No miren arriba, con Leonardo DiCaprio: sátira divertida y mordaz

Divertida de principio a fin, No miren arriba, con Leonardo DiCaprio, Jennifer Lawrence y Meryl Streep, se estrena este jueves en pocas salas -como hizo Netflix con El irlandés hace un par de años- y llega la plataforma de streaming el 24 de diciembre.

Lo que plantea esta comedia delirante, absurda pero siempre eficaz, es que el destino de la humanidad no tiene remedio si quienes pueden hacer algo por salvarla no trabajan por el bien común.

Porque ¿cómo entender que dos astrónomos serios, interpretados por DiCaprio y Lawrence, no son escuchados como debería ser por la mismísima presidenta de los Estados Unidos (Streep), ni por los conductores de un exitoso programa de TV (Cate Blanchett y Tyler Perry) cuando les dicen que un cometa va a estrellarse con la Tierra en seis meses, y ocasionará el fin del planeta?

Sacado. El  Dr. Randall Mindy, un Leo DiCaprio que no entiende cómo nadie le hace caso. Foto Netflix

Sacado. El Dr. Randall Mindy, un Leo DiCaprio que no entiende cómo nadie le hace caso. Foto Netflix

La primera, que tiene un look a lo Trump, y sonríe en autorretratos con Steven Seagal o Bill Clinton, está más preocupada por lo que puede suceder en las inminentes elecciones legislativas -parece que fue amante de alguien atrapado en un escándalo sexual-. Por eso los científicos deciden filtrar la noticia -el cuerpo celeste llegará en seis meses, y la cuenta regresiva sigue-. Los periodistas de la TV sólo quieren rating y mensajes ligeros.

Aguda sátira capitalista y política de Adam McKay, director de las candidatas al Oscar La gran apuesta y El vicepresidente, el realizador tiene un ojo puesto en la actualidad desde que abandonó sus comedias con Will Ferrell. El calentamiento global es lo que lo motivó a escribir esta película, que transformó en una comedia de catástrofe, en la que mientras el reloj y los días corren, los personajes de Leo y Jennifer no dejan de cambiar y enfrentar situaciones ridículas.

Eso que estás viendo. La astrónoma Dibiasky (Jennifer Lawrence) ante su descubrimiento. La comedia llega al streaming en Nochebuena. Foto Netflix

Eso que estás viendo. La astrónoma Dibiasky (Jennifer Lawrence) ante su descubrimiento. La comedia llega al streaming en Nochebuena. Foto Netflix

La respuesta final de la presidenta Orlean -demasiada casualidad que Streep tenga el mismo apellido que su personaje en El ladrón de orquídeas– será mandar, sí, como en Armageddon, a alguien que destroce la amenaza en pedazos. En vez de a Bruce Willis y otros, a Ron Perlman, interpretando un tipo “de otra época”, que es lo suficientemente políticamente anticorrecto -habla de indios, de gays y de niños de manera despectiva- como para no desequilibrar la comedia.

¿Dos para el Oscar? DiCaprio y Lawrence ya los ganaron... Foto Netflix

¿Dos para el Oscar? DiCaprio y Lawrence ya los ganaron… Foto Netflix

Sátira

Lo de sátira capitalista va de la mano de Peter Isherwell, el personaje de Mark Rylance (Puente de espías), un mix entre Steve Jobs y Elon Musk, un multimillonario que, lo más importante, fue el mayor donante en la campaña de la Presidenta.

El astrónomo y la Presidenta. DiCaprio junto a Meryl Streep, que interpreta a una Jefa de estado a lo Donald Trump. Foto Netflix

El astrónomo y la Presidenta. DiCaprio junto a Meryl Streep, que interpreta a una Jefa de estado a lo Donald Trump. Foto Netflix

Entre lo absurdo y lo real, la película desanda sus casi dos horas y media con un ritmo que nunca decae. Y habría que preguntarle a McKay si el monólogo de DiCaprio no lo hizo como homenaje a Peter Finch en Poder que mata.

La canción Just Look Up, cantada por Ariana Grande, que compuso el tema y tiene un papel estelar en el filme, puede ser otra de las sorpresas que la película tenga en la temporada de premios que se avecina. DiCaprio y Streep están espectaculares, cada uno en su senda, él jugando con la ambigüedad que le da la fama, ella construyendo a un ser poderoso lleno de pliegues.

Desopilante es el personaje que compone Ariana Grande, también intérprete de la canción proincipal del filme. Foto Netflix

Desopilante es el personaje que compone Ariana Grande, también intérprete de la canción proincipal del filme. Foto Netflix

Y Lawrence sabe cómo exprimir a la astrónoma que le puso su apellido al cometa y estallará, llegado el caso, para hacernos reír cuando, si lo pensáramos dos veces, deberíamos preocuparnos.

Ese es uno de los méritos de McKay desde la silla del director: balancear la comedia, con sus momentos más frenéticos, con la crítica mediática y hasta la automedicación.

No miren arriba es de esas películas en las que uno, cuando se sienta a verla, presiente que la va a pasar bien. Y pasa. Aunque se acabe -o no- el mundo.

“No miren arriba”

Muy buena

Comedia dramática. EE.UU., 2021. Título original: “Don’t Look Up”. 145’, SAM 13. De: Adam McKay. Con: Leonardo DiCaprio, Jennifer Lawrence, Meryl Streep, Jonah Hill, Cate Blanchett. Salas: Cinema Devoto y en el interior del país. Estrena en streaming por Netflix el 24 de diciembre.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *