Rasoulof: el director iraní premiado en Berlín y condenado a prisión



El director iraní Mohammad Rasoulof, flamante ganador del Oso de Oro de la Berlinale por su película No existe el mal, ganó el premio e inmediatamente fue condenado por el gobierno de su país a cumplir una sentencia de un año de cárcel, según anunció su abogado a la agencia Associated Press.

Rasoulof viene siendo perseguido por su país debido a que su cine tiene la costumbre de mostrar la represión y la tiranía del gobierno iraní.

Así, por ejemplo fue arrestado en mitad de un rodaje o acusado de “rodar sin permiso” o de “realizar propaganda” contra el régimen. Lo cierto es que al ser legitimado en Berlín, el estado de su país se expidió sentenciándolo a seis años de cárcel, pena que se rebajó finalmente a uno.

Mirá también

Rasoulof no puede irse del país porque le sacaron el pasaporte y tiene prohibido salir del país. ¿Pero irá efectivamente preso? No, Rasoulof vive en libertad bajo fianza. Debido al problema de pasaporte no pudo estar presente en festival de cine de Berlín.

Su premio lo recogió su hija, que es la protagonista de la película galardonada. No existe el mal es una obra episódica que trata sobre la fortaleza moral y la pena de muerte. Lo definen como un filme que indaga acerca de cómo las personas pueden vivir sometidas a una perpetua libertad condicionada bajo regímenes despóticos.

El actor Reza Akhlaghirad,el director Mohammad Rasoulof y la actriz Soudabeh Beizaee, en el Festival de Cannes, en 2017. Foto: AFP/Anne-Christine Poujoulat

La persecución no es novedad para el realizador de 48 años. El creador de películas como Un hombre íntegro, largometraje por el que también fue condenado, todavía espera el fallo de otra causa a raíz de su polémica obra.

En 2011 Rasoulof había sido detenido junto al también director Yafar Panahi. Ambos fueron condenados a seis años de cárcel. Además, se les impuso una prohibición de hacer películas “durante 20 años”, cosa que evidentemente no ocurrió.

Mirá también

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *