Premios Globo de Oro 2021: los grandes olvidados de las nominaciones


La edición número 78 de los premios de Globo de Oro ya tiene sus candidatos, con Mank de David Fincher liderando con 6 nominaciones. Los galardones de la Prensa Extranjera de Hollywood se entregarán el 28 de febrero en una ceremonia atípica debido a la pandemia de coronavirus, con sus anfitrionas, Tina Fey y Amy Poehler, conduciendo desde Nueva York y Los Ángeles, respectivamente.

Como todos los años, las nominaciones brindan unas cuantas sorpresas y, en esta oportunidad, en la categoría televisiva fue en donde más se notó el divorcio de la Prensa Extranjera de Hollywood de la opinión crítica y, también, la recepción de la audiencia.

Aquí repasamos algunos olvidos llamativos de los Globo de Oro 2021:

Nunca, casi nunca, a veces, siempre es ignorada y el indie pierde la batalla

Esta atípica carrera al Oscar permite que muchos largometrajes independientes den un paso al frente y se consagren. En otro escenario, quizá Nomadland no hubiese tenido tan buena recepción en los premios, y lo mismo podríamos decir de Promising Young Woman, quien dio el batacazo esta mañana. Nunca, casi nunca, a veces, siempre era otra indie que tenía todas las de ganar o, al menos, de cosechar un puñado de nominaciones como lo hizo en su terreno: los Independent Spirit Awards. La gran película de Eliza Hittman merecía estar como candidata en mejor drama, guion, dirección, mejor actriz (Sidney Flanigan) y mejor actriz de reparto (Talia Ryder). Sin embargo, acaso por su duro relato -la crónica de un aborto contada esencialmente en tiempo real-, los votantes decidieron inclinarse por opciones más convencionales, como The Father o El juicio de los 7 de Chicago.

Paul Raci no es nominado por El sonido del metal

El actor, quien interpreta a Joe en la película de Amazon Prime Video dirigida por Darius Marder sobre una idea del cineasta Derek Cianfrance, fue sorpresivamente olvidado en la categoría mejor actor de reparto, si bien el protagonista del drama, Riz Ahmed, obtuvo una nominación y se posiciona cada vez más fuerte para el Oscar. De todas formas, que una interpretación tan natural como la que brinda Raci sea ignorada no sorprende: en la temporada de premios se suelen sobrevalorar actuaciones más estridentes. Quizá, como sucedió en su momento con Mark Rylance por Puente de espías, la sobriedad que le aporta Raci al film sea apreciada por la Academia a la hora de entregar la estatuilla dorada. Por el momento, hay que ver qué sucede con el Sindicato de Actores y sus nominaciones del jueves. ¿Otras grandes actuaciones que pasaron inadvertidas? Julia Garner por The Assistant, Haley Bennett por Swallow, Zendaya por Malcom & Marie, Sophia Loren por La vida ante sí, Delroy Lindo por 5 sangres, y Jude Law y Carrie Coon por The Nest.

El misterio de El baile

El baile, el nuevo film de Netflix con Meryl Streep y Nicole Kidman – Fuente: Netflix

Que la Prensa Extranjera de Hollywood tiene una debilidad por todo lo que salga de la factoría Ryan Murphy no es ninguna novedad, lo cual lleva a sus votantes a nominar en demasía a sus producciones, sobre todo en el plano actoral. El baile, que se puede ver por Netflix, no solo integra la categoría de mejor película comedia y/o musical -categoría extraña de la cual rescatamos el guiño a Palm Springs- sino que también James Corden obtuvo una nominación, dejando afuera a sus compañeras de elenco, Nicole Kidman y Meryl Streep. Las actrices son, curiosamente, quienes salen airosas de una producción queer muy edulcorada, y se lucen en las viñetas musicales y en las secuencias donde demuestran su talento para la comedia. A pesar de esto, fueron ignoradas y solo Corden, el eslabón más débil del cast, misteriosamente halló su lugar entre los mejores actores de comedia. Lo que se dice una exageración.

I May Destroy You, afuera

Trailer de I May Destroy You – Fuente: YouTube

La miniserie británica creada, escrita, protagonizada y dirigida por Michaela Coel para la BBC One -que luego encontró su lugar en HBO- está nominada en los Critics’ Choice Awards, y ya recibió un premio al mejor ensamble en los Independent Spirit Awards. La producción, un original y devastador retrato autobiográfico sobre un abuso sexual y sus consecuencias -entre tantas aristas que la miniserie maneja de manera superlativa- no ingresó en ninguna categoría de los Globo de Oro. No solo representa un papelón en términos de esa desconexión entre la Prensa Extranjera y lo que sucede por fuera de su burbuja, sino que ejemplifica, nuevamente, ese apoyo a lo más convencional y vetusto, como lo es la inclusión del thriller The Undoing.

Better Call Saul, la batalla perdida

Better Call Saul: trailer final de la quinta temporada – Fuente: YouTube

Desde su estreno en adelante, Better Call Saul demostró que era mucho más que el spin-off de Breaking Bad. De hecho, para muchos es incluso superior. El drama de Peter Gould se lució especialmente en su quinta temporada, la mejor de todas las que entregó la serie y, a pesar de esto, no logra llevarse ninguna estatuilla, ya sea en los Globo de Oro o en los Emmy. En esta ocasión, solo su protagonista, Bob Odenkirk, fue nominado, pero tanto Rhea Seehorn como Tony Dalton merecían una inclusión. La sexta temporada será la última y seguramente jamás veamos a Better Call Saul, elegida como una de las mejores series de 2020 por el American Film Institute, cosechar un galardón. Inexplicable.

Paul Mescal y otro olvido sorprendente

Paul Mescal en una escena de Normal People – Fuente: BBC

La serie irlandesa Normal People, una de las mejores producciones del año pasado, tuvo una buena recepción en los Globo de Oro con sus nominaciones a mejor miniserie y mejor actriz de miniserie para Daisy Edgar-Jones. De todas formas, quien quedó afuera fue precisamente el coprotagonista, Paul Mescal, nominado al Emmy -en ese caso, a diferencia de su partenaire- y que aquí fue completamente ignorado. Lo mismo sucedió con Hugh Jackman por su extraordinaria actuación en Mala educación, el film de Cory Finley que también tuvo una excelente recepción, y que de hecho se llevó el Emmy a mejor película para TV. Se trata de una maniobra clásica de los Globo de Oro: nominar lo nuevo y no necesariamente bueno -Ratched es buen ejemplo de esa mala decisión-, sacrificando actuaciones y producciones brillantes a las que se fueron olvidando en el camino.

Más información



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *