¿Qué es de la vida de James Blunt, el cantante de “You’re Beautiful”?



¿Qué es de la vida de James Blunt, el cantante de ese enorme hit que fue “You’re Beautiful”?

James Blunt reúne las condiciones necesarias para ser considerado un “one-hit wonder”. Lo admite en su bio de Twitter: “La prueba de que una sola canción es todo lo que necesitás”. Aunque la carrera del músico inglés sigue en pie -lanzó su sexto álbum en 2019-, lo cierto es que su mayor éxito fue y será por siempre “You’re Beautiful”, esa balada romántica y empalagosa que editó en su disco debut, Back to Bedlam (2004), cuya introducción de guitarra acústica se convirtió en el leit motiv de varias historias de amor de la época.

“You’re Beautiful” sonaba hasta en los rudimentarios ringtones de los celulares de aquel entonces. Back to Bedlam se convirtió en el disco más vendido de ese año en Reino Unido -luego sería de la década- y decidieron editar el tema como single en 2005: solo en Estados Unidos vendió más de 3 millones de copias. En el videoclip, el propio Blunt se presentaba al mundo con sus ojos celestes mirando a cámara bajo una intensa nevada. Mientras canta cada estrofa de la canción, se saca la campera, el buzo, la remera, las zapatillas, deja sus pertenencias en el suelo y se arroja al mar desde un acantilado. Un verdadero acto de amor en pleno invierno europeo.

Más allá de alcanzar ese pico de popularidad a mediados de la primera década del siglo XXI, hay vida antes y después de “You’re Beautiful”. Blunt en realidad se llama James Hillier Blount, nació el 22 de febrero de 1974 en un pueblito militar inglés de poco más de 10.000 habitantes llamado Tidworth, en Hampshire. De hecho es uno de sus ciudadanos ilustres. Antes de convertirse en músico profesional fue oficial del Ejército Británico en el regimiento Life Guards y en 1999 participó con la OTAN en la Guerra de Kosovo.

La familia Blount tiene una larga historia de servicio militar, más precisamente desde el siglo X, cuando sus antepasados llegaron de Dinamarca a Inglaterra. Sin ir más lejos, el padre de James era oficial de caballería y luego piloto de helicóptero, lo que obligó a toda la familia a mudarse cada dos años a lugares recónditos del mapa siguiendo los puestos militares del Coronal Charles Blount: Middle Wallop, Netheravon, York, Nicosia, Soest. James también es piloto -obtuvo su licencia a los 16 años- y en 1996 se convirtió en licenciado con honores en Sociología.

Su formación musical también fue temprana. Comenzó con lecciones de piano y violín cuando era chico pero fue clave cuando conoció la guitarra eléctrica a los 14 años. Escribía canciones en su tiempo libre mientras estaba en el ejército. De hecho, en Kosovo tocó varias veces para las tropas y los lugareños, y en esos días de plena guerra escribió la canción “No Bravery”. A través de una amiga música le acercó un demo al manager de Elton John, Todd Interland, y así comenzó su carrera. En 2002 se vio obligado a dejar el uniforme para enfocarse de lleno en su faceta artística pero siguió colaborando con la ONG Médicos sin Fronteras a través de subastas en sus conciertos.

Basado en una historia real

“You’re Beatiful” es una historia simple y verídica. Se le ocurrió cuando vio a su exnovia en el subte de la mano de su nueva pareja, una escena que le rompió el corazón. Blunt dice que la escribió en dos minutos y que terminó de darle forma con la ayuda de los compositores Sacha Skarbek y Amanda Ghost.

James Blunt y Sofia Wellesley en la boda del Príncipe Harry y Meghan Markle

Empieza con un chiste: “Mi vida es brillante”, dice dos veces seguidas, casi como por accidente. Y continúa: “Vi un ángel/ De eso estoy seguro/ Me sonrió en el subte/ Estaba con otro hombre/ Pero no perderé el sueño por eso/ Porque tengo un plan”. Ese plan, sin embargo, nunca es revelado, no existe. O quizás sea simplemente recordarla. “Pero es hora de enfrentar la verdad/ nunca estaré contigo”, se resigna sobre el cierre. Y provoca más de un suspiro.

No obstante, a principios del año pasado explicó en declaraciones a The Guardian que la canción siempre fue retratada como “romántica” pero que en realidad es “un poco espeluznante”. “Se trata de un chico (yo) que está drogado y acecha a la novia de otra persona en el subte”, dijo. La parte de estar drogado le trajo algún que otro problema para sonar en la radio así que tuvo que cambiar el verso “fucking high” (jodidamente drogado) por “flying high” (volando alto).

Nada detuvo el éxito arrollador de “You’re Beautiful”, el tema que le permitió girar por todo el mundo, esta vez como músico. Europa, Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Japón, Latinoamérica… El hit lo llevó a lugares impensados y generó una buena base de fans para seguir editando música. Incluso la cantó en la boda de Elton John y David Furnish. Después llegaron más discos: All the Lost Souls (2007), Some Kind of Trouble (2010), Moon Landing (2013) y la lista sigue. Sin embargo ninguno consiguió la trascendencia del primero.

James Blunt aprovechó el aislamiento para editar su primer libro

Blunt, el aristócrata

En 2014 su vida dio otro vuelco. El 6 de septiembre se casó con Sofia Wellesley, nieta de Valerian Wellesley, octavo duque de Wellington, y entró en la aristocracia británica. Su anterior roce con la Corona había sido con el príncipe Harry, al que conoció en la Armada. Por eso se lo pudo ver en la la boda real del príncipe y Meghan Markle de la mano de su esposa Sofia, una de las más fotografiadas del evento. Como si fuera poco, el hijo mayor de la pareja tiene como padrino a Ed Sheeran, miembro de la Excelentísima Orden del Imperio Británico.

Más allá de sus actividades particulares, Sofia y James restauraron un viejo pub cerca de la cancha del Chelsea, en Londres, al que asisten desde fanáticos de fútbol hasta miembros de la realeza. Ellos, sin embargo, pasan la mayoría del año en su casa de Ibiza, España.

El cantautor tiene otra faceta que descubrió en los últimos años con la llegada de las redes sociales: su ironía. Como buen inglés, su humor es ácido y se hizo conocido por ser un gran respondedor de trolls en Twitter. De hecho en plena cuarentena editó How To Be A Complete and Utter Blunt: Diary of a Reluctant Social Media Sensation (Cómo ser un completo y absoluto contundente: diario de una sensación reacia a las redes sociales), una suerte de biografía con sus mejores “clapbacks” (réplicas) tuiteras.

“Con la invención de Twitter podía responder a los comentarios, así que en lugar de tomarlos en serio pensé en reírme, y no solo reírme de ellos, sino reírme de mí mismo”, explicó. Sobre el libro, aclaró: “La segunda ola del virus ya está con nosotros. La gente compró papel higiénico con pánico y hay escasez. Este libro está diseñado para leerse sentado en el inodoro y las páginas se utilizan según corresponda posteriormente”.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *