Reapareció Sinead O’Connor, recuperada: “Estaba desesperada, me estaba muriendo”



“No quiero pasar tiempo con gente blanca nunca más. Son asquerosos”. Con esa frase la cantante irlandesa Sinead O’Connor sorprendió al mundo en 2018. Comentó entonces que llevaba el nombre de Shuhada Davitt y salió a escribir enojada en redes sociales. Lo lamento muchísimo. Lo que voy a decir es algo tan racista que nunca pensé que mi alma pudiera sentirlo. Pero, la verdad, no quiero volver a pasar tiempo con los blancos nunca más (sí es así como se llama a los no musulmanes)”.

O’Connor alcanzó fama mundial en los 90′, con la notable interpretación de Nothing Compares 2 U, un tema de Prince. Sufre un trastorno bipolar que fue diagnosticado en 2003.

La artista de 53 años reapareció en una entrevista al cómico Tommy Tiernan en la cadena irlandesa RTE. “Había mucha mierda en mi vida que me hizo perder la cabeza. Y en medio de todo ello sufrí una histerectomía radical, con extirpación de útero, ovarios, cuello uterino, trompas de Falopio y tejido, que habría vuelto loco a cualquiera”, relató. “Estuve “en serio peligro de muerte”.

Sinead O’Connor en una entrevista televisiva (Captura TV).

Sinead comentó que logró una gran mejoría en su salud mental y que disfruta de una gira que ya arrancó por los Estados Unidos y Canadá, y sigue por Croacia, Alemania, Italia y Países Bajos.

“Ahora puedo reírme de aquello, pero en ese momento fue terrible. No disfruto sufriendo y no soy una de esas artistas que sienten que no pueden ser creativas a menos que sufran. De hecho, soy lo opuesto a eso, gracias a Dios. Pero lo bueno de la enfermedad mental es que puedes sanar. Así que ya se ha acabado”, declaró.

La cantante reconoció que algunos de sus están relacionados con la agorafobia: “Nadie lo sabe, no suelo sacar el tema, pero tengo miedo a los espacios abiertos y no salgo mucho”.

“Me he vuelto desconfiada con la gente. Me he convertido en una cínica, así que no soy buena haciendo amigos. Tengo mis carencias en ese asunto”, admitió.

En 2017 había explicado al mundo -vía redes sociales- que tenía tendencias suicidas y que lo contaba para intentar ser útil a aquellos que sufrían enfermedades mentales.

Sinéad Marie Bernadette O’Connor, como se llama en realidad -nacida el 8 de diciembre de 1966 en Glenageary- había sorprendido al mundo hace casi 30 años cuando rompió la foto del Papa Juan Pablo II ante millones de espectadores. Luego de esa actitud, recibió una de las condenas públicas más grandes que se recuerda en el pop.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *