Parásitos, o el mejor cine en José Ignacio



Mirar el atardecer, el sol ocultándose en el mar, con sus rayos iluminando a lo lejos Punta del Este, y ahí mismo, en la playa, ver la pantalla inflable del Festival de Cine de José Ignacio, que desde hace una década viene a traer el mejor cine del mundo, gratis y al aire libre.

Eso es lo que sucedió el sábado a la nochecita en la Bajada de los Pescadores. El público, o los habitués del José Ignacio International Film Festival, ya saben cómo funciona todo por aquí. Los que no son invitados especiales, se traen su reposera, sillita o sillones inflables y se sientan, cómodamente, ante la pantalla. Antes de la proyección, hay una barra de tragos, bebidas y también comida, a precios más o menos accesibles para lo que es este balneario uruguayo.

Para esta décima edición, los responsables del JIIFF prepararon una programación cargada de películas premiadas internacionalmente, cinco de las seis, en el último Festival de Cannes.

Y la que abrió la muestra fue Parásitos, del surcoreano Bong Joon-ho,-que este domingo 5 muy probablemente se alce con el Globo de Oro a la mejor película en lengua extranjera, luego de que se exhibiera el primero de los seis cortometrajes en competencia.

Porque este año además de la competencia de largometrajes hay una de cortos. Y el ganador -todos fueron realizados por directores uruguayos- se irá en mayo al Festival de Cannes, a participar de las actividades del mismo.

Calu Rivero, una de las invitadas especiales a la inauguración de la décima edición del Festival.

El sábado se vio, entonces, Kini, de Hernán Olivera, sobre una madre mayor que reúne en su casa a sus cuatro hijos y les da la gran noticia: ganó la lotería. Y los 50 millones de pesos uruguayos los piensa donar. A partir de allí las disputas y rencores entre los hermanos, más que aflorar, estallan. Es un filme de humor negro, en el que las miserias llenan la pantalla.

En cuanto a Parásitos, que ganó la Palma de Oro en Cannes y en la Argentina se estrena el 30 de enero, la maestría con la que el director de Okja y The Host muestra los distintos mundos de dos familias, una pobre y otra rica, despertó risas y aplausos en la playa.

La trama se centra en los Kim y los Park. Los primeros -padre, madre, hijo e hija- irán acomodándose en la casa de los segundos -también padre, madre, hijo e hija- como chofer, ama de llaves, profesor de inglés y terapeuta de arte, valiéndose de ardides y jamás revelando que viven juntos en un semisótano.

Ya marcamos, cuando el filme tuvo su première mundial en mayo pasado y ganó la Palma de Oro en Cannes, la excelencia del mismo. El giro que tiene en cierto momento, cuando pasa del drama con toques de comedia a otro registro, las muy buenas interpretaciones, entre las que se destaca la de Song Kang-ho, fetiche del director, como el padre de la familia Kim…

Los espectadores llegan temprano, llevan sus asientos, ven el atardecer y luego la película, gratis.

Al terminar las proyecciones, el público pudo votar de 1 a 5 tanto al cortometraje como a Parásito. Restan ver cinco largos y cortos. Las próximas películas, en la Bajada de los Pescadores, son Jojo Rabbit, del neozelandés Taika Waititi, con Scarlett Johansson y Sam Rockwell, este domingo, y Retrato de una mujer en llamas, de la francesa Céline Sciamma, el lunes.

JOSE IGNACIO. Enviado especial

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *