Nicolas Cage será Drácula

Nicolas Cage va a interpretar a Drácula en Renfield, una película de monstruos que no se centra en el vampiro, sino en su famoso lacayo. Cage protagoniza junto a otro Nic, Nicholas Hoult, que interpreta al secuaz desquiciado conocido como Renfield.

Pero atención, parece que la próxima película transcurre en la actualidad. No está claro cuánto seguirá de fiel a la novela de terror de Bram Stoker Drácula, publicada en 1897. En el libro, R.M. Renfield era un preso en un manicomio. Se pensaba que sufría delirios que lo obligaban a comer criaturas vivas con la esperanza de obtener la inmortalidad, hasta que más tarde se reveló que estaba bajo la influencia del Conde Drácula.

Chris McKay, el cineasta detrás de La guerra del mañana, con Chris Pratt, está dirigiendo y produciendo Renfield a partir de un guion de Ryan Ridley (la serie Rick and Morty).

Nicolas Cage y su flamante esposa, la japonesa Riko Shibata, 31 años más joven. Foto Archivo Clarín

Nicolas Cage y su flamante esposa, la japonesa Riko Shibata, 31 años más joven. Foto Archivo Clarín

Se sabe que Cage es un actor de método, un tipo intenso, que comió carne roja para ganar peso y conectarse como carnívoro en el drama criminal de 2013 Joe, y hasta se quitó dos dientes sin anestesia para infligirse dolor físico antes de interpretar a un veterano de Vietnam en Birdy, de Alan Parker, en 1984. ¿Le tendrá asco al ajo?

Adiós a las superproducciones… hasta ahora

Luego de tener mucho éxito en la taquilla internacional, Cage pasó la última década alejado de las principales producciones de Hollywood, decidiendo realizar películas independientes. En una entrevista reciente con Variety, Cage dijo que prefería trabajar en escenarios de películas de bajo presupuesto porque los proyectos de estudio tradicionales venían con limitaciones comerciales no deseadas.

"Jiu Jitsu", una de las últimas películas en las que actuó Nicolas Cage. Foto Archivo Clarín

“Jiu Jitsu”, una de las últimas películas en las que actuó Nicolas Cage. Foto Archivo Clarín

“Cuando estaba haciendo películas de Jerry Bruckheimer seguidas, eso era solo un juego de alta presión. Hubo muchos momentos divertidos, pero al mismo tiempo, también hubo ‘Escribimos esta línea (de diálogo)’. Tiene que decirse de esta manera “, dijo Cage. “Te ponían una cámara, te fotografiaban y te ordenaban: ‘Ahora decí la línea de ruedas de entrenamiento para patines’. Yo decía: ‘Lo haré, pero también me gustaría intentarlo de esta manera…’ En las películas independientes, tenés más libertad para experimentar y ser fluido. Hay menos presión y más oxígeno en el set de rodaje”.

Más conocido por Adiós a Las Vegas -por la que ganó el Oscar al mejor actor protagónico-, La Roca y, para otras generaciones, por La leyenda del tesoro perdido, Cage está teniendo algunas de las mejores críticas de su carrera con Pig (2021), que sigue a un cazador de trufas cuyo amado animal es robado.

Por la película de Mike Figgis "Adiós a Las Vegas", Cage obtuvo el Oscar. Foto Archivo Clarín

Por la película de Mike Figgis “Adiós a Las Vegas”, Cage obtuvo el Oscar. Foto Archivo Clarín

Antes de profundizar en todo lo relacionado con Drácula, se verá a Cage en la comedia The Unbearable Weight of Massive Talent (algo así como El peso insoportable del talento masivo). En la película, Cage interpreta una versión ficticia de sí mismo como un actor con problemas de liquidez que también actúa como informante de la CIA en una operación de drogas.

Renfield es el nuevo intento de Universal de crear un universo cinematográfico en torno a personajes de la enorme bóveda de monstruos del estudio. Después de que el reinicio de Tom Cruise en 2017, La Momia, fracasara en los cines, el estudio cambió su estrategia de historias interconectadas y, en cambio, comenzó a enfocarse en producciones independientes.

Elisabeth Moss en "El hombre invisible", la última película de Unversal sobre los monstruos famosos. Foto Archivo Clarín
.

Elisabeth Moss en “El hombre invisible”, la última película de Unversal sobre los monstruos famosos. Foto Archivo Clarín
.

También ha mantenido bajos los presupuestos de producción, lo que facilita que las películas espeluznantes obtengan ganancias. Por ejemplo, la película más reciente del estudio con esos monstruosos, El hombre invisible, protagonizada por Elisabeth Moss, recaudó $ 143 millones en todo el mundo en 2020, antes de que comenzara la pandemia de Covid-19, mucho menos que La Momia, que recaudó en todo el planeta US$ 409 millones.

Sin embargo, El hombre invisible costó sólo US$ 7 millones, y La Momia costó casi US$ 200 millones. Distinto costo y distinto beneficio.

POS

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *