Radiografía: cómo es el ecosistema de las agtech en Córdoba



En la provincia de Córdoba existen 72 empresas AgTech de las cuales el 63% se concentran en el área de agricultura y ganadería de precisión con desarrollo de software de gestión (por lo general para procesamiento de datos, generación de información y realización de prescripciones) y de software en combinación con hardware y equipamiento tecnológico más completo. Un 35% no tuvo ningún tipo de apoyo y el resto recibió Aportes No Reintegrables o fondos de programas públicos o inversiones de capital privado.

Los datos se desprenden de un trabajo de los economistas del Ieral Juan Manuel Garzón (coordinador), Valentina Rossetti y Pablo Romero para la Agencia Córdoba Innovar y Emprender. El objetivo es dimensionar al ecosistema AgTech e indagar sobre las vinculaciones e interacciones en su interior, y de la percepción que tienen los emprendimientos del potencial de creación de valor.

Tres de cada diez de las empresas están en una etapa “semilla”, un número similar en desarrollo “temprano”; en expansión interna el 12% y en externa el 8%. El 33% todavía no registró ingresos; cuatro de cada diez llegaron a facturar hasta $10 millones anuales; en el rango de entre 10 y 50 millones de pesos al año está el 15%; entre 50 y 100 millones de pesos, ocho por ciento y solo una firma facturó más de 100 millones de pesos.

Los montos recibidos en programas públicos de tipo ANR u otros similares van desde los U$S 3000 hasta los US$300.000 por emprendimiento, con una mayor cantidad de casos en US$ 30.000. Los aportes de capital privado son superiores a los montos públicos: el mínimo US$20.000 y el máximo, U$S1,5 millones.

El desarrollo temprano de las empresas sería la causa de que la mayoría -75%- no exporte hasta el momento. De las 13 que lo hacen, sólo cuatro lo hacen en forma permanente. De las que operan afuera, la mayoría llega a Latinoamérica.

En promedio, por empresa hay involucrados 2,6 emprendedores. En su gran mayoría son hombres. Solo se contabiliza una docena de mujeres. Casi nueve de cada diez tiene título universitario o superior. Las áreas de estudio que predominan en su formación son las ingenierías electrónicas, industriales y mecánicas (24% del total) y las ingenierías en sistemas, computación y comunicaciones (también 24%).

El ecosistema AgTech ayuda a modificar los modos de producción.Shutterstock

Cuando arrancaron el proyecto, el 54% tenía menos de 40 años. El ecosistema cordobés, además, da trabajo a unas 324 personas; en ese segmento la participación de las mujeres alcanza 30%.

El cliente de mayor relevancia está dado por el productor o la empresa agropecuaria. Le siguen en importancia, aunque de lejos, la industria química y semillera, y las industrias derivadas del agro. Las agronomías (ventas de agro-insumos) también tallan. El eslabón de maquinaria agrícola (industria y concesionarios) está en el escalón medio-baja, al igual que los actores de otras cadenas de valor y clientes gubernamentales.

La radiografía del sector muestra que existen distintos tipos de acuerdos de cooperación entre las organizaciones. En el 70% de los casos hay alguna acción conjunta, siendo la coinversión (fondos públicos que complementan a privados) la más recurrente. También se observan vinculaciones con entidades tradicionales del agro y centros tecnológicos de universidades (aparecen con mucha frecuencia).

Los economistas analizan que el ecosistema está “en vías de desarrollo, en un proceso de construcción que es lento, que se cimienta con emprendedores que fracasan, que acumulan conocimientos y experiencias, que aprenden y vuelven a emprender, cada vez con mayores aciertos” y advierten que para apuntalar el proceso se deben propiciar conexiones colaborativas directas.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *