Por qué la mejor película puede no ser la más votada

Nuevamente se acerca la fecha de entrega de los Oscar, y la pregunta del millón sigue siendo la misma, desde que cambió el método según el cual se elige a la ganadora del premio principal, el Oscar a la mejor película. ¿Por qué si El poder del perro quizá sea la que obtenga más votos como primera opción, la triunfadora pueda ser CODA?

Ya son cerca de 10.000 los miembros de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood habilitados a emitir su voto, un 25 % más que los que eran hace dos años. El voto, desde la 92ª entrega, se realiza online.

Lo cierto es que la suerte está echada, porque el recuento por parte de la consultora PriceWaterhouse -la misma empresa que lo hace desde hace 82 años- ya se realizó.

Bong Joon-ho con sus ¡cuatro! estatuilas, hace ya dos años, por "Parásitos". Cuando todos creían que ganaba "1917"... Foto AFP

Bong Joon-ho con sus ¡cuatro! estatuilas, hace ya dos años, por “Parásitos”. Cuando todos creían que ganaba “1917”… Foto AFP

Vamos a recordar el método de votación, para que quede bien claro por qué la película ganadora no necesariamente es la que tiene más votos.

Importa la posición en la lista del voto

Primero recordemos cómo se llega a las nominaciones. Cada rama de la Academia elige a sus candidatos: los intérpretes a los actores en sus cuatro categorías de mejor actriz y actor protagónicos, actriz y actor de reparto, los directores a los realizadores, los músicos eligen a los cinco finalistas en mejor música original y mejor canción, y así.

Parte del elenco de "CODA", que con solo 3 nominaciones ascendió en los pálpitos. Foto Diamond Films

Parte del elenco de “CODA”, que con solo 3 nominaciones ascendió en los pálpitos. Foto Diamond Films

Pero para la única nominación a la que están todos habilitados es la de mejor película.

Y ya a la hora de elegir a los ganadores de los otros 22 rubros, se realiza una suma, y se elige por simple mayoría de votos. Si Will Smith saca más votos que Andrew Garfield, se lleva por primera vez la estatuilla de 3 kilogramos al mejor actor protagónico a su casa.

Will Smith en "Rey Richard". No debería escapársele el Oscar. Foto WB

Will Smith en “Rey Richard”. No debería escapársele el Oscar. Foto WB

El rubro mejor película es el distinto. Es el único en el que no hay cinco candidatos, sino que este año hay diez, y el ganador se decide por el sistema de votación preferencial.

Se realizan varias rondas de conteo de los votos. Cada miembro de la Academia debe poner en orden de preferencia los diez títulos. Y solamente si una película obtiene el 50% de los votos totales más uno -que esté en ese porcentaje al tope de la lista de los votantes, más uno- es la ganadora.

De lo contrario, se pasa a una segunda vuelta.

Dos candidatos. Kodi Smit-McPhee (actor de reparto) y Benedict Cumberbatch (actor protagónico) en "El poder del perro". Foto Netflix

Dos candidatos. Kodi Smit-McPhee (actor de reparto) y Benedict Cumberbatch (actor protagónico) en “El poder del perro”. Foto Netflix

Y allí, supongamos que una de las diez películas, El callejón de las almas perdidas, que habría quedado décima, se elimina, y los votos asignados a las películas restantes no se pierden, sino que se reasignan según la preferencia del votante más alta de la lista. Es decir, los votos de cada película eliminada se redistribuyen a la segunda opción de cada votante.

Ojo, porque si la segunda opción de cada votante ya fue eliminada -si alguien puso El callejón de las almas perdidas segunda en su lista de preferencia-, su voto pasa a su tercera opción.

Y así se continúa, ronda tras ronda: se sigue eliminando la que queda última y se suman los siguientes votos a las otras, hasta que quedan dos.

El niño Jude Hill y Jamie Dornan ("Cincuenta sombras de Grey") en la candidata "Belfast", que fue apagando sus posibilidades. Pero... Foto UIP

El niño Jude Hill y Jamie Dornan (“Cincuenta sombras de Grey”) en la candidata “Belfast”, que fue apagando sus posibilidades. Pero… Foto UIP

De ahí que puede suceder que la película que termina ganando el Oscar no necesariamente sea la que reunió mayoría de primeros lugares, sino la que estuvo en muchas boletas como segunda o tercera.

Vayamos a un ejemplo que ya hemos dado en otras oportunidades. Si El poder del perro figuraba en el 40% de los votos primera, pero CODA, con un 30% primera, figura en proporción en más votos segunda, puede resultar la triunfadora.

Emilia Jones es Ruby, la única que no es sordomuda en la familia Rossi, en "CODA", que volvió a los cines en la Argentina. Foto Diamond Films

Emilia Jones es Ruby, la única que no es sordomuda en la familia Rossi, en “CODA”, que volvió a los cines en la Argentina. Foto Diamond Films

Se dice que este sistema de elección es más “democrático”, más amplio, y que a la película que se elige como la mejor es resultado de un consenso y no por voto directo. Según esta apreciación sería mejor, porque de lo contrario podría ganar una película que un grupo menor al 50% disfrutó, pero que no le gusta a otro número mayor de votantes.

Así, Parásitos le ganó a 1917, y antes Green Book a Roma en ediciones del Oscar en las que las películas mencionadas en segundo término partían como favoritas.

Este domingo veremos si no hay sorpresas.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *