Patricio Giménez se queda en Uruguay: “A la Argentina no voy a cambiarla”



Patricio Giménez, instalado definitivamente en Uruguay: “A la Argentina no voy a cambiarla” Crédito: Instagram

Agobiado por el primer tramo, más restrictivo, de las medidas de aislamiento social, dispuestas para frenar el avance de la pandemia de Coronavirus, Patricio Giménez viajó a Uruguay junto a su hermana, Susana Giménez, para seguir su confinamiento. Desde allí, se enfrascó en duras discusiones mediáticas y ahora expresó su deseo de instalarse en el vecino país para siempre.

En diálogo con el diario El País, Giménez expresó: “La pandemia aceleró mis sueños. Yo tenía un terreno y decía ‘cuando tenga 65 años me voy a hacer una casita frente al mar’. Y empecé a pensar por qué no la hacía ahora. Estoy muy entusiasmado con una chacra que está dentro de un complejo que voy a comercializar y es donde voy a hacer mi casa”.

“Cuando pienso en volver a Argentina por melancolía, enseguida me viene a la cabeza la indignación, la falta de expectativa, la impunidad, la corrupción. Uno ve las noticias y todo es un espanto. Yo no voy a cambiar la Argentina, así que prefiero alejarme y cambiar mi realidad”, agregó el hermano de la diva de los teléfonos.

Con respecto a su decisión de instalarse en Uruguay, explicó: “Desde que tengo nueve años pasaba enero, febrero y marzo en Punta del Este, por lo cual estaba una cuarta parte del año en Uruguay. Tengo amigos y recuerdos. Yo siento que este mar es mucho más mío que Mar del Plata”.

Giménez también trazó un paralelismo entre la sociedad argentina y la uruguaya: “Hay un respeto diferente. A mí en Argentina la gente me trata muy bien, pero en Uruguay nadie se abalanza cuando uno está comiendo una hamburguesa. La gente respeta más. A Susana de forma educada le piden una foto, pero no existe el avasallamiento que hay en Buenos Aires. Y lo otro que me gusta es la tranquilidad. Cuando vengo en auto desde Argentina, de allá salgo a 170 y cuando llego acá voy a 60. Uno baja cinco cambios. Yo viví en México DF, Nueva York y San Pablo, pero me siento más identificado con Uruguay. Soy un hombre de naturaleza, campo, paz y acá soy lo más feliz del mundo. Uruguay me permite conectar con mis deseos más profundos”.

“Recién escuché al Papa diciendo que le entristecía que hubiera gente que se fuera de vacaciones. Hay una cosa muy loca de las religiones occidentales con el tema de la culpa y pagar por sus pecados. Yo no sé cuánto mejor le hubiera hecho al país si me quedaba encerrado en un departamento. Yo no soy René Favaloro y no sé cuidar enfermos”, fundamentó luego su decisión de no pasar la cuarentena en su país.

Sobre su cambio de perfil y sus fuertes cruces mediáticos de los últimos meses, Giménez afirmó: “Cambió el hecho de que no sabés si mañana vas a estar. Esa cosa de vivir más el presente me hizo libre en muchos aspectos. Si alguien me rompió las pelotas 25 años gratuitamente, ahora le respondo. No me importa si se llama Néstor, Cristina o Rial. ¿Por qué tengo que soportar que me prejuzguen y me critiquen sin conocerme? Yo siempre viví de lo mío sin joder a nadie”.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *