Premios Konex: quiénes son los cien artistas más destacados de la década


Hay regalos que hacen falta. Hoy un centenar de artistas saben que del otro lado había alguien, algunos, muchos, que miraron y tomaron nota de que su trabajo importaba. Con ese ánimo se vive este año la elección de las cien personalidades del espectáculo argentino más destacadas de la última década (2011-2020), que recibirán los diplomas al mérito que entrega la Fundación Konex en veinte categorías de quehacer artístico.

“Todos los años hago lo mismo: llamar uno por uno a los cien elegidos para el diploma y avisarles del premio antes de que se enteren por otro medio. Este año noté como nunca que es mayor la emoción, la reacción es impresionante, unánime, ‘en medio de la depre que vivimos recibir esto es una caricia, un mimo’, me dicen, no hubo ninguna objeción ni ningún comentario amargo”, dice el presidente de la Fundación Konex, Luis Ovsejevich, desde hace 42 años el motor de este premio anual a diferentes actividades que, en 2021, por quinta vez, se entrega al mundo del espectáculo.

La estatuilla máxima, el Konex de Brillante, fue otorgada en 1981 a Luisa Vehil y Alfredo Alcón; en 1991, a María Rosa Gallo; en 2001, a Norma Aleandro; y en 2011, a Ricardo Darín, el actor que asumió en esta edición la presidencia del Gran Jurado, integrado por veinte reconocidos nombres asociados a la actividad artística. Junto con Darín, trabajan y votan por igual Graciela Borges, la secretaria general (Konex de Platino 2011); Norma Aleandro, como invitada especial; y los siguientes referentes en distintos rubros: la conductora Teté Coustarot, el director y autor de teatro Javier Daulte, la vestuarista Beatriz Di Benedetto, el crítico e investigador Jorge Dubatti, la escenógrafa Graciela Galán, la documentalista Carmen Guarini, la actriz de musical Sandra Guida, la directora del Grupo de Titiriteros del Teatro San Martín Adelaida Mangani, la actriz y directora Leonor Manso, la actriz Ana María Picchio, el iluminador Félix Monti, el productor Carlos Rottemberg, el guionista Sergio Vainman, los periodistas Carlos Morelli, Hinde Pomeraniec, Pablo Scholz (el único de los veinte que no recibió un premio Konex pero ya fue jurado, en 2011), Pablo Gorlero y Marcelo Stiletano, ambos de LA NACION.

“Es un honor para mí que me hayan propuesto esta responsabilidad, no podía negarme y estoy orgulloso de compartir con veinte especialistas muy avezados y talentosos. El rol de jurado te permite revisar y recorrer el camino de un montón de colegas admirados y venerados en muchos casos. Pero también tenés que optar, por decirlo de una manera amable, por distinguir a alguien por sobre los demás y ahí si deja de ser tan amable: distinguir a alguien supone erróneamente dejar de lado a otro. Y eso puede parecer una injusticia porque hay subjetividades pero prevalece el sentido común de la mayoría. Tu corazón puede estar más cerca de uno u otro pero si no queda, que va a hacer, es así, no pudo prevalecer lo personal. Y si el resultado deja enojado alguno, pierde porque es desconocer cómo funciona esto”, dice Darín, que conoce la experiencia porque fue jurado en los festivales de San Sebastián y Biarritz.

“Hay subjetividades pero prevalece el sentido común de la mayoría”, explica el presidente del jurado, Ricardo Darín LA NACION

Según el actor, el foco estuvo en valorar el talento, el esfuerzo, la dedicación y las condiciones de producción “porque no es lo mismo un gran presupuesto que hacer a pulmón”: “Me gustó escuchar a los especialistas –yo no soy especialista de nada–, cotejar con ellos y estar atento, sensible y ecuánime a lo que me decían. Las charlas con el equipo de jurados fueron muy buenas, el intercambio de opiniones fue abierto, nos escuchamos y entendimos, no hubo momentos tensos, nadie se enquistó en una opinión, nadie por encima de nadie”, dice, en coincidencia con Graciela Borges, fogueada también en jurados de festivales como el Bafici: “Es difícil porque en diez años son enormes las cosas que he visto y me emocionaron, y no se recuerda todo, además de que trabajé mucho los últimos tiempos. Me informé mucho, estuve atenta y nos llevamos muy bien, cada uno tiene su opinión pero no discutimos, no hubo ni un sí ni un no; puse lo que creía, no hubo olvidos sino búsqueda de consenso entre todos”.

¿Cómo es el proceso de selección hasta llegar a cinco nombres por disciplina durante una década? Para cada rubro, los jurados proponen nombres. Puede pasar que la misma persona aparezca en más de una categoría como Luis Brandoni, por ejemplo, votado para teatro, cine y televisión, área donde finalmente quedó seleccionado. Resueltas estas cuestiones, con ya unos diez nombres en cada rubro, comenzaron las reuniones, vía Zoom por supuesto. No hay secretos entre los miembros del jurado, todo se vota y se discute abiertamente y, por lo tanto, se modifica cuando se ponen de acuerdo.

“Es difícil porque en diez años son enormes las cosas que he visto y me emocionaron. Me informé mucho, estuve atenta y nos llevamos muy bien, cada uno tiene su opinión pero no discutimos, no hubo ni un sí ni un no; hubo búsqueda de consenso entre todos”, explica Graciela Borges, parte del gran jurado a cargo de la seleccióngentileza Soledad Lareo

“La votación inicial es sólo un punto de partida para comenzar a charlar entre todos. Las opiniones de los especialistas cambian votos porque son los que siguieron muy de cerca estos recorridos, conocen a todos los de su área. Cada año, siempre al Jurado le digo lo mismo: de los cien elegidos, van a estar de acuerdo con 95. Puede haber cinco que quieren y no están y, al revés: cinco que están y no quieren. Pero hay 95 nombres con los que todos concuerdan. Esta vez me respondieron que estaban de acuerdo con los cien”, dice Ovsejevich.

Dejar afuera las diferencias políticas e ideológicas es una premisa de los Konex pero al tratarse de premios a figuras públicas y que dividen aguas con sus opiniones, la preocupación por equilibrar la balanza entre posturas opuestas podría filtrarse. Sin embargo, sobre este punto Darín fue tajante: “Si hay un territorio donde la famosa grieta -término que detesto- no juega es en el artístico, lo puedo jurar, nada de eso intervino, me declaro definitivamente enemigo de que esas diferencias influyan para valorar el talento y la capacidad de un artista. Nosotros debemos dar ese ejemplo, ir en contra de eso como si no existiera”. Lo que sí, según el Presidente del Gran Jurado, se tuvo en cuenta fue la paridad de géneros aunque en algunos rubros “resultó más difícil”. Por ejemplo, en las categorías dirección de teatro, documental y producción, de los cinco premiados solo uno es mujer (Corina Fiorillo, Franca González y Vanessa Ragone, respectivamente); en dirección de televisión y guion, los cinco son varones; mientras que vestuario es la única disciplina donde ellas prevalecen 4 a 1.

Si bien la ceremonia de entrega de los diplomas se realiza en septiembre, es altamente probable que en 2021 el encuentro se cumpla a fines de octubre y al aire libre, en el patio de la Ciudad Cultural Konex. Después de este evento, el Gran Jurado volverá a reunirse para seleccionar a una personalidad de cada quinteto premiado. Para esta figura, considerada la más significativa, es el Konex de Platino. A su vez, entre estos veinte, se elegirá a uno, el Konex de Brillante, máximo reconocimiento que entrega la Fundación Konex. El acto en el que se otorgan los veinte Konex de Platino, las Menciones Especiales, los Konex de Honor y el Konex de Brillante se celebraría entonces en diciembre.

Para los que ya no están, porque fallecieron durante la década a considerar, se establecieron los Konex de Honor que este año serán para dos maestros, el director de teatro Agustín Alezzo (1935-2020), y el director de cine y actor Leonardo Favio (1938-2012). En anteriores ediciones, Konex de Honor fueron Luis Sandrini en 1981, Saulo Benavente en 1991, María Luisa Bemberg en 2001 y Alejandra Boero en 2011. Lamentablemente, había muchos artistas fallecidos en los últimos diez años que no podían dejar de ser recordados. Por esa razón, Ovsejevich decidió desempolvar la categoría “Los Inolvidables” que no se usaba desde 1981, cuando se realizó la primera premiación dedicada al espectáculo. En esa oportunidad, hace 40 años, se hizo una larga lista para incluir celebradas trayectorias y no sólo de la década como comenzó a cumplirse a partir de 1991. Este año, “Los inolvidables” son China Zorrilla, Fernando “Pino” Solanas, Antonio Carrizo, Eduardo “Tato” Pavlovsky, Sergio Renán, Diana Álvarez, Marcos Mundstock, Daniel Rabinovich, Hugo Arana y Alejandro Urdapilleta: todos ellos habían recibido el Premio Konex.

Otro cambio con respecto a 2011 es que el apartado guion no se subdivide en cine y televisión sino es una única categoría. Y ese lugar lo ocupa el regreso de Conductor/a que no se premió ese año. En 2021, Mirtha Legrand no será de la partida: en 1981 y 1991 recibió el diploma al mérito; en 2001, el Konex de Platino; y en 2017, una mención especial por su tarea periodística como entrevistadora en los Almuerzos. Y un dato: a diferencia de los Martín Fierro, Susana Giménez no ganó nunca un diploma como conductora sino como actriz de musical, en 1991. Nada grave, por cierto: Pepe Soriano recibió un Diploma al mérito en 1981. Y Héctor Alterio, dos Diplomas, en 1981 y 1991. Ninguno de los dos ganó el de Platino. Este año a ambos se les entregará la mención especial por trayectoria.

El Teatro Nacional Cervantes, distinguido por su aporte institucional y artístico con una mención especialHernán Zenteno / archivo – LA NACION

Por su aporte institucional y artístico, este año las Menciones Especiales son para el Grupo de Titiriteros del Teatro San Martín; La Cochera, el emblemático grupo cordobés que dirige Paco Giménez; las Piel de Lava, grupo de creación colectiva formado por Elisa Carricajo, Valeria Correa, Pilar Gamboa, Laura Paredes y Laura Fernández, y el Teatro Nacional Cervantes.

Con respecto a los cien elegidos, es importante subrayar que no son nominados sino ganadores: el Diploma al Mérito ya es un premio. Los memoriosos o muy exhaustivos podrán notar que hay muchos nombres que se repiten como Ingrid Pelicori, Karina K, María Onetto, Luis Brandoni, Daniel Fanego, Lucrecia Martel y Claudio Tolcachir, entre otros, todos con un Diploma por lo menos. E incluso ganadores del Konex de Platino en dos oportunidades como Oscar Martínez (actor de comedia, cine y teatro, en 1991, y actor de teatro, en 2001) y Mercedes Morán (actriz de televisión en 2001 y 2011). O con uno, como Alberto Negrín (escenografía, 2011) y Daniel Barone (director de TV, 2011), que compartió con Damián Szifron, este año con diploma en la categoría Director de Cine. Otros, muy conocidos, pero que nunca fueron convocados como Nancy Dupláa, Marilú Marini, Natalia Oreiro, Alejandro Awada o Lalo Mir.

“Creo que es el premio más prestigioso de la Argentina, no lo digo yo, lo dicen los demás. Es difícil manejar a veinte jurados, no es lo mismo que tres o cinco que pueden arreglar entre ellos”, dice Ovsejevich, muy satisfecho con su criatura de 42 años nacida para “sembrar el porvenir” con el “ejemplo de los mejores”. En momentos de futuro incierto para el espectáculo, no es poco.

Actriz de Teatro

Actor de teatro

Director/a de teatro

Actriz de cine

Actor de cine

Director/a de cine

Actriz de TV

Actor de TV

Director/a de TV

Intérprete Femenina de Musical

Intérprete Masculino de Musical

Unipersonal

Infantil y Juvenil

Documental

Guion

Conductor/a

Escenografía

Vestuario

Iluminación

Producción

Menciones Especiales

Menciones Especiales por Trayectoria

Konex de Honor

Los inolvidables

China Zorrilla, Fernando “Pino” Solanas, Antonio Carrizo, Eduardo “Tato” Pavlovsky, Sergio Renán, Diana Álvarez, Marcos Mundstock, Daniel Rabinovich, Hugo Arana y Alejandro Urdapilleta.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *