Por qué vale la pena (volver a) ver Patria, la gran ganadora de los Premios Platino

Patria, una de las series españolas más elogiadas del 2020, tuvo su merecido reconocimiento en la octava edición de los Premios Platino que se entregaron este domingo en Madrid. La producción basada en el best seller de Fernando Aramburu se alzó con los cuatro premios más importantes entre las series.

Además del Platino a mejor miniserie, Aitor Gabilondo ganó como creador de la ficción. Además, Elena Irureta y Loreto Mauleón se impusieron en los rubros mejor actriz protagónica y de reparto respectivamente. Hoy, la serie está disponible en varias plataformas: HBO Max, Cablevisión Flow, Telecentro Play y Movistar Play.

Irureta, de raíces vascas, obtuvo el premio por encarnar a Bittori, la viuda de Txato (José Ramón Soroiz), cuyo asesinato funciona como el disparador de la primera producción de HBO en España que plantea el enfrentamiento entre dos familias atravesadas trágicamente por el terrorismo de ETA.

Elena Irureta y el creador de Patria, Aitor Gabilondo, en la gran noche de "Patria" en los Platino. EFE/ Víctor Lerena

Elena Irureta y el creador de Patria, Aitor Gabilondo, en la gran noche de “Patria” en los Platino. EFE/ Víctor Lerena

Mauleón, por su parte, lo hizo por su papel como Arantxa Garmendia Uzkudun, una fuerte interpretación de una mujer que vive con secuelas de un accidente cerebrovascular, con movilidad y capacidad de expresión muy limitadas.

Después de su noche de gloria, vale recordar por qué vale la pena ver -o volver a ver- esta ficción de alto nivel narrativo y de producción que generó polémica: cierta parte de la población española juzgó su parcialidad política frente a la organización separatista ETA.

Mientras algunos encontraron una intención de marcar el dolor y las fracturas en la sociedad para luego encontrar algún tipo de reconciliación, otros consideraron que se posiciona desde un lugar reduccionista y por momentos excesivamente esquemático respecto a la temática.

La trama de una ficción agrietada

Bittori y Miren, dos amigas atravesadas por los atentados de ETA.

Bittori y Miren, dos amigas atravesadas por los atentados de ETA.

La trama narra cómo la amistad entre Bittori y Miren Uzkudun (Ane Gabarain) se quiebra cuando “Txato” Lertxundi (José Ramón Soroiz), el marido de Bittori y empresario vasco, es asesinado en la puerta de su casa por una célula etarra integrada por Joxe Mari (Jon Olivares), el hijo de Miren.

Bittori lucha durante años para buscar a los culpables. Mientras que la madre de Joxe Mari termina defendiendo el atentado. La ficción sucede en ciudades -ficticias y reales- del País Vasco y sigue la historia de estas dos familias a lo largo de tres décadas, en un relato que va a y viene entre los años ’80 y 2011, cuando ETA comunicó que abandonaría la lucha armada.

Patria no pretende ser un ensayo sobre la lucha del movimiento separatista. Sólo se propone mostrar las almas de dos familias desgarradas por las esquirlas. Dos familias que quedaron de un lado y del otro de la grieta que dividió a España, y que en algún momento se tuvieron afecto.

Una ficción objetiva y bien actuada

Escena estremecedora: Bittori, con su esposo asesinado en brazos.

Escena estremecedora: Bittori, con su esposo asesinado en brazos.

Irureta y Gabarain, actrices detrás de Bittori y Miren, están en el podio de las virtudes de este relato demoledor. Sus composiciones, cargadas de matices y sutiles contundencias, dejan abiertas las heridas de dos almas en pena.

Pero también hay grandes interpretaciones en el elenco secundario. Desde la premiada Mauleón y esa movilizante Arantxa, que con sus limitaciones para comunicarse logra ser un puente de acercamiento; hasta Mikel Laskurain, el introvertido padre de Arantxa y marido de Miren que parece quedar sin reacción y detenido en el tiempo, tras la muerte de su amigo “Txato”.

Otra cuestión que se destaca en esta ficción de ocho episodios es la ausencia de una bajada de línea. Se muestra, se revisa, se trata de entender, pero nunca se justifica, se castiga, ni se cae en la tentadora fórmula moralista de muchas ficciones que, amparadas en las licencias de un guión, buscan trazar los perfiles de buenos y malos.

Realista y contada por propios

La serie de HBO está basada en el libro de Fernando Aramburu.

La serie de HBO está basada en el libro de Fernando Aramburu.

Así como Aramburu volvió a poner en el centro de la discusión los métodos del terrorismo vasco y de qué manera estremeció la vida cotidiana de Euskadi durante más de medio siglo, la serie logra el impacto que produjo el libro cuando se lanzó al mercado, en 2016.

Quizás tenga que ver con que su creador, sus protagonistas y parte del equipo de producción son vascos que crecieron al fragor del conflicto, y entendieron lo que el escritor nacido en San Sebastián quiso reflejar en la novela que lleva vendidos más de 1,2 millones de ejemplares.

La Patria de HBO también se destaca por una realización cuidada al detalle: los escenarios le dan realismo a la historia y el maquillaje para envejecer o rejuvenecer a los actores es notable. Además, la ficción no deja afuera al público que no está empapado en la historia del conflicto.

Enorme producción de "Patria", rodada, en gran parte, en escenarios reales.

Enorme producción de “Patria”, rodada, en gran parte, en escenarios reales.

España ha realizado varias películas y docuseries sobre la sangre derramada, con buenos y malos resultados. Pero es Patria, tal vez, la que mejor transmita el costo y las heridas de esa lucha despiadada. Y representa la confirmación de que, para contar la historia, a veces alcanza con mirar puertas adentro.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *