Normal People: Nick Drake, Elliott Smith y un soundtrack marcado por la angustia del desencuentro


En Normal People, la miniserie británica estrenada en julio de 2020 por la plataforma StarzPlay, sus protagonistas, Marianne Sheridan (Daisy Edgar-Jones) y Connell Waldron (Paul Mescal, nominado al Emmy por su interpretación) no eluden la naturaleza de su vínculo: uno que resiste los vaivenes y parece eterno, pero siempre en la medida en que se entreguen a los desencuentros.

La relación entre ambos -concebida por Sally Rooney en su exitosa novela homónima- surge primero de la inocencia de la vida adolescente y luego se traslada al mundo adulto, con otras reglas, nuevos miedos y traumas que alteran ese amor que empieza, termina, y vuelve a empezar.

Normal People – Trailer – Fuente: YouTube

El drama británico de 12 episodios, dirigidos por Lenny Abrahamson (realizador de la conmovedora Frank, y de la nominada al Oscar, La habitación) y Hettie Macdonald (directora de la adaptación televisiva de Howards End), se convirtió en un fenómeno, ya sea por sus (brillantemente filmadas) escenas de sexo -extensas, naturales, depuradas- como por esa cuota de fatalidad que parece signar un lazo que, eventualmente, demostrará estar más allá de la distancia y los impedimentos. Desde los encuentros clandestinos por temor al qué dirán, hasta los encuentros desgarradores por la amenaza latente del no poder, Normal People es el retrato de una relación donde no hay lugar para el egoísmo. En todo caso, es el sacrificio por el otro lo que predomina cuando todo alrededor se desmorona.

Paul Mescal en una escena de Normal People – Fuente: BBC

Las canciones que integran la banda sonora -que cuenta con composiciones instrumentales del irlandés Stephen Rennicks- reflejan esa melancolía que sobrevuela esta producción donde son los pequeños gestos (tan pequeños como esas ciudad del oeste de Irlanda llamada Sligo donde transcurre parte del relato) los que pasan al frente -junto con el silencio, lo no dicho-, los que le dan pelea a un romanticismo trillado, superficial y, en definitiva, extremadamente pueril.

Imogen Heap – Hide and Seek

La bellísima balada interpretada a capela por Imogen Heap -el primer single de su álbum, Speak for Yourself- ingresa a la serie en uno de sus momentos más trascendentes: el primer encuentro sexual de Marianne y Connell. El montaje es una muestra más de cómo Normal People pone el foco en la belleza de los cuerpos, en el sudor, en la incomodidad inicial, y en el conocimiento posterior de lo que el otro desea. Heap compuso un tema al que varias veces se rehusó a calificar (para ella, es más que una sola cosa, es una yuxtaposición de temáticas y sonidos), por considerarlo profundamente ambiguo. Si hay algo indiscutible, más allá de una letra que clama por la presencia de un otro, es que “Hide and Seek” pone a la voz de la intérprete en primer plano, totalmente desnuda, en sintonía con una secuencia memorable donde el despojarse de todo es la clave. Según Maggie Phillips, una de las supervisoras de la banda sonora, ni ella ni Abrahamson pudieron resistirse a la inclusión de este tema.

El soundtrack de Normal People pedía a gritos una canción de Elliott Smith y “Angeles”, de su disco Either/Or, que culmina con la optimista “Say Yes”, es la elección perfecta. Si bien ya la hemos escuchado en películas de Gus Van Sant como En busca del destino -film para el cual Smith compuso el tema nominado al Oscar, “Miss Misery”- y la más indie Paranoid Park -donde cobra un protagonismo mayor-, en la miniserie se incluye en el segundo episodio, sobre el final, cuando los sentimientos ya no pueden ocultarse. El folk es el género predominante de las elecciones musicales de Normal People, y “Angeles” tiene, como toda canción del músico de Nebraska, una tristeza subyacente que sale a la superficie a través de esa voz que a Elliott a veces se le quebraba, como si estuviera construyendo de ese modo una oda a la imperfección.

Una de las grandes influencias de Elliott Smith también se hace presente en Normal People, aunque eludiendo los (irresistibles) clichés. Sí, se elige al Nick Drake de Pink Moon, pero ni a la canción que le da título a su último álbum ni a la igual de popular (si es que podríamos calificarla como tal) “Free Ride”. En esa búsqueda constante por la depuración, por un soundtrack conceptual, en la serie suena el instrumental “Horn” y el lamento de esa guitarra del artista que se fue con tan solo 26 años es la compañía ideal para la tristeza que invade a esos jóvenes de sensibilidad extrema. Asimismo tampoco parece casual que Drake, quien batalló contra la depresión y escribió sobre ello en el disco (un ejemplo de esto es la extraordinaria “Place to Be”), se escuche en este drama donde uno de sus protagonistas padece la misma enfermedad, retratada sin golpes bajos ni salidas fáciles.

Los cantantes irlandeses abundan en el soundtrack de Normal People. En este caso, no deja de ser un placer la inclusión de Lisa Hannigan, quien pasó muchos años a la sombra de su expareja, Damien Rice, para luego empezar a construir un camino propio con su primer álbum, Sea Sew, editado en 2008, predecesor del aclamado Passenger, en el que encontramos joyitas como “Safe Travels (Don’t Die)” y “Little Bird”, su tema más autorreferencial. En Normal People, en cambio, se opta por la subvalorada “Undertow”, de su tercer disco, At Swim. Producida por Hannigan junto a Aaron Dessner de The National, la canción es otra declaración de amor donde el fluctuante clima irlandés parece meterse dentro de la melodía, dando como resultado una canción de aparente simpleza que, al llegar a su final, adquiere esa fuerza y sensualidad que Hannigan muchas veces esconde bajo el manto de la fragilidad.

Love Will Tear Us Apart – Nerina Pallot

La cantautora británica Nerina Pallot, quien creció idolatrando a Kate Bush, grabó un cover del clásico de Joy Division en 2007 como un lado B que fue incluido en un episodio bisagra de Normal People: cuando Marianne y Connell se reencuentran en Italia. El piano y la cadencia en la voz de Pallot nos remiten a la Fiona Apple de Tidal y el resultado es, nuevamente, un tema que gana por su simpleza, pero sin perder el descaro en la rendición de algunos pasajes de ese himno cuyo título va de la mano con el derrotero de una pareja que se disuelve en varias ocasiones no por falta de amor sino, precisamente, por la complejidad del mismo.

“Creo que nunca hice nada que haya conectado tanto con los demás”, le expresó Pallot a RTÉ Entertainment sobre el renacimiento que tuvo su cover luego de su inclusión en la serie. “Despertó a mis viejos fanáticos que quizá no venían escuchando lo que estuve haciendo este último tiempo (…) y como el libro me había enloquecido, cuando mi manager me dijo que querían usar la canción dije que sí inmediatamente, incluso sin saber cómo iba a ser la serie”, reveló. “‘Love Will Tear Us Apart’ es un tema que muchos amamos y con el que muchos tenemos una conexión visceral; en mi caso, siempre fue muy doloroso interpretarlo”, añadió la prolífica artista.

La canción de Selena Gomez de su disco homónomo editado en 2020 posiblemente sea la más disonante dentro del universo musical de la serie, pero su elección tampoco es caprichosa. “Rare”, uno de los aciertos de Gomez al incursionar en el electropop, suena cuando Marianne conoce a un fotógrafo con quien entabla una relación tóxica que marca el comienzo de un espiral autodestructivo. Por lo tanto, cuando Gomez habla con crudeza sobre las imperfecciones, su catarsis funciona como un espejo del momento más oscuro de la protagonista. Asimismo, las dos excepciones del adjetivo definen a Marianne, una persona extraordinaria, de esas que no abundan. Sin embargo, su baja autoestima le impide ver esas cualidades y se autoflagela como consecuencia de un pasado familiar traumático sobre el cual le cuesta verbalizar.

Strange Weather – David Byrne y Anna Calvi

Otra intérprete británica se une al microcosmos de Normal People en su penúltimo episodio y en este caso la simbiosis canción-secuencia alcanza la más perfecta armonía. “Strange Weather” es uno de los cinco covers que la artista Anna Calvi grabó en los estudios Abbey Road para su EP homónimo, y en dos de los singles trabajó con el gran David Byrne: en la canción de Keren Ann que da título a su EP, y en “I’m the Man That Will Find You” del referente del indie neozelandés, Connan Mockasin. Byrne define a Calvi como una cantante “épica” y por eso no tardó en aceptar la propuesta de grabar dos temas junto a ella. “Strange Weather” suena en una escena de liberación de Marianne quien, apuntalada por Connell, deja atrás sus demonios para empezar de cero, en un revelador viaje en auto.

El cielo azul del que habla la canción, ese despertar tan bien descrito por Keren Ann, con las voces de Calvi y Byrne y esos arreglos memorables, ponen a una hermosa composición en otro nivel, con una grandilocuencia que anticipa el clímax de la serie con una bienvenida intensidad.

Más información



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *