimos 14 días con los de los 14 días previos; mientras que la incidencia es el número de positivos confirmados acumulados de los últimos 14 días por cada 100 mil habitantes. Los tres primeros niveles son para departamentos o partidos de más de más de 40.000 habitantes, mientras que la alerta epidemiológica y sanitaria se aplica a los grandes aglomerados urbanos, departamentos o partidos de más de 300.000 habitantes. Estos se considerarán en alerta si la incidencia es igual o mayor a 500 casos cada 100.000 habitantes, o donde el porcentaje de ocupación de camas UTI es igual o mayor al 80%.

Las medidas principales que se estudian para la próxima etapa son:

Protesta y bocinazos en la Quinta de Olivos por el cierre a las escuelas por la segunda ola de contagio por Covid-19Fabian MarelliEn el área metropolitana, los bares y restaurantes solo pueden atender en espacios habilitados al aire libre y deben cerrar a más tardar a las 19

Los cumpleaños tomaron las plazas; en la Ciudad y el conurbano el límite es de 10 personasFabián MarelliEstacion ConstitucionGerardo Viercovich – LA NACION

LA NACIONConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *