Paul McCartney contó que sus nietos prefieren mirar la tele o jugar en vez de escucharlo cantar

A menos de un año de llegar a los 80, a Paul McCartney no le deben quedar demasiados logros por conseguir. Caballero de la corona, el simple hecho de ser uno de los cuatro únicos beatles de los que la humanidad registra existencia a lo largo de toda su historia es suficiente para que ya no necesite nada para sentirse realizado por demás.

Aún así, el hombre sigue haciendo gala de un estado de actividad permanente, a tal punto que en este 2021 ya acredita el lanzamiento de dos discos, la publicación de un libro y otro en plan de que salga a la venta antes de que termine el año. Y si no está en la ruta yendo de un estadio a otro para refrescar su extenso repertorio frente a multitudes, es porque la pandemia le dio un recreo.

Aún así, el músico se las arregló para ser parte de festivales virtuales, protagoniza un par de documentales que vieron la luz de enero a esta parte y como si eso fuera poco, asumió un rol gremial sumando su voz a los reclamos de una mejor distribución de las ganancias de la industria para los músicos.

Paul McCartney no para; en 2021 ya editó dos discos y un libro. Foto Gentileza Prensa - Mary McCartney

Paul McCartney no para; en 2021 ya editó dos discos y un libro. Foto Gentileza Prensa – Mary McCartney

Una “piedra” en el zapato

Sin embargo, hay algo que McCartney no puede lograr, y fue él mismo quien acaba de revelarlo durante una entrevista concedida al Daily Mirror. Lo más llamativo es que no se trata de no poder tocar en la luna, revivir por un rato a John Lennon para tocar juntos por un rato más o cosas imposibles como esas.

La cuestión es estrictamente doméstica, y tiene que ver con que sus nietos no parecen estar demasiado ocupados en escuchar a su “Grandude” tocar la guitarra. Por el contrario, según reveló el bueno de Paul, si bien a veces consigue que alguno de sus ocho nietos le preste atención cuando quiere tocar para ellos, la mayoría de las veces no están “ni remotamente interesados” en hacerlo.

“De vez en cuando me pongo a tocar en casa, pero depende de lo que estén haciendo, que ellos me escuchen. Tal vez si están jugando, yo trato de decirles: ‘Miren, la gente viene a verme, paga dinero por escucharle’. Y la respuesta es: ‘Abuelo, ¿te importa? Estamos viendo este programa’. Pero a veces logro que se interesen”, contó.

Paul McCartney desanda con Rick Rubin distintos momentos de su vida beatle, en la serie "McCartney 3, 2, 1". Foto Captura de Video

Paul McCartney desanda con Rick Rubin distintos momentos de su vida beatle, en la serie “McCartney 3, 2, 1”. Foto Captura de Video

El favorito de los más pequeños

El músico también reveló que el único tema que les gusta cantar es Blackbird, que los Beatles incluyeron en el Álbum Blanco, publicado en 1968, y que escribió después de escuchar el llamado de un mirlo en Rishikesh, durante su estadía en la India.

“Ocasionalmente, estuve con ellos a la hora de dormir y les canté una pequeña canción, y la que más les gustó fue Blackbird. Lo interesante es que estas canciones aparecen porque la gente las pone en películas y los niños las ven“, dijo Macca, de acuerdo a lo que recoge el portal Music News.

“La película Un jefe en pañales tenía Blackbird; y Canta tenía Golden Slumbers y un par de canciones más, para que los niños las conocieran. Me encanta. Significa que las canciones se convierten en las favoritas de los niños”, explicó el artista.

Como Keith Richards, además de hacer música Paul McCartney escribe libros para chicos.

Como Keith Richards, además de hacer música Paul McCartney escribe libros para chicos.

Los nietos de McCartney son los hijos de su hija Mary, Arthur (22 años), Elliot (19), Sam, (13), y Sid (10); y Miller (16), Bailey (14), Beckett (13), y Reiley (10), cuya madre es la diseñadora de moda Stella.

El abuelo más famoso del rock acaba de lanzar su segundo libro de imágenes para niños titulado El submarino verde de Grandude. Y el nuevo libro presenta a Nandude, en honor a la esposa de Paul, Nancy Shevell, de 61 años.

“Por supuesto que el nombre de mi esposa es Nancy; ella está absolutamente convencida de que es ella. Primero pensé en nombres como Grandudess, en Granduchess, pero no cerraban bien. Hasta que me di cuenta de que mucha gente llama a su abuela Nan, así que pensé que eso es perfecto: Nandude”, concluyó.

E.S.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *