Netflix: Sospecha mortal es un thriller que cumple con creces con su mandato de entretener


Sospecha mortal (The Informer, Reino Unido-Estados Unidos/2019). Dirección: Andrea Di Stefano. Guion: Andrea Di Stefano, Matt Cook y Rowan Joffe, basado en la novela Three Seconds, de Anders Roslund y Borge Hellström. Fotografía: Daniel Katz. Edición: Job ter Burg. Música: Will Blair y Brooke Blair. Elenco: Joel Kinnaman, Rosamund Pike, Common, Ana de Armas, Clive Owen, Eugene Lipinski y Karma Meyer. Duración: 113 minutos. Disponible en: Netflix. Nuestra opinión: buena.

Con financiación mayoritariamente británica, una novela del dúo sueco Roslund & Hellström ambientada en Colombia como inspiración para el guion, un director italiano a cargo y un elenco tan diverso como el que integran Joel Kinnaman, Rosamund Pike, Common, Ana de Armas y Clive Owen, Sospecha mortal (curioso título con que se rebautizó al original The Informer) es un ejercicio de género que probablemente no genere demasiadas sorpresas ni entusiasmos desmedidos, pero que al mismo tiempo está concebido con una destreza tal que logra el objetivo de cautivar con sólidos recursos durante sus casi dos horas.

Del drama familiar al cine de gánsteres, del thriller al género carcelario, este segundo largometraje de Andrea Di Stefano (el mismo de Escobar: Paraíso perdido) tiene como protagonista excluyente a Pete Koslow (Joel Kinnaman), un hombre con una doble (o triple) existencia: es un hombre de familia (vive con su esposa interpretada por Ana de Armas y su pequeña hija), es un narcotraficante ligado a lo más violento de la mafia polaca y es un informante del FBI. Precisamente son las cambiantes decisiones de dos muy opuestos agentes del FBI (los aquí desaprovechados Clive Owen y Rosamund Pike) y la investigación tras un homicidio que emprende un detective de la policía de Nueva York (la acción de la novela original fue mudada a esa ciudad) a cargo de Common las que irán marcando el derrotero de Koslow dentro y fuera de prisión, entre algunas alianzas y múltiples traiciones cruzadas.

Es cierto que hay en la propuesta de Sospecha mortal algo del viejo cine clase B que busca entretener antes que conseguir el prestigio o regodearse en hallazgos visuales o narrativos, pero aun con sus limitaciones y la permanente sensación de depender demasiado de varias fórmulas de los diversos géneros que aborda, Di Stefano y equipo terminan cumpliendo con creces su mandato: a pocos días de su lanzamiento en Netflix la película se mantiene cómodamente entre los diez títulos más populares de la plataforma de streaming.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *