Phil Collins deberá presentar una declaración jurada por su higiene

En el complejo y escandaloso proceso de divorcio que lleva adelante Phil Collins, el músico presentará una declaración jurada para probar que no tiene problemas con su higiene personal. El documento forma parte del material para desmentir las declaraciones de Orianne Cevey, que lo había denunciado por falta de limpieza.

Lo que desató el escándalo entre Phil Collins y Cevey, quienes se casaron  y divorciaron dos veces, fueron los dichos de la mujer acerca de la higiene del líder de Genesis. Exponiendo su intimidad, Cevey había dicho públicamente que su ex marido tenía conductas antihigiénicas, como no lavarse los dientes durante meses ni ducharse durante casi un año y que eso habría sido causal de divorcio. 

En los dichos de Cevey, además, se hablaba de un estado depresivo y abusivo por parte de Collins, con quien tampoco podía mantener relaciones sexuales. Y a todo eso le sumó problemas con el alcohol y medicamentos recetados por varias de sus afecciones.

Lo que está en juego

Entre los bienes que están en juego en este divorcio, hay una propiedad en La Florida, Estados Unidos, valuada en unos 33 millones de dólares y que Cevey, asegura que le corresponde como parte de un acuerdo verbal entre ambos.

Phil Collins y su ex esposa Orianne. Foto AFP/Getty.

Phil Collins y su ex esposa Orianne. Foto AFP/Getty.

Orianne, quien es 22 años menor que el músico británico, había recibido 27 millones de dólares a manera de compensación, luego del primer de divorcio de la pareja que, además, tiene dos hijos en común.

Acusaciones escandalosas

A sus 70 años y con graves problemas de salud, Collins decidió realizar esta declaración filmada y jurada que será entregada a los Tribunales en diciembre para negar los hechos a los que hace referencia su ex mujer.

Por su parte, los abogados del músico aseguran que las acusaciones de Cevey son “escandalosas, poco éticas y, en su mayor parte, patentemente falsas o groseramente exageradas”.

El mayor escándalo de este segundo divorcio fue cuando, el año pasado Orianne se atrincheró en la mansión de Miami que, hasta entonces, había compartido con el músico, y lo hizo junto a su nueva pareja.

Para justificarse, Cevey aseguró que la falta de higiene de Collins y muchos de sus malos hábitos, habían transformado al músico casi un ermitaño, lo que hacía insostenible la convivencia.

GENESIS
Phil Collins, con sus compañeros de Genesis. Foto AFP

GENESIS
Phil Collins, con sus compañeros de Genesis. Foto AFP

Mientras se resuelve esta situación, Collins tiene prevista una gira con Genesis, a pesar de que, por una enfermedad ósea, ya no puede sostener los palillos de la batería y, además, tiene que cantar sentado.

Collins sufre de calcificación en sus vértebras y de serios problemas con los nervios de los codos que lo dejaron sin la movilidad necesaria para su desempeño como baterista. Por eso. es su hijo Nicholas quien tomó la posta en la batería, en esta vuelta de Genesis y acompaña a su padre en la gira.

Además de los problemas en los huesos, Collins sufre las consecuencias del alcoholismo en otra etapa de su vida y la pérdida parcial de la audición en uno de sus oídos, según él mismo relató en sus memorias publicadas hace unos años. A eso se suma una voz cada vez más débil para cantar.

En medio del escándalo, los problemas de salud y los millones en juego, el músico intenta refugiarse en la música, su gran pasión, para poder salir adelante.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *