One World: Together At Home, así fue el comienzo del megashow solidario de las grandes figuras de la música del mundo



La señal llegó tres munidos antes de las 15. Como si se tratara de esperar la salida a escena del artista favorito, la pantalla con el logo de Global Citizen hacía las veces de un telón que a la hora señalada dejó al descubierto un collage de imágenes del mundo aplaudiendo a los médicos que están cada día en el frente de batalla contra la pandemia del coronavirus.

Así fue el comienzo de la primera parte de One World: All Together At Home, el megaconcierto online organizado por Global Citizen y la Organización Mundial de la Salud, que convocó a figuras de la talla de Paul McCartney, Lady Gaga, Taylor Swift, The Rolling Stones y muchos otros, que irán pasando por las pantallas de los dispositivos a lo largo de nueve horas de este sábado 18 de abril.

Paisajes urbanos de California, Newcastle, Grecia, Turquía, Argentina, Bruselas, Francia, Barcelona, y una escena repetida; la gente agradeciendo al personal médico por su entrega, su compromiso y su dedicación en pos de detener el avance del virus.

Luego llegarían otras postales de los tiempos que corren, el aislamiento, abuelos conectando con sus nietos con un vidrio de por medio, felices cumpleaños cantados a 20 metros de los agasajados, aniversarios matrimoniales festejados a distancia… Y algunas más dramáticas aún, como las de quienes deben atravesar esta situación con el cielo como techo y la calle como hogar.

El One Direction Niall Horan fue uno de los primeros en dejar su mensaje en el histórico evento. (Captura)

Y en el medio, la música. La excusa para, a través de decenas de nombres de esos que ranchean alto en la consideración del público, convocar la atención de millones para contribuir a la causa, a través de una línea telefónica o de un click en la computadora. Primero fue Andrea Day, con Rise Up; luego Niall Horan, con Black & White; después fue el turno de Sofi Tukker, el de Hozier con Maria Harris y también el de Adam Lambert, con Mad World; y Rita Ora, con Lonely Together.

Cada uno desde su lugar; algunos con una producción un poco más sofisticada; otros en un plan más doméstico, apenas acompañados por una guitarra y ya. Y entre cada uno de ellos, el mensaje que apunta a seguir cuidándonos, a contribuir desde las empresas y los gobiernos al trabajo de los médicos, para médicos y asistentes, en la voz de la anfitriona, la presentadora y modelo británica Jameela Jamil.

Adam Lambert se presente en el “One world together” el festival solidario online para recaudar fondos para la lucha contra el coronavirus. / globalcitizen.org

Más instantáneas. Matrimonios celebrados desde lejos, bocas dibujadas en barbijos, brindis con copas llevadas a bordo de un drone, un hombre en una burbuja, apenas algunas de las fotos intercaladas con la histriónica clase del gimnasia de Jack Black, entre al capítulo árabe a cargo de Hussein Al Jasmi y la californiana Kesha.

Médicos, de diferentes orígenes. Médicos, en el ojo de la tormenta y como depositarios de una tarea titánica, en cada punto del mundo. Y un sólo objetivo. Un profesional sirio en loe Estados Unidos, una árabe en Francia; no hay fronteras. “Tenemos que estar unidos, la humanidad es nuestro lenguaje”, se escucha.

Lang Lang y Gina Alice Redlinger comparten una versión de “Four Hands” en el evento One World: Together At Home . / globalcitizen.org

En el mismo sentido se expresa entonces el nigeriano Tijjani Muhammad-Bande, presidente de la Asamblea de las Naciones Unidas, en su llamamiento a permanecer adentro, en casa. “Esto va a pasar”, dice. Y una orquesta planetaria, con Katia Labeque y Yo Yo-Ma le pone música al bloque que sigue. Antes también en la línea de la música llamada clásica, Lang Lang había compartido una breve y emotiva pieza con Gina Alice Redlinger.

Luis Fonsi se presenta en el “One world together” el festival solidario online para recaudar fondos para la lucha contra el coronavirus. / globalcitizen.org

Prólogo, todo, para la primera aparición latina de la grilla, con un Luis Fonsi acompañado por tres músicos, haciendo Yo no me doy por vencido. Acaso una síntesis de lo que cada médico de los agasajados siente en el minuto a minuto de su trabajo contra el tiempo, que cerró la primera de las nueve horas de música contra la pnademia.

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *