No pasarán: la premisa de ¡Alto! Frontera, la serie sobre el contrabando latinoamericano



Mientras el streaming ya no sabe cómo reinventarse ante tanta demanda en cuarentena, las señales de cable parecen tener siempre un as nuevo bajo la manga, para para refrescar la grilla con materiales estreno. Este domingo 27 de septiembre, a las 21, A&E presenta ¡Alto! Frontera, una nueva serie que nos introduce en los puntos fronterizos más calientes de América Latina.

Y la cámara apunta al desafío físico y emocional de quienes buscan traspasar los límites de la legalidad.

Narrada por el actor y conductor mexicano Julio Bracho, esta serie hace eje en las ingeniosas técnicas de contrabando y las dramáticas situaciones que se viven en 15 puntos limítrofes entre México, Brasil, Colombia, Chile, Bolivia y Perú.

“¡Alto! Frontera” tiene imágenes más dignas de noticiero que de serie.

La serie se centra en las peripecias de hombres y mujeres que trasportan sustancias o mercancías prohibidas, así como divisas sin declarar. Muchos de ellos, pequeños comerciantes que luchan por sobrevivir, mueven mercadería de un lugar a otro para venderla a mayor precio, y a poca distancia del pase fronterizo.

Los agentes especializados en anular esas maniobras, por cielo, tierra o mar, deben actuar con eficacia. Ése el juego de tensiones que propone la serie de cinco capítulos.

Aeropuerto Arturo Merino Benítez, frontera aérea internacional ubicada a 17 kilómetros de Santiago de Chile. Considerado puerta de entrada al continente. Alrededor de 27.000 personas lo cruzan diariamente. Aquí nos sitúa el primer envío.

“Detrás de cada restricción nace una nueva tentación”, nos dicen en off. Con una estética muy S.W.A.T., la cámara nos mete en una situaciones límites en aeropuertos. La voz insiste en que el de Santiago es uno de los más modernos que existen. Ahí, camuflado entre los miles de turistas, un portorriqueño empieza  a ser seguido y luego, interceptado con dos valijas negras y sospechosas.

La cámara le hace zoom a un sujeto de tamaño indisimulable. De lejos, un Homero Simpson de vacaciones. Vemos que tres agentes encuentran cuatro paquetes de una sustancia orgánica embalada prolijamente. El doble fondo da cuenta de unas plaquetas de droga de diseño. Mediante una prueba inmediata, las inspectoras se dan cuenta de qué es y en fracción de segundos dicen: “Éxtasis”.

A lo largo de sus cinco capítulos se ven los operativos para frenar el contrabando a través del agua, del cielo y de la tierra.

En el mismo capítulo se trasladan a la frontera entre Colombia y Ecuador para revisar el movimiento automotor de una ruta muy transitada. Allí vemos que los objetos comerciales sin declarar son directamente confiscados por la Policía.

En un auto particular, bastante destartalado, descubren un cargamento de frutas y verduras equivalente a todo un Mercado Central. La Policía secuestra kilos de algo que parece lechuga morada. La escena de las viejitas rogando por sus hortalizas termina siendo bastante conmovedora. ¿Qué será eso que llevan?

Uno de los episodios de “¡Alto! Frontera” hace foco en uno los límites fronterizos de México, uno de los más calientes de la serie.

Cada semana el reality buscará hacer eje en “las situaciones más peculiares de tráfico ilícito y contrabando”, dice la gacetilla. Esta serie mostrará de cerca a las personas que arriesgan todo al cruzar los puntos de control.

El siguiente episodio será alrededor de un grupo de 15 pasajeros que es interceptado en el aeropuerto internacional de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, con documentos falsificados que levantan sospechas de pertenecer a una red de inmigración ilegal a España.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1